Si has nacido el 27 de octubre, sabes que en la vida no hay más, hay que ser fuerte porque las cosas tarde o temprano van a mejorar. Te has dado cuenta que las tormentas no son para siempre y que cuando llega la calma te quedas con una lección única. Es más que claro que tienes fortaleza en el alma y el corazón, cuando crees en algo te lanzas aunque el fracaso sea una posibilidad. De hecho, tienes un lado impulsivo que no entiende de razones y que muchas veces te ha llevado a experimentar malas rachas, pero también a lograr cosas que sólo imaginabas en tus sueños. Tu personalidad enérgica es la que se roba el aliento de otros en cada paso y eso te ha abierto muchas puertas. 

Eres Escorpio, no hay duda de que tu carácter no es para cualquiera y que cuando no tienes ganas de convivir se te nota en cada gesto. Sin embargo, no eres una mala persona, son muchas las veces en las que te has mordido la lengua para no lastimar al otro. Hay una parte en tu interior que te invita a ponerte en el lugar de los demás, porque a primera vista te cuesta mucho entender ciertas actitudes. A veces, quisieras detener tu parte desconfiada, pero son tantas las veces que has sospechado de algo y luego lo terminas comprobando, que ya no te quedan ganas de entregarle tu parte vulnerable a nadie.

Ojalá pudieras dejarte llevar, pero no es tan fácil. Hay una parte de ti que haría lo que fuera por apagar ese botón, pero no puedes y de alguna manera te ha ayudado a alejar a quienes no valen la pena. Eres un signo muy intenso, en todo, sea malo o bueno, te gusta vivir al límite y hay quienes no están preparados para tanto, así que hay que dejarlos ir. Por favor, Escorpio por nada del mundo apagues tu brillo, no dejes que la oscuridad de otros te digan cómo actuar, porque eso es sinónimo de despedirte de tu esencia y darle la bienvenida a un calvario. 

Los nacidos el 27 de octubre, tienen cambios de humor que pueden dejar con la boca abierta a cualquiera, porque no se andan por las ramas, la verdad aunque duela y es más que evidente, que hay quienes no toleran eso. A veces, quisieran que los entendieran antes de ser juzgados, pero han decidido que la opinión de los demás no tiene nada que ver con su valor y no queda más que soltar críticas fuera de lugar. Sin duda, son muy inteligentes, les gusta analizar todo a detalle y aunque su lado impulsivo les puede hacer una mala jugada, siempre buscan la forma de controlarse. Es claro que son muy emocionales, cuando les dan sus bajones no les importa nada, sólo quieren enfocarse en sí mismos y recuperarse poco a poco. Nunca dudes de un Escorpio, porque puede estar en el hoyo más profundo de la depresión, y cuando menos lo pienses volverá a la vida con colores más brillantes que ayer. 


Desde luego, hay ciertos rasgos en su personalidad que pueden entrar en la categoría de lo negativo, en especial cuando su lado emocional y destructivo toma el control. Tienes un lado manipulador, deseoso por obtener los resultados que se atraviesan por tu mente. Sin duda, hay gente que se puede sentir muy presionada cuando está contigo, pues te desesperas por el objetivo y te olvidas del sentir de quienes te rodean. Calma, la vida no se trata de tensión, hay que bajarle dos rayitas. 

Tu símbolo astrológico es el escorpión, ahí sí hay que tener cuidado, porque puede alojarse tu parte vengativa, la que se deja llevar por la curiosidad y que en el momento menos pensado ataca. Eso sí, hay que reconocer que tú no vas por la vida dañando a todo el que aparece en tu camino, al contrario, tratas de ser paciente pero hay con quienes no puedes lidiar y ponen a prueba tus ganas de ser empático. Tu elemento es el agua, gracias a ella tus sueños son grandes, tienes el poder de renacer en medio de lo peor. Tu planeta regente es Plutón, es tu lado extremista, el que no se queda con las ganas de nada, el que te da el suficiente orgullo para mantenerte de pie. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 3, 7, 10, 18 y 26. 

Si has nacido el 27 de octubre, eres un alma emocional cuando se trata de entregar el corazón. Te gusta agregarle un toque de aventura a todo y has descubierto que de esa forma mantienes la chispa encendida. Sin duda, eres una pareja muy comprensiva, atenta y te gusta que la otra persona sienta que es parte de tus prioridades. Te preocupas demasiado, porque quieres que se encuentre bien y si en algo puedes ayudar, lo haces. Más que un lazo de amantes, se crea una amistad única, dulce, generosa. Eso es lo que quieres a futuro y prefieres esperar a que llegue la persona indicada, que seguir invirtiendo energía en gente que no vale la pena. Puede que tu humor no sea el mejor del mundo, pero no eres desconsiderado con las personas que amas y eso se aprecia mucho. 

Eres como tu color de la suerte, el rojo, el que emana acción, atención, determinación. El de los que se atreven, de los que no permiten que la opinión del resto defina su andar. También es el color de los sofisticados, misteriosos y atrevidos. Sí, de los efusivos que de vez en cuando tienen corazón de pollo. Ese eres tú.