Si has nacido el 27 de agosto, eres de los que pide la vida sin dramas por favor. Te gusta ver las cosas desde una perspectiva inteligente y si alguien no puede lidiar con eso es mejor que siga su camino. La verdad es que te desespera la gente conformista, aquella que solo llega a ti para aprovecharse de tu luz y desgastarte de una forma cínica. Cuando sientes algo así simplemente levantas una barrera porque no piensas asumir responsabilidades que no te corresponden. Ya bastante complicado es todo como para que todavía tengas que cumplir con expectativas ajenas. Eres un ser sensible, pero son pocos los que llegan a conocer esa parte tan frágil de ti.

Eres Virgo, de ahí viene tu aparente cara fría, porque eres muy directo a la hora de decir lo que sientes. Prefieres mil veces quedarte sin un solo amigo, que tener que convivir con personas que se la viven fingiendo algo que no son. Puedes llorar como un niño en los brazos adecuados, pero también puedes mostrar firmeza cuando es necesario. Ahí es cuando dicen que no tienes sentimientos, porque nadie sabe lo que te cuesta tomar cada decisión, luchas con tus propios pensamientos y muchas veces es sinónimo de lágrimas, pero no lo dices, porque lo que más odias es causar lástima, no quieres que el otro te vea como alguien débil.

Eres quien no tolera los desperfectos y hasta cuando la tristeza se hace presente en tu corazón te pones demasiado estricto. La mayoría del tiempo no te das tiempo para asimilar el fracaso, porque siempre tienes un plan B. A ti nada te ha caído del cielo, has vivido con dolor, desesperación y mucha desesperanza, pero aun así no has bajado la guardia.

Si has nacido el 27 de agosto, eres quien tiene una conexión única con la naturaleza, son pocos los que entienden la manera repentina en la que te desconectas de todo y simplemente te pierdes entre tus pensamientos hasta reflexionar de una forma profunda. Aquí la única aprobación que estás buscando es la tuya, pues desde hace tiempo aprendiste a soltar todos esos comentarios negativos que no te dejan avanzar y que solo se convierten en trabas a la hora de querer cumplir tus sueños. Si de algo eres amante es del éxito y eso no quiere decir que tu intención sea humillar al resto, al contrario, eres compasivo de una forma muy desinteresada, sobre todo, cuando se trata de ayudar a los tuyos. Ahí es cuando demuestras que para ti la lealtad no es un juego y que vas a estar cuando más te necesiten. Cuando un Virgo ama, no empalaga, pero te deja claro que no te va a soltar pase lo que pase. Eso sí, la traición es otra cosa, ahí sí es capaz de sacarte de su vida de la noche a la mañana.

Aunque claro, no todo en su personalidad es un montón de algodones de azúcar, tiene ciertos rasgos negativos que pueden poner a morderse las uñas a más de uno. Los Virgo son muy calculadores, no hay nada que se les pase, prestan atención a todo aquello que no se ve a simple vista. Además, el hecho de que no creen en cualquiera, los vuelve muy pensativos a la hora de tomar una decisión, lo cual es muy frustrante porque no pueden mantener la calma y ahí es cuando el insomnio se apodera de sus días. Los Virgo odian tener que lidiar con gente que no tiene metas y que se vuelven una piedra en el zapato, cuando es así se les nota el disgusto en cada gesto.

Tu símbolo astrológico es la Virgen, es la representa tu parte ambiciosa, pero también reservada, la que necesita sentirse segura antes de dar cualquier paso importante. Es tu lado mutable, adaptable y el que no le teme a los cambios. Tu elemento es la Tierra, la que simboliza tu lado sagrado, eterno, equilibrado. Es quien te mantiene firme de principio a fin y quien no deja que pierdas la cabeza por algo emocional. Tu planeta es Mercurio, es quien gobierna tu lado comunicativo, analítico, crítico e intenso. Es quien te recuerda que siempre puedes dar más. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 7, 21, 35 y 49.

Si has nacido el 27 de agosto, en el amor te describe la fidelidad, una vez que declaras tus sentimientos por alguien ya no tienes ojos para nadie más. Te gusta entregarte de una forma muy neutral, con la serenidad por delante, pero de vez en cuando tienes ratos melosos, aunque no duran mucho, porque tu parte lógica no permite que te dejes llevar tan fácilmente. Por más que estés enamorado de alguien no pierdes el piso a la primera, necesitas sentir que estás en una relación recíproca, para realmente gritar a los cuatro vientos lo que sientes. Eres serio, tienes más afinidad con los vínculos a largo plazo.

Eres como tu color de la suerte, el azul marino, el color que le hace honor a aquellos que tienen un estimulante que no se rinde en el alma. El de los valientes, sociables, divertidos, pero muy intelectuales. El color de la honestidad, de los que detestan los lazos forzados, de los que prefieren la soledad que un vínculo falso.