Si has nacido el 24 de noviembre, eres el tipo de persona que lleva la humildad en cada paso, sabes que el vivir es una competencia contigo mismo y que entre menos te enfoques en la vida del de al lado más feliz serás. Agradeces cada lección, cada persona que llega a tu puerta, incluso aquellos que te causaron lágrimas. No es que no te duela, es que has aprendido a enfrentar tu dolor, ya no piensas guardarte nada. Si tienes ganas de gritar, llorar, reír, bailar, lo haces. Al final, la única persona que tiene que estar orgullosa de ti es la que ves todos los días frente al espejo. No fue fácil entenderlo, pero ahora que lo tienes claro no piensas dar ni un sólo paso atrás. 

Eres Sagitario, no soportas lidiar con personas que van derrochando su mala vibra en cada paso. Tal parece que todo lo que haga el otro tiene un punto malo para ellos, es la gente que no es feliz y que le molesta que los otros trabajen para serlo. En ese tipo de situaciones no te callas, prefieres poner las cartas sobre la mesa desde el principio y decir que no te interesa ningún tipo de vínculo. La gente puede reprocharte todos los defectos del mundo, pero hipócrita no eres. A estas alturas de la vida lo que menos quieres es sentirte obligado a hacer algo. Si algo ya no te está llenando sabes que es momento de darle vuelta a la página, incluso en algunos casos hay que arrancarla.

No eres perfecto, ni pretendes serlo, pero al menos tu burbuja la quieres mantener intacta, lejos de personas tóxicas que no tienen la bondad de aplaudir los logros de otros. Tú eres quien transmite energía bonita, el que muchas veces se siente demasiado presionado y se aleja un tiempo para sanar. Sin embargo, siempre vuelves y con una sonrisa más bonita que la de antes. No tienes problema en decir que tu mundo se te viene encima algunas veces. Hay veces en las que has querido tirar la toalla y muy lejos, pero justo cuando estás en medio de esa decisión, te arrepientes, recuerdas todo lo que has vivido y lo mucho que has logrado. Eso basta para que retomes el vuelo. 

Si has nacido el 24 de noviembre, te importa mucho lo que la gente piense de ti, siempre y cuando, sean aquellos que consideras valiosos, tu círculo, el que no te suelta. Sabes que cometes errores y si alguna de tus acciones los lastimó eres capaz de pedir disculpas de la forma más honesta posible. Realmente tus amigos son parte de tu familia, no los vas a perder por tonterías. Puede que para algunos seas bastante complicado, porque no eres la clásica persona que acepta todo lo que le dicen, no quieres convertirte en una máquina más que sigue reglas. Lo tuyo es ser libre, hacer aquello que te mueve por dentro, que despierte tus pasiones, en donde puedas practicar tus pasatiempos y hacer lo que te llene de felicidad. Ya no estás para amargarte sólo porque las personas odian tu brillo. Esa es gente vacía, llena de miedos, a la que le asusta la manera en que tomas una decisión. 

Desde luego, tienes tu lado oscuro, hay momentos en los que tu franqueza y tu magnetismo, pueden ser la razón por la que alguien termine con el corazón roto. La mayoría de las veces no es tu intención lastimar a nadie, pero por andar en tu mundo no siempre te das cuenta de lo que está pasando. Eso puede hacerte ver como un ser desconsiderado, que sólo se preocupa por su bienestar. Además, tu optimismo puede romper la delgada línea entre minimizar lo que el otro siente y realmente motivar. El hecho de que tu capacidad de resiliencia sea mucho más alta, no significa que también la del resto de las personas. Hay que trabajar un poquito más en eso, para no lastimar a quien amas. 

Tu símbolo astrológico es el Arquero, es quien te da esa capacidad de lanzarte al ruedo, hace que tu lado entusiasta y ambicioso no se rinda por nada ni nadie. Tu elemento es el fuego, de ahí viene tu grandeza, la calidez que tienes con los demás y el don de empoderarte justo cuando te dicen que no lo vas a lograr. Tu planeta regente es Júpiter, es el que te invita a construir cada loca idea, porque despierta tu lado curioso, el que basta que se plantee algo para que lo cumpla. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 8, 9, 10, 19 y 27. 

Si has nacido el 24 de noviembre, eres el tipo de pareja que pone por delante el encanto, te gusta agregarle un toque de adrenalina a todo. No eres un amor asfixiante, al contrario, te entregas desde la libertad. Te asusta cuando alguien intenta dominarte, necesitas sentir que respiras, que la persona que te acompaña realmente te quiere de verdad y que quiere verte realizado en todos los sentidos. Lo mismo das a cambio, cuando amas no buscas una atadura, quieres que vuelvan a tus brazos por gusto. Pese a que pueden decir que eres un signo que no se lleva con el compromiso, cuando te enamoras no tienes ojos para nadie más. Eres tú y esa persona intentando que sus mundos se encuentren de la forma más bonita. 

Eres como tu color de la suerte, el púrpura, el que tiene ganas de encontrar un equilibrio en lo mental, emocional y físico. El de las personalidades que no buscan la perfección, sólo quieren cumplir con el propósito de su corazón. El color de los que pueden volver a ser niños en un abrir y cerrar de ojos.