Si has nacido el 29 de Junio…

Te encanta saber la verdad de absolutamente todo Cáncer, además es que la buscas sin cesar y como alguien te mienta echas la cruz hasta nuevo aviso. Hay cosas que no vas a tolerar y entre ellas esa, que traten de engañarte. No hay cosa que te siente peor. Eres extremadamente emocional pero es algo que nunca muestras a los demás, prefieres hacerte un poco el duro y que nadie pueda atravesar tu corazón o tu cabeza y ver la persona que eres en realidad. No sueles pedir ayuda a nadie, de hecho, te las tienes que ver muy mal para hacerlo y a veces ni siquiera así. A pesar de que eres Cáncer, eres súper independiente y es precisamente esa virtud la que te hace ser autosuficiente y te impide ser sumiso de nadie.

Es cierto que a veces tienes un humor de perros, tiendes a ser un poco desastre con tus horarios, comes cuando te da la gana y duermes cuando te da la gana. En el amor sueles ser un tanto idealista y cuando de verdad te comprometes con alguien eres romántico, cariñoso y extremadamente fiel. Si ves que no puedes cumplir estos requisitos directamente ni siquiera te comprometes. Si la otra persona te traiciona de alguna manera rompes todos los vínculos que tienes y nunca será igual. Puedes perdonar deprisa pero no olvidas. Tu cabeza no te deja hacerlo y, aunque a veces vives siendo más infeliz por esto, también te ayuda a no volver a dejar pasar situaciones.

A veces eres un poco infantil, es como que no quieres perder ese lado tuyo tierno pero es cierto que la vida te hace que seas a la fuerza un adulto por los palos y los golpes que has recibido. Aún así, no pierdes ese espíritu juvenil.

Tienes una gran capacidad para destacar por ti mismo pero a veces te falta ese poquito de fe. Te encanta proteger a las personas que quieres, te sale solo, y a pesar de tu independencia prefieres las relaciones largas a los rollos de una noche, pero eso sí, no te irás con cualquiera. Si tienes que esperar toda la vida para encontrar a esa persona especial, esperarás. A menudo ocultas tus verdaderos sentimientos porque no te apetece que todo el mundo los conozca del todo. No tienes miedo a mostrarlos, tienes miedo a mostrárselos a personas que no debes.