Si has nacido el 30 de octubre, lo injusto no te es indiferente, al contrario, tu corazón está tan lleno de bondad, que eres capaz de ayudar a quien sea que se atraviese en tu camino. El hecho de que tengas un carácter fuerte no te hace mala persona, es sólo que tantas grietas en la vida te han enseñado que no siempre es bueno confiar a la primera. Ahora, prefieres ir paso a paso, poner la paciencia por delante, cuando se trata de mostrar tu lado vulnerable.  Aquella persona que no sea capaz de entenderlo, simplemente no merece un asiento en tu vida. Eres muy inteligente y ya no estás para lidiar con los que sólo te quieren ver caer. 

Eres Escorpio, así que se te da el arte de ser líder, realmente gozas tomando el control en todo y persuadir no es algo que se te dificulte. Sin embargo, tienes que andar con cuidado, porque hay quienes se dan cuenta de tu eficiencia y la manera en que le pones un toque especial a todo, ellos lo único que buscan es aprovecharse, quieren que hagas todo y eso te termina desgastando no sólo a nivel mental, también físico y emocional.

Sin duda, te esfuerzas en sobresalir, todos los días trabajas en brillar un poco más que ayer, pero tu intención no es humillar a nadie, ni mucho menos, simplemente tu mente te recuerda que tienes un montón de sueños por cumplir y por nada del mundo piensas bajar la guardia. Es muy probable que experimentes cambios de ánimo repentinos, es normal, Escorpio es emocional hasta los huesos y los bajones son parte de su encanto. Sin embargo, eso no quiere decir que te dejes vencer, al contrario, te gusta canalizar la tristeza o la ira, por medio del arte. Nunca está de más pintar, cantar, bailar, escribir, eso te ayuda a calmar el alma. 

Los nacidos el 30 de octubre, son iniciadores, no esperan de brazos cruzados que la vida les dé la solución. Muy por el contrario saben salir a luchar, no importa si eso es sinónimo de ensuciarse, seguirán adelante pase lo que pase. Son creativos, pero también obsesionados, así que difícilmente los hacen cambiar de opinión. Si un Escorpio quiere algo, lo consigue, no hay más. Eso sí, mucho cuidado con despertar su parte guerrera, porque si los buscas los vas a encontrar y no te va a gustar para nada el resultado. Desde luego, eso no quiere decir que sean malos, no van por ahí viendo quién será la próxima persona que van a dañar, al contrario, intentan ponerse en tu lugar, pero… no abuses de su bondad, porque tampoco van a permitir que les veas la cara. Son todo, menos tontos, no insultes su inteligencia, porque te pondrán en tu lugar sin tantita piedad. No hay que olvidar que tienen un lado autoritario, les gusta demostrar de qué son capaces, mejor mantén tu distancia. 

Eso no quiere decir que los Escorpio sean perfectos, tienen bastantes defectos que son la razón por la que muchos terminan huyendo. Estamos hablando de seres impredecibles, que tienen el don del sarcasmo, pero también del pesimismo y cuando se combinan, es mejor que se aparten de su camino porque no se tocan el corazón. Hay momentos en los que su lado cruel toma el control y por querer hacer justicia terminan lastimando a quien no tiene vela en el entierro. 

Tu símbolo astrológico es el escorpión, es quien despierta en ti una parte observadora, alerta y muy minuciosa. Te ayuda a no caer en absurdos comentarios y centrarte en lo que realmente vale la pena. Tu elemento es el agua, es quien te nutre, te invita a crecer, a buscar un cambio y no dejarte vencer. Tu planeta regente es Plutón, ahí se esconden tus deseos, todos tus sueños y la manera victoriosa en la que enfrentas cada cambio en tu vida. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 3, 8, 12, 14 y 21. 

Si has nacido el 30 de octubre, en el amor eres sumamente romántico, cuando te sientes en confianza te dejas llevar como pluma en el aire, haciéndole honor a la primera vez que te enamoraste. Realmente te gusta agregarle un toque de pasión a todo, quieres una historia intensa, con altas y bajas, pero muy leal. Un vínculo duradero que te dé seguridad en todos los sentidos y que te recuerde lo mucho que vales. Hay una parte de ti que anhela construir algo a futuro, en donde hasta la casa y el perro, van incluidos. Para ti eso es amar, algo serio, no te lo tomas a la ligera, porque sabes que se involucran dos almas y no quieres ser el responsable de romper ninguna. 

Eres como tu color de la suerte, el rojo, el de los que tienen ganas de algo diferente, de los que no le temen a las miradas, de aquellos a los que se les resbalan las críticas. El de los valientes, de los que aman ser guías y no cambiar por las expectativas del otro. El rojo de los emocionales, pero que tienen el alma más transparente que te puedas encontrar en la vida.