Si has nacido el 25 de noviembre, sabes muy bien que esta es tu vida y que vas a hacer lo que te gusta a menudo. Ya en el pasado te has puesto un millón de trabas por miedos, por intentar cumplir las expectativas de gente que ni siquiera conoce lo que hay en tu corazón. Tu historia está llena de altas y bajas, no estás buscando que sea perfecta, pero ya aprendiste que el dolor no es suficiente para dejarte caer, tienes mucho para dar, para amar, para demostrarle tu esencia al mundo entero aunque muchos no lo aprueben. Ese eres tú, el que aguanta, el que no baja la mirada fácilmente y deja que la vida lo sorprenda de la mejor forma. 

Eres Sagitario, te gusta que te respeten, que escuchen lo que tienes que decir y que no minimicen tus emociones. Te cansaste de ser el que siempre ruega, el que tiene que pedir un espacio en la agenda del otro para sentirse valorado. Eres mucho más que eso, no vas a permitir que te rompan de esa forma, ahora sabes que una de las cosas más bonitas que puedes hacer por ti es ponerle límites a aquellos que se sienten con el derecho de decirte lo que tienes qué hacer y lo que no.

Tu personalidad es temeraria, puedes parecer el ser más dulce y alegre del mundo, pero cuando alguien te saca de tus casillas es mejor que se aleje porque difícilmente te vas a tocar el corazón. Detestas cuando se meten con la gente que amas, eres de los que saca las garras si es necesario. Ni siquiera necesitas usar la fuerza física para poner a alguien en su lugar. Es tu humor irónico, sarcástico y directo, el que puede ir a la yugular sin tantita piedad. La verdad es que tu objetivo no es ser cruel con nadie, al contrario, tratas de llevar la fiesta en paz, pero como dicen por ahí, si te buscan te van a encontrar. 

Si has nacido el 25 de noviembre, eres quien busca evolucionar todo el tiempo. Para ti cada experiencia es una nueva oportunidad, incluso cuando los días pintan más grises que nunca, hay una parte en tu interior llena de luz que no está dispuesta a rendirse sin importar lo que te diga el resto. Digamos que tienes un lado orgulloso que cuando se activa es capaz de derribar a cualquier energía negativa en su camino. Con el paso de los daños y los años, has entendido que no siempre se trata de tiempo, hay momentos que te marcan para toda la vida, que te recuerdan que lo único que te queda es respirar profundo y seguir adelante, porque si te tiras a perder no encontrarás alivio en tu interior. Amas tu espiritualidad, la forma en que se te resbala todo lo malo, lo mucho que te esfuerzas en mejorar, incluso cuando te sientes de lo peor. Eres de los signos que valoran la amistad y el amor de una manera muy profunda, te gusta estar ahí cuando más te necesitan. 

Desde luego, no podemos decir que eres un ser perfecto, tienes ciertos rasgos que intensifican tu lado sombrío, en especial cuando ignoras lo que te dicen tus emociones. Digamos que hay veces en las que sólo te enfocas en lo que diga la realidad y ya, no entiendes de razones y te niegas a dar segundas oportunidades, sin escuchar cualquier posible argumento. Te desespera lidiar con gente que no conoce el término de lealtad y ahí es cuando tus prejuicios aparecen, cuando puedes criticar y sacar conclusiones sin conocer un poco de lo que en realidad está pasando. Recuerda que no debes juzgar el libro por su portada, no tienes ni idea de la sorpresa que te puedes llevar al empezar a hojear sus páginas. 

Tu símbolo astrológico es el Arquero, es quien te brinda esa actitud valiente, la que se atreve a todo y tiene expectativas hasta el cielo. Tu elemento es el fuego, de ahí viene tu fuerza, encanto y magnetismo. Tu planeta regente es Júpiter, es quien te abre el panorama, te llena de pensamientos únicos, de ganas de ser abundante y diferente. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 1, 3, 14, 17 y 22.  

Si has nacido el 25 de noviembre, cuando se trata de amar eres el primero en poner la sensibilidad y el romanticismo sobre la mesa. La verdad es que te gusta romper con toda esa idea de los detalles clásicos, siempre buscas algo más, una manera única de hacer sentir especial a tu pareja. Vaya que tienes una memoria increíble y te gusta sorprenderla con lo que más le gusta, lo que realmente le sacude el alma. Eres quien abre su corazón desde lo más profundo, incluso después de haber vivido varias experiencias desastrosas en esto del amor. Amas las relaciones que rompan con lo convencional, las que no son dependientes, las que se apoyan y se inspiran a ser mejores. 

Eres como tu color de la suerte, el púrpura, el de las almas ardientes, las que no se callan, las que quieren que sus pasos se escuchen firmes. El de las que buscan conocimiento, nuevos lugares, nuevos amores. El de las almas que siempre quieren más, las que se quedan en donde sienten que se enciende su chispa.