Si has nacido el 26 junio, sabes que no se brilla apagando a los demás y estás orgulloso de tu historia, porque sabes que puede ser la inspiración para otros. Eres quien tiene alma joven, quien sabe que la edad es mucho más que un número y vivir el momento con un toque de adrenalina nunca está de más. Eres como la Luna, tienes un lado tierno, intenso, pero también rencoroso. El tipo de persona que trata según lo traten, sabes que no estás aquí para cumplir con las expectativas de nadie, te enfocas en lo que tú quieres.

Eres Cáncer, derrochas amabilidad en tus consejos, en tus abrazos, en la manera en que miras profundamente, como si estuvieras dispuesto a descubrir lo que hay en el fondo de cada alma que te encuentras. Puede que tu parte irritable te meta en problemas, porque pocos pueden lidiar con tanta honestidad, no eres alguien que disimule, simplemente dices las cosas como son y cuando no estás de humor, es mejor que respiren profundo porque no piensas callarte.

Eres ejemplo de fascinación, el tipo de persona que te atrapa con su forma de ver la vida y lo bonito que adornas con tus pensamientos. Eres un ser imaginativo, cariñoso y empático. No estás dispuesto a soltar a una persona que te necesita, una vez que prometes lealtad la cumples.

Los nacidos el 26 de junio, son personas que confirman su tenacidad en cada paso, las que siempre ponen por delante a la familia, les gusta siempre volver a sus raíces, sentirse en casa es la manera en que toman energía para seguir avanzando. Son protectores, resilientes y enfocados, cuando se plantean metas las cumplen, aunque en el camino las lágrimas se hagan presentes.

Tienen calidez en su forma de hablar, la manera en que conectan es por medio de la compasión, es muy posible que muchas veces hayas intentado verle el lado bueno a alguien que no valía la pena, porque te cuesta aceptar que hay personas crueles dispuestas a derrochar maldad como si no hubiera un mañana. A veces, te es difícil soltar personas que sólo llegan a tu vida a llenarte de sombra.

Pese a que eres un ser resistente y lleno de energía, tienes un lado oscuro que muchas veces puede ser la peor de las debilidades. Y es que hay momentos en los que pierdes el control y tu lado fascinante queda de lado, sobre todo, cuando tu mal carácter se hace presente. Eres realmente cambiante y eso puede desequilibrar a quien te rodea, porque lo mismo te levantas con la mejor de las actitudes, con el positivismo guiando tu día y repentinamente te empiezas a sentir sin ganas de nada. Tus emociones pueden ser tranquilas, pero también puedes estallar de ira, ahí es cuando es mejor que te den tu espacio porque si te empiezan a presionar puedes tener una actitud muy grosera.

Tu símbolo astrológico es el Cangrejo, es quien simboliza la capacidad que tiene cada persona para detectar las malas energías. Es tu lado materno, la razón por la que terminas exponiendo tu lado generoso y sensible en todo lo que haces. Aunque el Cangrejo también tiene un lado intenso, no se deja dominar por cualquiera. Tu elemento es el agua, es quien simboliza poder, crecimiento y nutrición. El sube y baja de emociones que te mantiene con la adrenalina necesaria para seguir adelante. Tu planeta regente es la Luna, quien se encarga de modular todo lo que sientes, altera tu estabilidad mental, física y emocional. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son 6, 8, 12, 16 y 25.

Si has nacido el 26 de junio, eres el tipo de pareja que al principio se siente tímido en cuanto al amor, pero una vez que descubres que la otra persona tiene buenas intenciones te dejas llevar de una forma increíble. Te gusta ponerle un toque romántico a todo, no importa que te digan que parece que vives en un mundo de hadas, no es que ignores la realidad, es sólo que cuando te enamoras lo haces de una forma muy profunda. Te gusta conectar con pensamientos, sueños, miedos, justo a esos lugares en donde nadie más se atreve a entrar, un vínculo entre alma y alma.

Eres como tu color de la suerte, el plateado, la variación entre blanco y negro, lo mismo que sucede con tu parte sensible. Eres independiente, seguro, inteligente, sabes cómo actuar ante la adversidad y no permites que los comentarios negativos sean los que decidan tu futuro. Eres muy valiente, aún con el corazón hecho pedazos.