Si has nacido el 23 de octubre, eres un alma valiente, intensa, divertida. En el momento que la pasión se te mete en los poros no hay quien te detenga, lo que quieres es dejarte llevar y disfrutar el momento como si no hubiera un mañana. Sinceramente prefieres pedir perdón, que pedir permiso. Sin duda, tu personalidad es una mezcla entre lo frío y lo dulce, lo que se vuelve realmente una tentación para todos. Te esfuerzas por hacer lo que quieres y no quitas el dedo del renglón. Cuando se trata de concentrarte en tus objetivos, no desistes hasta saborear del éxito. Eres una persona muy misteriosa, vas por la vida poniendo una capa tras otra, realmente te has vuelto muy selectivo a la hora de abrir el corazón. 

Eres Escorpio, una parte de ti goza de lo prohibido, de lo que te hace temblar el corazón y sentir que la adrenalina te corta la respiración. Sin duda, te aburre la monotonía, cuando todo se vuelve tan predecible, lo único que quieres es salir corriendo. Es tu subconsciente el que se desespera y que necesita algo más, no toleras sentirte manipulado. Tu alma es libre, creativa, impulsiva, lo que quieres es que no se te vaya de las manos la oportunidad de sonreír. Es claro que tienes malas rachas, como todos, pero has aprendido que de nada sirve tirarte a llorar, al contrario, buscas una solución, pues sabes que no todas las tormentas llegan para arruinar tus días, hay unas que sólo te limpian. Puede que para algunos tu carácter sea demasiado brusco, pero la verdad es que no tienes tiempo de prestar atención en sensibilidades ajenas, no es que seas cruel, es que la vida te ha enseñado con golpes inesperados, que lo más importante es ponerte como prioridad, escuchar lo que realmente quieres y alejarte de personas que sólo te restan energía. No soportas a los que tienen la intención de cambiarte y sólo están esperando que cometas el más mínimo error para gritarlo. 

Los nacidos el 23 de octubre, son personas que tienen los pies bien puestos sobre la Tierra, no hay quien los haga agachar la mirada, gozan de ser líderes y no se cohíben cuando se trata de brillar. Hay quienes pueden llamarte egocéntrico, pero sólo tú sabes lo mucho que te ha costado llegar al lugar en dónde estás y ahora no piensas mirar hacia atrás, ni siquiera para tomar vuelo. Si quieres inspiración basta con indagar en la lista de tus sueños, en lo más profundo de tu corazón hay un montón de metas que quieres cumplir y el hecho que vayas a tu paso, no significa que no se harán realidad. Nunca subestimes a un Escorpio, porque prefiere quedarse callado, para no tener que lidiar con la envidia y la mala vibra del otro, pero por dentro está disfrutando de la victoria. Sin embargo, el hecho de que sean fuertes y carismáticos, no quiere decir que no tengan bondad para ayudar a los demás, les gusta dar la mano, pero no te confundas, no están para solucionarte la vida y mucho menos cargar con responsabilidades que no les corresponden. 

Sin duda, Escorpio no es perfecto, en su personalidad hay ciertos rasgos que pueden entrar en la categoría de lo negativo, sobre todo, cuando su lado exigente y posesivo toma el control. Digamos que tu terquedad no entiende de razones, te aferras y ya no hay nadie que pueda cambiar tu perspectiva. Recuerda que eres muy emocional y desconfiado, lo que te puede hacer sentir vulnerable y reaccionar desde tu lado agresivo. Sólo presta atención, porque hay gente que no se merece tu lado malo. 

Tu símbolo astrológico es el Escorpión, gracias a él tienes un espíritu temerario. Es tu parte persistente, la que es meticulosa, la que no se deja dominar por nadie y que investiga todo antes de dar un paso en falso. Tu elemento es el agua, ahí se esconden un montón de emociones descontroladas, las que te pueden hacer pasar de una sonrisa a la amargura. Pero también está tu lado regenerador, el que siempre está listo para algo más. Tu planeta regente es Plutón, es quien te invita a la transformación, a romper con tus miedos y a hacer algo totalmente diferente a lo que un día pensaste. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 8, 9, 12, 19 y 27. 

Si has nacido el 23 de octubre, cuando amas lo haces de una forma única, muy independiente, pero al mismo tiempo apasionada. Te gusta que te brinden atención, que realmente te hagan sentir amado y respetado. Hay quienes pueden describirte como una pareja dominante, porque desde el principio pones las cartas sobre la mesa y no dejas que te usen como saco de sus emociones frustradas. Si algo tienes claro es que no estás aquí para solucionar problemas de otros, si alguien no está abierto emocionalmente para tener algo sano, es mejor que siga su camino. No tienes prisa, prefieres esperar a alguien que no tengas que pedirle que te ame, alguien que le nazca y disfrute compartir su vida contigo. 

Eres como tu color de la suerte, el rojo, el que simboliza intensidad, sensualidad y un amor profundo por la vida. Tu energía se contagia, envuelve y de pronto lo único que el otro busca es tu confianza, porque cuando brindas amistad lo haces desde las entrañas. Tu lealtad no te permite soltar a la gente que amas y eso se valora mucho.