Si has nacido el 25 de octubre, eres quien aprendió que hay que perder el miedo a equivocarse, es la única forma en la que puedes descubrir tu lado creativo. A ti te envuelven las ideas, te gusta la diversidad y todo aquello que rompa con lo convencional. Hay una parte de ti que lucha por alcanzar la plenitud, no estás para conformarte y si tienes que aferrarte a tu imaginación para lograrlo, lo haces. Quizás, para algunos seas demasiado despreocupado y te dejas llevar sin importar la opinión de los demás, pero es la única manera en la que puedes ponerte como prioridad. 

Eres Escorpio, tu visión no tiene fin. Te gusta trabajar duro por lo que quieres y has entendido que hay momentos en los que tienes que dejar ir, por más que sientas algo bonito por esa persona, porque no todos están preparados para una relación recíproca. Buscas vínculos que te fortalezcan, a los que les importe cómo te sientes y no minimicen tus emociones. Eres una persona muy independiente, para que pidas ayuda necesitas realmente estar al borde de todo. Es por ello que las personas asumen que siempre tienes todo bajo control, digamos que tus capas son muy duras, para que alguien toque lo más profundo de tu corazón, se requiere tiempo y paciencia. Estás cansado de los que llegan a tus días sólo por conveniencia, ya no piensas seguir asumiendo responsabilidades que no te corresponden. Poner límites es sano y si alguien no está de acuerdo con ellos, es porque intentan aprovecharse de tu bondad. Si hay un signo que sabe estar en las buenas y en las malas, ese eres tú. 

Los nacidos el 25 de octubre, son los que inspiran confianza, su lado temerario se vuelve el ejemplo para muchos, pero no lo hacen para competir con el otro, realmente quieren mejorar su versión en todos los sentidos. Tienen un lado muy familiar, son leales a sus raíces, pero eso no quiere decir que van a tolerar comentarios tóxicos sólo por tener un lazo de sangre, también en esos casos marcan los límites. La realidad es que eres más sensible de lo que aparentas, pero la gente cree que es la crueldad la que te gobierna. Tienes un lado muy dulce, empático y solidario, pero son pocos los que lo llegan a disfrutar. Digamos que cuando se trata de elegir a alguien para entrar a tu corazón, eres realmente exigente, no te conformas con amores a medias, ni amistades convenencieras. Entre tanto, tienes un lado bastante controlador, ahí sí tienes que bajarle dos rayitas, pues hay veces en las que te estresas por cosas que no están en tus manos. Recuerda que la vida que tienes que arreglar es la tuya, a los demás sólo los puedes ayudar. 

Definitivamente, no eres perfecto, hay ciertos rasgos en tu personalidad que se consideran bastante negativos, en especial cuando tu lado bondadoso y paciente queda en el olvido. Hablo de los momentos en los que tu parte resentida, destructiva y emocional, se apoderan de tu yo. Ahí, te vuelves testarudo, quieres imponer y si las cosas no salen como tú quieres, te frustras hasta convertirte en un temible volcán en erupción. 

Tu símbolo astrológico es el escorpión, es quien te llena de curiosidad cada paso, quién te ayuda a pensar de una forma meticulosa, antes de atacar. Es tu parte temeraria, pero también inteligente, así que nadie te debería subestimar. Tu elemento es el agua, ahí habitan tus emociones, que lo mismo son calmadas que arrasadoras. Es tu lado nutritivo, el que siempre está dispuesto a la transformación y el crecimiento. Tu planeta regente es Plutón, es quien representa tu lado dinámico, extremista y el que tiene el coraje de hacer todo lo que te propongas. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 3, 7, 14, 19 y 25.

Si has nacido el 25 de octubre, cuando amas lo haces desde la pasión. Te gusta ser dominante porque tienes el valor de poner las cartas sobre la mesa, no te andas con juegos y no piensas darle la oportunidad de lastimarte, a alguien que sólo quiere estar de paso en tu vida. Te gusta que tu pareja se sienta segura a tu lado, no juzgas, apoyas y eso se vuelve un alivio cuando las cosas van mal. Es claro que no le temes al compromiso, cuando la otra persona te llena en todos los sentidos, estás más que listo para dar el siguiente paso. Pero no tienes tiempo de sanar a personas que no han querido madurar a nivel emocional. En el momento que ves las banderas rojas te marchas, aunque eso signifique enfrentar un duelo. Prefieres marcharte a tiempo, antes de que termines hecho pedazos. Buscas un amor fiel, entregado y con ganas de volar, alguien que no abandone sus sueños por nadie y que aplauda los tuyos. 

Eres como tu color de la suerte, el rojo, pero intenso, el que nos recuerda lo profundo que puede llegar a ser un corazón. El color del misterio, de la energía pura, de los que no le temen a lo nuevo y de los que abrazan el reconocimiento. El de los líderes que tienen humildad en alma. Ese eres tú.