Si has nacido el 30 de julio, eres quien pone la honestidad, ante todo. No pierdes el tiempo, si hay algo que decir lo dices y tienes la gallardía de enfrentar las consecuencias. Tienes buen corazón, el hecho de que seas tan firme y directo no significa que no tengas la capacidad de comprender el sentir de los demás. Estás acostumbrado a ganar en todos los sentidos y trabajas duro por ello. Desde hace tiempo entendiste que la vida no se trata de esperar milagros, hay que salir todos los días con la frente en alto y los sueños por delante para poder lograr todo lo que quieres. Amas con todas tus raíces, no entiendes eso de amor a medias. Lo das todo o nada. 

Eres Leo, valiente, impetuoso, rebelde y listo para derribar a cualquiera que interfiera con tus convicciones. Eso no significa que vayas por la vida lastimando a todo el que se atraviesa, pero…como dicen por ahí, si te buscan, te encuentran. Y vaya que tu carácter es de armas tomar. Sin embargo, eres inspirador, la manera tan valiente en la que enfrentas el día a día te mantiene de pie y eso se vuelve motivación para quienes te rodean. Eres pionero y lo sabes, te gusta convertirte en el ejemplo para muchos. Tal vez ahí es cuando tu ego toma el control y se desespera por brillar. Pero, ¿qué hay de malo en eso? Todos hemos sentido alguna vez el deseo de sobresalir. 

Los nacidos el 30 de julio, son personas nobles, hay una parte de ellos que ama divertirse. Si hay alguien que es experto a la hora de jugar, sin duda, estamos hablando de Leo. Es el tipo de persona que deja por un momento su lado adulto y simplemente deja que su niño interior tome el control. Ahí es cuando también se olvida del riesgo, cuando no sigue las reglas y lo único que quiere es explorar y disfrutar. No tienen tiempo de ser cobardes ni liarse con gente que lo sea. Leo ama hacer planes y comprometerse a cumplir cada una de las ideas locas que navegan por su mente. Sin embargo, no siempre es egoísta, tiene su lado solidario y amoroso, pero necesita sentirse en confianza, tener la certeza de que esa persona no lo va a traicionar. El reto de tu vida es dejar de estancarte en tu propio mundo y entender que los cambios inesperados también ayudan a estar mejor.  

Como todos, tienes ciertos rasgos negativos que hacen que tu lado oscuro se haga presente. Para empezar tu carácter no es fácil, cuando tu mal genio toma el control es mejor alejarse porque en ese momento desconoces a todos y a todo. Además, puede que tu lado melancólico aparezca cuando empiezas a darle vueltas a la misma idea, sobre todo, cuando te pierdes en tu pasado. Por otro lado, puedes llegar a ser sumamente controlador. Por lo mismo, tu ansiedad se dispara y muchas veces tus pensamientos te mienten y terminas exagerando. Entre tanto, te cuesta mucho lidiar con la derrota, estás acostumbrado a lograr siempre lo que quieres. 

Tu símbolo astrológico es el León, es el instinto feroz que llevas dentro. Es tu lado necio, el que solamente quiere tener el dominio de todo y se olvida de las razones. Es el líder que llevas dentro, pero…también la terquedad con la que nadie puede. Tu elemento es el fuego, es quien te recuerda que no hay por qué esperar, si tienes una oportunidad no la dejas ir ni un segundo. El Sol es quien te gobierna, eso explica el porqué no te cuesta recibir las miradas, estás acostumbrado a ser el centro de atención. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 5, 9, 16, 19 y 20. 

Si has nacido el 30 de julio, eres un amante que no entiende de grises, amas sin miedo. Eres el tipo de pareja que grita a los cuatro vientos cuando está enamorada, gracias a que tu ego difícilmente se queda callado. Sin embargo, no sólo se trata de algo superficial, realmente te gusta tener la certeza de que estás compartiendo con la persona indicada. Eres quien pone por delante la lealtad y la confianza. Te cuesta terminar un vínculo de la noche a la mañana, no te aferras, porque eres orgulloso, pero sabes valorar todo el tiempo invertido y te quedas al lado de esa persona hasta que realmente se acabe el amor. 

Eres como tu color de la suerte, el naranja, el que prueba que la juventud va más allá de todo. Es sinónimo de entusiasmo, de felicidad, de creatividad. Es el optimismo que llevas en cada poro, el impulso que te mantiene al pie del cañón. Eres quien invita a amar y a romper las reglas de una forma bien bonita.