Si has nacido el 31 de julio tienes el don de la palabra Leo y, aunque los que te conocen bien saben que en el fondo eres un poco tímido, la comunicación se te da de maravilla. Por muy difícil que pueda ser describir una situación tú buscarás las palabras apropiadas para explicarla. Si a esto le sumamos el gran atractivo que desprendes lo más probable es que llames la atención de muchos o muchas que te mirarán quedándose totalmente perplejos.

Ahora bien, como no todo podía ser perfecto, a veces sin querer te vuelves arrogante y no porque te creas mejor que nadie, sino porque no permitirás que esa gente que sí se cree más que otros te pisoteen. Si alguien lo pretende conocerá a la fiera que hay en ti…

Aunque esto último es todo un hecho cabe destacar que no te va para nada eso de perder las formas y quedar como un arrabalero o arrabalera, tú sabes cómo plantar cara a quien sea necesario sin despeinarte ni un pelo. No soportas las injusticias Leo y defiendes a lo más débiles porque probablemente en algún momento de tu vida alguien se aprovechó de tu inocencia y tu vulnerabilidad. Tienes mucha más paciencia que algunos nativos de tu signo, pero es que sabes que si no la pones a prueba probablemente no logres eso que tanto ansías bien sea a nivel personal o bien profesional.

Tu estilo es único y, aunque te encanta lucir alguna que otro detallito, no sigues modas ningunas. Lo curioso es que mucha gente se fijará en cómo vistes y cómo luces y quizás más de uno se sume a ese rollo personal que te caracteriza. Eres la alegría de la huerta Leo y, aunque tengas tus días malos como todo el mundo, por lo general te tomas la vida con una filosofía y un positivismo que es el que hace que a pesar de los contratiempos no desistas a la hora de lograr tus metas.

En cuanto al amor digamos que no te manejas igual de bien que en otros terrenos. A lo largo de tu vida te saldrán multitud de pretendientes o pretendientas, pero eres tan selectivo que probablemente no te complete cualquiera, o lo que es peor, que quien tú creas que es el apropiado o apropiada en realidad sea una persona que no te conviene para nada.

Pasarás largos periodos sin pareja estable y creerás incluso que eres incapaz de enamorarte de alguien de verdad, pero cuando menos te lo esperes aparecerá esa persona que es capaz de cambiar tu mundo y tu perspectiva en este sentido… y ahí sí, lo darás todo y más.

2020-07-27T16:21:21+02:00