Si has nacido el 30 de septiembre, eres una persona medicinal, de esas que en el momento de relacionarse con otros sanan. A veces, ni te das cuenta lo mucho que le cambias la vida al que toca tu corazón, porque lo haces de una forma tan genuina y bondadosa que simplemente fluye de una forma natural. Es increíble la manera en que puedes estar muy roto y aún así tener el tiempo de ayudar a otros. Esa es la razón por la que dejas una huella única, de la imborrable, de la que deja un antes y después. Eres así, sinónimo de aventura, de amor, de entrega y un montón de pasión. 

Eres Libra, esa es la razón por la que avanzas sin mirar atrás. La vida te ha enseñado que tirarte a llorar no sirve de mucho. Está bien tomarte un tiempo para cerrar las heridas, para sacar todo lo que has ido cargando sin contarle a nadie. Sin embargo, hay una parte de ti que no se permite hundir, que siempre encuentra la solución, un lado que es capaz de verse al espejo y volver a trabajar para recuperar su sonrisa. Además, tienes el don de encontrar los pequeños detalles, de disfrutar lo que realmente vale la pena y no tiene nada que ver con lo material. Te pierdes en el verde de las hojas, en las grietas de las rocas, en el azul del cielo y la luminosidad del sol. Eres quien es feliz cuando convive con esos amigos de años, con los que no te sueltan, con los que te aceptan tal y como eres.También cuando pasas tiempo con tu familia y haces lo que te apasiona. No es el dinero, es el momento, es la honestidad que te entregan en cada vínculo. 

Los nacidos el 30 de septiembre, son seres muy creativos, les gusta llenarse de energía para dar lo mejor de sí mismos. No se quedan mucho tiempo al lado de personas perezosas que no tienen la intención de mejorar en ningún sentido. Cuando Libra siente que está en terreno conformista, simplemente se marcha. Es su mente brillante la que no le permite estancarse, la que le recuerda cada una de sus cualidades, pero también las tantas veces que se ha caído y ha seguido adelante. A los Libra se les notan las ganas del cambio, de ser mejores, de simplemente hacer exactamente lo que les grita el corazón. Son unos nómadas en todos los sentidos, no sólo a nivel físico, también espiritual, les gusta sumergirse en cualquier mundo que les dé paz, que les haga sentir que están en el camino correcto. Entre más experiencias nuevas e irrepetibles, para ellos mejor. Quizás esa sea la razón por la que saborean el éxito, porque nunca se cansan de aprender y saben que la sabiduría la pueden encontrar en cualquier persona, sin importar si esta tiene o no, un título universitario. 

A pesar de que son grandes personas, no son perfectos, tienen un lado que puede ser temible y que los lleva a cometer errores graves. Libra no siempre es dulce, romántico o calmado. Hay momentos en los que se ponen muy agresivos, vanidosos y superficiales. Momentos en los que su lado oscuro aparece sin pedir permiso y pueden convertirse en la persona más cruel del planeta. Libra, es mejor que te den un espacio para que vuelvas a ser el mismo. 

Tu símbolo astrológico es la balanza, es quien te ayuda a mantenerte reservado y meticuloso, sobre todo, para evitar relacionarte con personas malas. Es quien te llena de honestidad, confianza y también tu parte sociable. Tu elemento es el aire, ahí es donde se esconde tu versatilidad, la forma en que te adaptas a los que venga. Es quien no te deja tirar la toalla. Tu planeta regente es Venus, es tu lado amoroso, el que es capaz de darle amor a quien toque su puerta, incluso cuando no lo merecen. Es tu parte bella, la que te hace ser una persona especial por fuera y por dentro. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 1, 9, 17, 18 y 21. 

Si has nacido el 30 de septiembre, en el amor eres un ser intuitivo, profundo y pones por delante la comunicación. Desde hace tiempo que te cansaste de los amores que sólo van de paso, ahora quieres algo más genuino, más tierno y que te llene de vida, no que te reste. Eres enamoradizo hasta los huesos, te gusta entregarte como si fuera la primera vez. De tu parte no deben sentirse inseguros porque buscas una conexión real, que sea capaz de complacer y proteger al mismo tiempo. No te andas con juegos en las relaciones, si se trata de algo serio, lo tomas como tal. Pero si sólo quieren un buen rato, es mejor que sean sinceros o conocerán tu lado cruel. 

Eres como tu color de la suerte, el azul, el más cercano a la verdad. El color del cielo, de la eternidad, de la calma, de los pensamientos locos que no cesan, pero tienen mucha sed de ser cumplidos. El color que lucha contra la angustia y la tensión, el de los que están listos para ponerle armonía a la vida.