Si has nacido el 28 de noviembre, quien te conoce, sabe que tu carácter es alegre, positivo, optimista, incluso con un punto infantil que hace todo más desenfadado. Un punto que posiblemente llegues a tener hasta entrada ya la madurez. Eres Sagitario y la verdad es que tu carácter es alegre y bastante amable en todo momento. Es rara la vez que te vuelves arisco. Y probablemente si te vuelves así es porque te han acorralado lo suficiente como para tener que encararte casi a la fuerza.

Así en términos generales, eres una persona bastante entusiasta. Amas la vida, te alegras por las cosas buenas todo el tiempo y siempre hay hueco para la esperanza. Incluso hasta en los peores momentos. Eres más bien de culo inquieto y la verdad es que no te importa cambiar los planes en tu vida. Si tienes que moverte a otro lugar, allá que vas, si tienes que cambiar de estrategia, pues se cambia… En realidad, vas a mil por hora, tanto mental como físicamente y por eso no es extraño que cambies mucho de sitio, de ciudad, de trabajo y de grupos de amigos de vez en cuando (aunque mantengas a los demás).

Puedes tener tu punto de vanidad, vamos, que te lo crees (aunque sea una especie de secreto porque nadie sabe). Y tú sabes que es porque tienes tus motivos. Y además, que nunca está de más cuidarte y mimarte, te preocupas por ti Sagitario ¿qué hay de malo en eso? Necesitas estar bien por fuera para sentirte bien por dentro y viceversa.

A veces, esa ansia por encontrar la felicidad absoluta es la que te hace cambiar tanto y llevada al extremo puede hacer que pierdas oportunidades o que te de miedo quedarte en un lugar aunque estés bien solo por pensar que puedes perder algo mejor. Tienes como una especie de sensación permanente de inconformismo.

Si te enamoras, te lanzarás a donde haya que ir para conseguir estar cerca de esa persona. Pero si te desenamoras, harás lo mismo para alejarte de ella. Sueles vivir en el presente pero a veces, todo es tan rápido que parece que lo rozas y ya.

Los mejores trabajos para ti sin duda serían los relacionados con los viajes, con la activación de adrenalina, o que necesiten de cierto nivel físico. Los trabajos que requieren de demasiada concentración pueden acabar quemándote bastante. No es que no sepas/puedas hacerlos, es que te desgastan muchísimo mentalmente.

2020-11-27T16:10:54+02:00