Si has nacido el 26 de febrero, eres un seductor nato. Eres una persona súper inteligente y con unas dotes de comunicación que te hacen súper atractivo a los ojos de los demás. Eres capaz de conocer el lado sensible de los demás e ir directo al grano para que la gente se fije en ti. Tienes una gran capacidad para estimular y divertir a la gente, tanto a nivel emocional como también a nivel intelectual. Tu sentido del humor puede llegar a ser muy irónico y eso llama mucho la atención a la gente.

La verdad es que aunque te guste estar rodeado de tu gente, la soledad te da muchísima paz. Tiene un efecto calmante y especial en ti. Muchas veces incluso cancelas planes tan solo para estar contigo mismo. Normalmente llevas un ritmo de vida tan acelerado que te cuesta mucho encontrar tiempo para ti, pero cuando por fin lo tienes, lo disfrutas al 100%. En realidad eres una persona que prefiere ir a su bola, incluso en tu vida laboral. No te importa que te manden, pero prefieres hacer las cosas sin que nadie te diga lo que tienes que hacer. (En confianza, eres de los que te gusta más mandar y lo sabes)

Tu poder empático es increíblemente fuerte. Puedes llegar a conectar muy fuertemente incluso con persona que no conoces y que nunca has conocido. Eres de esas personas que tiene un poder psíquico increíble para conectar con los demás. Te encanta compartir tus sentimientos positivos con todo el mundo y que la gente sienta lo que estás sintiendo. La verdad es que desearías que la gente tuviera ese poder que tú tienes, que fueran capaces de entender los sentimientos de los demás sin tener que dar explicaciones. No te gusta nada tener que estar asegurándote de que la otra persona entiende por lo que estás pasando.

En el amor puedes llegar a ser una persona súper cariñosa con tu pareja, pero es cierto que eso lo dejas para la intimidad. Mira que los Piscis se suelen caracterizar por ser muy empalagosos, pero tú lo eres simplemente en privado o cuando la ocasión lo merece. No te gusta dar cariño por dar, te gusta darlo cuando haya un motivo para ello. Te gusta las personas que están en tu mismo nivel intelectual, ni más ni menos. Personas con las que puedas compartir tus experiencias, tus conocimientos, tus dudas, etc…