Si has nacido el 28 de septiembre, eres quien contagia su sonrisa y buena energía. Sin duda, eres como un imán, atrapas a la primera, porque te muestras de una forma genuina, eso de fingir algo que no eres nunca ha sido lo tuyo. Te gusta darle cara a tu personalidad, quien lo acepte bueno y quien no también. Sabes que eres especial, no porque te creas superior a nadie, es sólo que tienes el deseo de lograr todos tus sueños y no vas a desistir hasta que sean una realidad. Es claro que lo que más temes es que te muerdan el corazón, por eso pones un enorme muro emocional. 

Eres Libra, así que la belleza te invade, no sólo física, tienes esa luz que atrapa, con la que quisieras pasar mucho tiempo, incluso antes de conocerla. Si hay algo que no toleras es la injusticia, tu manera de ver la vida ha hecho que te ganes la admiración y el respeto de quienes te rodean, porque no juzgas, te pones en el lugar del otro y ahí es cuando puedes entender más a fondo. Aunque hay personas con malas intenciones que se dan cuenta de ello y lo único que quieren es lastimarte. Personas que quieren tomar partido de tu bondad y que te terminan haciendo pedazos. Por fortuna, con el paso del tiempo has aprendido a detectarlos más rápidamente. El hecho de que mantengas la calma y que no te guste el conflicto, no es sinónimo de que vas a permitir que te vean la cara. Todos los días trabajas duro para poner límites. Antes que cualquier cosa valoras tu independencia y no vas a dejar que nadie interfiera en tu forma de ver la vida. 

Los nacidos el 28 de septiembre son seres leales, es por ello que la gente los toma como confidentes. Te dan la confianza de que todo va a estar bien y tienen la paciencia de escucharte y aconsejarte de la mejor manera. Sin duda, lo que más te gusta es disfrutar momentos irrepetibles al lado de las personas que amas, no te molesta convertirte en la balanza que ellos necesitan para mantenerse de pie. Hay una parte de ti que no puede evitar ayudar, es tu bondad la que al final siempre habla por ti. Sin embargo, te eres muy fiel, no te quedas en un sitio en el que ya no eres feliz y mucho menos toleras actitudes de personas que no te aportan nada. Lamentablemente, has tenido que aprender con lágrimas, que hay quienes dicen amarte de frente y te lastiman de la peor manera por la espalda. 

Desde luego, hay ciertos rasgos en tu personalidad que no son del todo positivos, digamos que son los que hacen que termines involucrado en un problema tras otro. Es decir, no siempre das la cara bonita, la social, la que ayuda, la que se compadece. Hay veces en los que la crítica negativa se apodera de ti, le encuentras un pero a todo lo que ves y te cuesta aceptar los consejos de los demás. Eso sin contar que cuando te lastiman puede que tu parte hiriente se haga presente y ahí sí no hay quien te detenga. 

Tu símbolo astrológico es la balanza, es quien te da la serenidad necesaria para seguir adelante. Es esa conexión única que tienes con la Tierra y que te invita a tomar buenas decisiones, por lo mismo tienes que darle mil vueltas a todo. Tu elemento es el aire, es la fuerza que hace que cambies aunque tengas miedo. Es tu franqueza, tu conciencia y tu sinceridad. Tu planeta regente es Venus, es el lugar en donde se tejen tus sueños, tu parte femenina y calmada. Es quien te da esa sofisticación que derrochas. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 4, 6, 11, 15 y 25. 

Si has nacido el 28 de septiembre, eres un ser cariñoso, leal, amable, el que se preocupa el doble por la persona que ama. Sin duda, te gusta demostrarle a tu pareja que es parte de tu lista de prioridades, pero también le dejas claro que tienes una vida y que todo tu mundo es importante, tanto que no vas a dejar nada de lo que te gusta por una relación. Desde luego, te esfuerzas en mantener un equilibrio y aunque te cuesta expresar lo que sientes prefieres tener una conversación incómoda antes de tirar a la borda todo lo que han construído juntos. La paciencia es una de tus virtudes y por ahí dicen que quien no ama, no tiene paciencia. Te gusta ir al paso de tu pareja, sin presionar, estar ahí cuando te necesite y también para aplaudir sus victorias. 

Eres como tu color de la suerte, el azul, el color de la tranquilidad, la relajación, el amor. El color de los que se atreven aunque el corazón les sacuda la vida entera. El azul simboliza la sofisticación y la calma que le pones a todo lo que haces. Recuerda, detrás de las nubes el cielo siempre es azul.