Si has nacido el 4 de noviembre eres una persona que se siente muy atraída por el poder. Al fin y al cabo, eres Escorpio y esas ganas de tener controlado todo son naturales en ti. Te encanta lograr cosas, conseguir objetivos y tus ideas siempre son originales. Puedes ser bastante organizativa/o de puertas para fuera pero sin embargo te cuesta más trabajo del habitual tener ordenados tus pensamientos. Pensamientos que saltan de un sitio a otro sin ningún tipo de orden muchas veces.

A menudo tu orgullo es bastante grande y eres capaz de perder muchas cosas solo por esa cabezonería inicial. Te gusta que los que están a tu alrededor se adapten a ti y llevas un poco mal eso de tener que ser tú quien se adapte al resto. Tener una buena reputación es importante y la verdad es que de alguna manera, necesitas que los demás sepan hasta qué punto tienen que tenerte respeto. Es decir, que odias que se pasen de la raya y dar más confianza a quien no quieres.

Es muy raro que te dejes influir por terceros y obvio qué decir de las amenazas… No las toleras ni las pasas por alto. Puedes tener una necesidad fuerte de venganza muchas veces pero al final (aunque sea muy al final) tu razón actúa por encima de tu pasión. Y pones freno.

Mucha de la gente que te rodea cree que eres una persona muy insensible. Quizás porque eres capaz de soltar algunos comentarios hirientes a quien parece que no tiene culpa de nada (pero solo parece, tú sabes perfectamente a quien apuntas). En el fondo de tu corazón eres mucho más sensible de lo que creen pero rara vez lo vas a demostrar.

Como buen Escorpio sueles levantar envidias en los demás de alguna forma y eso por un lado hasta te gusta. Sabes que algo estás haciendo bien.

Si has nacido el 4 de noviembre en tu lado más odioso puedes ser muy insoportable y egocéntrico pero sin embargo tu lado bueno dice de ti que eres una persona fuerte y que da gran valor a la amistad.

En el amor eres muy arriesgada/o y pasional. Por mucha cabeza que le quieres poner a tus relaciones, cuando te enamoras, eres capaz de dejarlo todo. Y todo ese control que tienes de ti, parece desaparecer.

Tienes tendencia a sufrir en silencio y aunque puedas volverte loca/o porque algo en el amor no haya salido bien o te la hayan jugado, después, volverás a tu frialdad. A ignorar, a pasar de todo, a hacer como si esas persona jamás hubiera formado parte de tu vida.

2020-11-05T16:12:12+02:00