Si has nacido el 26 de enero eres una persona bastante audaz e inteligente pero de alguna manera también tienes un punto de agresividad que te hace explotar muy de vez en cuando y tener un pronto importante. 

Es fácil que logres tus objetivos. Tienes determinación y confianza en ti mismo y la verdad es que es la que al final, te lleva a conseguir todas tus metas. Es raro que dejes que alguien se interponga en tu camino cuando deseas conseguir algo. No actúas a ciegas aunque seas impulsivo y planificarás de algún modo cada paso que des. Tienes que tener muy claro lo que vas a hacer para que sea perfecto. 

Físicamente, eres una persona que denota cierta calidez y mucha amabilidad. Eres correcto y habitualmente la primera impresión que tienen de ti es la de alguien con muy buen fondo. A veces, tiendes a lastimar a los demás mentalmente sin darte cuenta por tu forma de actuar de forma libre y no se sentirán seguros a tu lado. Pueden tener miedo a que cambies de opinión, a que hagas otra cosas muy distinta a la que dijiste que harías.

Algo que te pasa a menudo es que te sientes atraído por las situaciones explosivas, cuando hay movida, ahí estás tú y a veces, sin querer o queriendo te metes en ellas y te ves bastante involucrado aunque no quieras. 

Tendrás que prestarle cierta atención a tu desarrollo personal para que no te estanques. A veces, puedes tener cierta tendencia al conformismo cuando has conseguido lo que crees que querías. Quizás es importante que aprendas a escuchar un poco a tu cuerpo para desarrollar otra serie de motivaciones más profundas que están ahí pero que nunca has sido capaz de sacar. 

Si has nacido el 26 de enero puedes llegar a ser una gran inspiración para tus amigos, para tu familia, para tus hijos si es que los tienes… Pero es cierto que aunque te gusta divertirte con la gente y participar en sus vidas, tiendes a ser un poco autoritario. En realidad, una vida estable con una persona que te quiera y te de cariño puede calmar tus energías bastante y llevarlas a encontrar cierta paz. 

Tendrás que aprender a relajarte un poco en la vida y a sentirte bien haciéndolo. Reconocer que tienes debilidades y que eres vulnerable también lo aliviarán todo. No te gusta demasiado pedir ayuda a los demás y crees que puedes siempre con todo, algo que está muy bien si realmente fuera verdad, pero nadie en esta vida puede con todo. 

Y recuerda que todo pasa por algo, hay errores que tendrás que perdonarte para poder caminar hacia delante. Y entender que no siempre se puede volver atrás para solucionarlos. Ojalá, pero es imposible. A menudo, la lección que te da esto es la oportunidad que tienes para no repetirlo más. No para arreglar lo que ya sucedió. 

En el amor, eres pasional, si te gusta alguien, utilizas todas tus armas para conseguirlo/a como sea. A veces incluso por capricho o por antojo de tenerlo. Después puedes enamorarte perdidamente. Puedes ser muy generoso en tus relaciones y te encantan los proyectos en común con tu pareja. 

Si has nacido el 26 de enero puedes llegar a dar muchísimo en todo, aunque siempre lo harás a tu ritmo.