Si has nacido el 29 de octubre, eres de los que deciden creer que todo se puede. Tienes el don de encantar a quienes te rodean, porque contagias sencillez, humildad y amor. Hace mucho tiempo que entendiste que no estás aquí para competir con nadie. Tú eres tu mayor logro y por lo mismo has decidido invertir en lo que tú quieres y en lo mucho que deseas brillar. Hay una parte de ti que es sumamente creativa, tienes la facilidad de encontrar una solución, justo cuando los demás se dan por vencidos, tu imaginación sale a la defensiva. 

Eres Escorpio, no estás aquí para seguir las reglas de nadie, al contrario, te gusta dejar claro lo mucho que vales y no estás dispuesto a bajar la guardia fácilmente. A lo largo de tu vida has enfrentado batallas que te rompen, en las que te han dado ganas de tirar la toalla, pero te mantienes de pie pase lo que pase. Sin duda, tu lado resiliente se hace presente cuando sientes que ya no puedes más. Lo malo es que eres muy emocional y cuando las lágrimas se hacen presentes no entiendes mucho de razones. Sin embargo, es pasajero, no eres de los que se hunde en la depresión.

Quizás, es tu parte controladora la que también hace de las suyas, pues cuando las cosas no salen tal y como las planeas, te vuelves el mejor amigo del estrés y la ansiedad. Digamos que hay momentos en los que caes en ese círculo vicioso y lo único que quieres es no saber nada de nadie. Porque cuidado con aquél que intente persuadirte con la ira encima, realmente es como hablarle a la pared. No olvides respirar profundo y alejarte de todos, porque es mejor que terminar hiriendo a alguien que no tiene la culpa de nada. 

Los nacidos el 29 de octubre, son descritos como malvados, sólo porque no se conforman con las sobras de nadie, porque hace mucho aprendieron a darse su lugar y ahora no piensan bajar la guardia. Son los hábiles, los que tienen el don de encontrar las malas vibras en el otro. Si un Escorpio no te tolera desde un principio, no insistas, simplemente no te quiere en su vida y no piensa dar segundas oportunidades. No es que sean crueles, es que su amabilidad es sólo para aquellos que los hacen sentir cómodos. Si algo tienen claro es que no tienen que tolerar las malas caras de nadie y mucho menos que quieran manipularlos. Algunos pueden decir que eres exagerado, pero lo prefieres antes que involucrarte con gente que sólo se acerca a ti por conveniencia. Estás cansado de los vínculos hipócritas, prefieres quedarte con sólo unos pocos que entiendan el significado de lealtad, en lugar de estar rodeado de enemigos que fingen que te aman. Como dicen por ahí, por las buenas eres bueno, pero que no te pongan a prueba en las malas, porque van a terminar llorando. 

Por supuesto, que no eres perfecto, tienes ciertos rasgos en tu personalidad que se pueden considerar muy negativos, al menos asustan a algunas personas. Digamos que tu parte desconfiada puede alejarte de aquellos que sí valen la pena y de tu lado despiadado ni hablamos, porque cuando tienes resentimiento te olvidas de todo, lo único que quieres es que el otro experimente un poquito de tu dolor y te ciegas. Tú sabes que eres temible con un poco de rencor encima. 

Tu símbolo astrológico es el escorpión, ahí se esconde tu lado inquisitivo, el valiente, el que tiene que analizar muy bien antes de dar un paso importante. Tu elemento es el agua, es gracias a él que no desistes fácilmente y que siempre buscas la manera de crecer más. Tu planeta regente es Plutón, es quien te invita a la transformación, a no conformarte con lo que quiere el resto y buscar el dinamismo en todo. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 3, 7, 14, 17 y 29. 

Si has nacido el 29 de octubre, eres un ser apasionado, dominante y muy divertido, a la hora de amar. La verdad es que eso de entregar el corazón no te lo tomas a juego, te da igual si te llaman intenso, pero desde un principio dejas muy claro lo que esperas de la otra persona. Si alguien no está listo para tener un vínculo leal, entregado y con ganas de inspirar, pueden irse por donde llegaron. Eres complicado con los que no tienen el valor de respetar una relación y si para algunos eres demandante, es su problema, tú sabes lo que te mereces y no piensas cambiar por nadie. Eres el amante comprensivo, el dulce, el que no deja que nadie pisotee su dignidad. 

Eres como tu color de la suerte, el rojo pasión, el que atrae, el que es capaz de marcar un antes y después en todo. El de las personas que saben que no hay imposibles y que cualquier idea loca que pase por su mente, se puede hacer realidad. El de las almas valientes, las que tienen fuego en el corazón.