Si has nacido el 24 de noviembre consideras que en la vida hay que ser muy agradecida/o con todo lo bueno que pasa y, tienes una necesidad fuerte de que al menos, cuando haces algo bueno por los demás, te den las gracias. Si Sagi, no soportas a la gente prepotente y que piensa que todo le llega como caído del cielo. Puedes tener algunos problemas con determinadas personas porque además, tú no te callas y cuando algo es injusto, saltas. Y te llevas por delante a quien sea.

Si has nacido el 24 de noviembre estás lleno de energía. Te gusta pasar tu tiempo a solas de vez en cuando pero a tus amistades las necesitas como el aire que respiras. Puedes ser el mejor de los amigos pero no tendrás problema en ser un enemigo temible. Lo importante es que, es la imagen que los demás pueden tener de ti. Es decir, tu sueltas la bomba, pones a parir a quien sea, le llamas de todo por algún comportamiento que ha tenido que te ha parecido horrible… Pero después de soltar, ya está. Ce fini. Vamos, que esa noche dormirás como un bebé. A no ser que el problema sea de grandes dimensiones, claro.

Tu naturaleza un tanto complicada y polémica puede arrastrarte a tener algunos problemas. Al final, aprenderás que las verdades muchas veces duelen más que cualquier mentira… Y las tuyas a veces, están vacías de tacto, aunque ojo, siguen siendo verdades.

Al ser un signo de fuego, tienes mucha pasión a la hora de defender tus argumentos. Te gusta discutir, pero no por pelear sino por debatir. Algunos te ven como alguien demasiado guerrero a veces. Tú, sin embargo, lo ves como una especie de estimulación mental.

Es muy probable que cuando eras pequeño te sintieras un poco extraño, algo diferente de los demás. Tienes un desarrollo precoz en la mayoría de tus habilidades y seguramente maduraste antes que el resto. Aunque hayas necesitado “encajar” en algún momento de tu vida, a medida que has crecido te has dado cuenta de que en la diferencia está tu verdadera esencia. Puede que te haya costado entenderlo en algún momento pero al final, sabrás sacarle el máximo partido.

En el amor, eres divertido y muy intuitivo, como en casi todo. Y también positivo. Pero eso sí, que nadie se crea que cambiarás ni tu forma de ser ni de pensar por estar junto a alguien. Para ti el amor es un complemento de toda tu vida. Si hay que mejorar se mejora, pero que no te obliguen y mucho menos que traten de frenarte o de cortar tus alas porque todo puede terminar mal. Eres libre…