Si has nacido el 24 de Octubre eres una persona muy detallista y además, tienes una especie de sexto sentido ante la aparición de las situaciones más dramáticas. Vamos, que antes de que pasen ya está tú prediciendo que van a ocurrir. A pesar de ser Escorpio, no eres una persona extremadamente fría. De hecho, tiendes a darte a los demás con facilidad. Siempre poniendo tus barreras sí, pero cuando alguien te da buena vibra, no dudas en devolverle lo mismo.

Te gusta hablar de lo que descubres, llevar a alguien especial a ese restaurante que te trae tan buenos recuerdos, enseñar sitios escondidos de tu ciudad o de tu pueblo… Incluso hablar de ti y de tu vida. En definitiva, eres una persona que disfruta compartiendo. Y además, lo haces siempre con un brillo en los ojos llenos de emoción.

Tienes muchísima influencia en la gente que te rodea. Pero no lo haces adrede, no lo haces con un fin. Eres muy natural y probablemente eso sea lo que enganche de ti. Está claro que al final, produces el efecto que deseabas, pero no estaba programado.

Si has nacido el 24 de Octubre tienes bastante seguridad en ti misma/o y la verdad es que por mucho que la gente quiera criticarte, te enfundas en un traje que en el fondo hace que todo te resbale y listo. TODO TE RESBALA.

Si quieres llamar la atención de alguien lo harás casi sin esforzarte. Una mirada, una palabra o un gesto que venga de ti serán suficientes como para atraer la atención de los demás. Sabes expresarte a través del silencio y la verdad es que lo sabes hacer bastante bien. Cualquiera que te conozca sabe lo que estás pensando, lo que estás haciendo, lo que quieres…

En lo profesional, eres una persona muy trabajadora. De hecho, no necesitas que nadie te halague o te diga lo bien que haces tu trabajo. Te gusta que tu trabajo lo haga por sí mismo. Y por eso eres tan perfeccionista aquí.

Aunque muchas veces escapes de los dramas, los dramas y tu vida parecen estar bastante unidos en ocasiones. A menudo no entiendes ni siquiera el por qué, no sabes bien qué es lo que haces para atraerlo… Pero lo atraes.

No te gusta hablar de más, ni tampoco dártelas de listo cuando no tienes ni idea de lo que estás hablando. Vamos, que no eres un bocazas. Además, detectas a distancia cuando alguien está tratando de ser pretencioso o de soltar información falsa.

Si te enamoras, todo puede pasar a un segundo plano. TODO. A pesar de tu obsesión por hacer las cosas perfectas y a tu manera, eres capaz de dejar de lado parte de tu esencia para vivir un amor libre, sin ninguna restricción… A veces, puedes sentir que lo has perdido todo por haberlo dejado todo. Por eso, es bueno que recuerdes (todo el tiempo) que eres Escorpio y que siempre, siempre, renacerás de las cenizas como el Ave Fénix. Si despiertas ira y celos en tu entorno, ya sabes por qué es.

2020-10-25T23:27:39+02:00