Si has nacido el 5 de agosto, eres quien abraza la amabilidad, la gente cae rendida a tus pies, porque te muestras con tanta honestidad, que les dan ganas de contarte su vida entera. Eres sinónimo de autenticidad, si hay algo que te distingue del resto es que no desistes fácilmente. En el momento que se te mete una idea en la cabeza trabajas muy duro para que se haga realidad. Sabes muy bien que la vida se trata de un sacrificio constante y que las cosas que valen la pena no llegan de la noche a la mañana. Eres optimista y prefieres ver el vaso medio lleno que medio vacío. 

Eres Leo, tu personalidad es radiante, de esas que roban miradas sin importar la situación. Estás acostumbrado a tomar la iniciativa. Antes que seguir a la manada, buscas la manera de que el resto te siga el paso. Tu sentido del humor es una de tus mejores armas, porque eres muy relajado, no presionas. Tienes una forma muy particular de hacer que tus exigencias se cumplan. Eres así, el alma que se gana la admiración de quienes le rodean. Tu inteligencia no está en duda, pero la manera tan ingeniosa en que siempre encuentras una solución es realmente admirable. No necesitas hacer ningún esfuerzo para hacer negocios, las relaciones públicas se te dan sin un esfuerzo y para el manejo de los números te pintas solo. Algunos creen que eres demasiado exigente, porque no te conformas con nada y tus expectativas son capaces de romper con todo. 

Los nacidos el 5 de agosto, tienen su lado necio, cuando defienden algún punto de vista sus argumentos están llenos de victoria, tener la razón en todo es un o de sus pensamientos favoritos. Los Leo son emprendedores, difícilmente se quedan de brazos cruzados, al contario, siempre buscan la manera de mejorar en todos los aspectos. Son optimistas, astutos y persistentes. Puede que a algunos les parezca que son muy egocéntricos cuando se trata de gritar a los cuatro vientos sus logros, pero…es que esas personas no tienen idea lo mucho que te ha costado cada una de las cosas que tienes. Detrás de tu sonrisa, se esconden momentos duros que no le cuentas a nadie, son muchos los que juzga, pero pocos los que se atreven a profundizar en tus emociones. 

Desde luego, no todo en tu personalidad es perfecto, hay ciertos rasgos negativos en tu personalidad. Para empezar, puedes llegar a ser muy impulsivo, cuando algo toca tus emociones o te inspira, es mejor que se aparten de tu camino porque no hay quien te detenga. Además, puedes llegar a ser la persona más inflexible y ahí es cuando cometes algunos errores, porque detestas cuando intentan decirte qué hacer con tu vida. Por otro lado, eres demasiado crítico contigo mismo, no te das la oportunidad de nada y si a eso le agregamos que tu parte intolerante se hace presente, la cosa se pone peor. Del drama, ni hablamos, hay momentos en los que ni tú mismo te entiendes.

Tu símbolo astrológico es el León, de ahí viene tu lado orgulloso, el que simplemente levanta una barrera para que nadie intervenga en sus formas. Es el que no le tiene miedo a nada y deja que su lado feroz tome el control. Tu elemento es el fuego, ahí está el dominio que llevas en el alma, la manera en que siempre le apuestas a la acción con un toque de entusiasmo que se roba las miradas. Es el Sol quien te gobierna, la razón por la que amas ser el centro de atención, adoras ser indispensable para el resto. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 2, 5, 10, 11 y 25. 

Si has nacido el 5 de agosto, cuando te enamoras lo haces de una forma muy dulce, en donde tu parte positiva toma el control. Disfrutas al conocer nuevas almas, te gusta sumergirte en las profundidades de tu pareja. Tienes un lado aventurero, extravagante y muy activo, esa es la razón por la que nadie se aburre a tu lado. Eres sinónimo de encanto, de creatividad, quien siempre busca la manera de vivir la vida de una forma irreverente. Te enamoras rápidamente, pero una vez que prometes lealtad difícilmente dices adiós. 

Tu color de la suerte es el naranja, el que simboliza fortaleza, ese cúmulo de energía deseoso por ser escuchado. El color que honra la energía, la competencia, el amor. Eres sinónimo de felicidad, de ternura y mucha dedicación.