Brillas con luz propia Leo y, aunque puedas parecer inicialmente un tanto serio, en cuanto conectas con alguien o en cuanto te reúnes con tus amigos eres la alegría de la huerta. Tienes una actitud que contagia a cualquiera donde quiera que vayas y por eso es por lo que tu gente te requiere tanto. A veces esto te agobia un poco, pero es que de alguna manera has venido a este mundo con la misión de ayudar a los demás. Con el paso de los años te darás cuenta también que, aunque tengas este don, debes dosificar tu energía para no quedarte exhausto y sobre todo para no descuidarte a ti…

Eres un trabajador incansable, te implicas muchísimo en tu profesión, así la empresa no sea tuya darás todo de ti para lograr los mejores resultados. Te pasa un poco como lo comentado anteriormente, das lo mejor de ti y te das cuenta de que mucha gente se aprovecha de esto. A veces necesitas retirarte de todo y de todos para descansar tu mente y encontrar esa paz que por lo general trasmites.

En cuanto a la parte emocional a pesar de tu fortaleza eres muy sensible y, aunque esto no es para nada malo en ocasiones puede pasarte factura. La forma en que expresas tus emociones varía según tu nivel de estrés, si estás muy cansado o cansada puede que te de la llorera o que te desahogues de mala manera con alguien muy cercano a ti. Quien te conoce y te quiere de verdad no te lo tiene en cuenta, es más, le puede hacer hasta gracia, pero si te pilla alguien que no sabe bien cómo eres en uno de esos momentazos seguramente le impongas con tu actitud.

Tienes un carácter aparentemente muy fuerte, pero en realidad son los impulsos por los que a veces te dejas llevar los que hacen que esta sea tu imagen. La verdad es que nada más lejos de la realidad, eres noble, generoso y muy empático. En el amor esto también se nota, nunca serás una persona sumisa, pero darás todo lo que tienes y más a la persona a la cual amas. Dicen que este sentimiento mueve montañas y en tu caso se cumple la norma.

No eres para nada posesivo, sin embargo, en ocasiones te vuelves un poco exigente y controlador o controladora. No lo haces a mal, te pasa con todo lo que te importa, quieres que las cosas marchen bien, pero no siempre consigues los resultados deseados. Lo malo es que te frustras hasta que tomas consciencia de esto y te relajas. Aun con tus defectos eres una bellísima persona que deja huella por donde quiera que pisa…

2020-07-21T07:42:25+02:00