Si has nacido el 27 de noviembre, eres una persona que tiene que poner las cosas en la balanza varias veces, pero una vez que tomas las decisión eres muy determinado. Te gusta seguir una idea, pero no caes en lo estructurado. Es decir, cuando sientes que todo se vuelve muy rutinario, empiezas a sentirte muy apagado. No te sientes cómodo en esa situación y simplemente te marchas. Ya en el pasado has sido muy tolerante con gente que en realidad no merecía tanta compasión. Ahora, no es que te hayas vuelto una persona cruel, pero ya no vas a permitir que cualquiera te vea la cara y después se marche como si no hubiera hecho nada. Sabes lo mucho que vales y no te vas a conformar con menos por nada ni nadie. 

Eres Sagitario, hay veces en las que dices las cosas tal y como salen de tu boca, no conoces filtros, prefieres la verdad por encima de todo. Puede que te tachen de ser muy relajado, pero sinceramente la opinión de los demás es algo que te dejó de importar desde hace mucho tiempo. Ahora sabes que lo que más importa es cómo te sientes, lo que esperas de los demás y la manera en que se vuelven tu apoyo o tu obstáculo. No quieres estar cerca de los que roban energía, a los que les da igual lo que pasa por tu cabeza y mucho menos con aquellos que te juzgan de loco.

No es que te creas perfecto, claro que te equivocas y muchas veces, pero…  tienes la valentía de enfrentar tus errores y trabajar en una mejor versión de ti al día siguiente. Digamos que te gusta que cada cosa esté en su lugar y cuando algo de plano no checa con tu vibra le dices adiós. Incluso te has despedido de gente que quieres con toda tu fuerza, pero que sabes que es mucho mejor que esté lejos. Sin duda, tu carácter es fuerte, si alguien no te agrada se te nota en cada gesto, ni siquiera es necesario que seas grosero, tu cambio de humor lo dice todo. 

Los nacidos el 27 de noviembre, pueden llegar a ser personas muy nerviosas, siempre alertas a todo lo que sucede a su alrededor. Hay momentos en los que sólo necesitan un respiro, pero les gusta llenarse la agenda de actividades para liberar toda esa tensión. El problema es que Sagitario es muy selectivo con sus amistades, no a todos les cuenta cómo se siente, hay muchas cosas que lo rompen, pero algo en su interior prefiere callar y ahí es cuando siente que la vida se le va entre las cuatro paredes de su habitación. Lo cierto, es que puedes llegar a pedir ayuda por medio de tu parte gruñona, la irritable, la que siempre quiere tener la razón. No es fácil aceptar cuando las cosas se te salen de las manos, decirle al otro que ya no puedes más te resulta algo desafiante, porque en el fondo te aterra que no tomen en serio tus emociones. No quieres tener nada que ver con personas poco empáticas. No es raro que cambies de rumbo frecuentemente, no es que seas inestable, es sólo que no piensas acostumbrarte a nada que te robe la felicidad. De alguna manera, hay personas que te enseñan cómo no quieres ser y lo agradeces de corazón. 

Por supuesto, que tienes tus puntos malos, no todo en tu personalidad es miel sobre hojuelas. Hay momentos en los que se hace presente el ogro que llevas dentro y es mejor que se alejen o terminarán con lágrimas en los ojos. Eres un ser honesto y optimista, pero no siempre tienes las ganas de ser el pan dulce de la mesa. A veces, eres desconsiderado, distraído y descuidado, prácticamente te deja de importar todo lo que se aparezca en tu camino. Es muy posible que sea cuando te sientes irritado, realmente te conviertes en otra persona y puedes llegar a decir cosas muy hirientes. 

Tu símbolo astrológico es el Arquero, gracias a él eres un alma valiente, decidida, la que es capaz de lo que sea con tal de ver cómo se cumplen sus expectativas. Tu elemento es el fuego, es la razón por la que puedes llegar a ser el abrigo que todos necesitan, tu calidez no está a discusión. Además, el fuego simboliza nuevos comienzos, ingenio y protección. Tu planeta regente es Júpiter, es el que te lleva por el camino de la suerte,  permite que tus horizontes se expandan. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 1, 9, 10, 15 y 27. 

Si has nacido el 27 de noviembre, eres el tipo de amante que dice las cosas de frente, eso de darle vueltas a los sentimientos no es lo tuyo. Si alguien quiere algo contigo es mejor que lo diga lo más claro posible. No estás dispuesto a poner tu corazón en manos de alguien que no sabe lo que quiere, para eso mejor te quedas soltero. La verdad es que no eres de las parejas que ahogan al otro, tienes tu propio mundo, tus metas, tus sueños y no dejas que nada ni nadie ensucie tu andar. Te gusta luchar cuando sabes que la relación tiene futuro, pero si te provoca más lágrimas que felicidad, sencillamente sabes que ahí no es tu lugar. 

Eres como tu color de la suerte, el púrpura, el color de los afortunados, de los misteriosos, los que buscan la tranquilidad y al mismo tiempo trabajan duro por lo que quieren. El de los que no le temen a los sacrificios y que saben que al final todo vale la pena. El color de los que disfrutan el camino antes de llegar a la meta.