Si has nacido el 5 de diciembre una de las cosas más importantes de tu vida y que más valoras es sin duda esas ganas de progreso que siempre tienes en mente. Tus horizontes son muy amplios, te encanta aprender y odias las limitaciones. En realidad también odias un poquito a esas personas débiles de espíritu que constantemente se las ponen.

Eres Sagitario y la verdad es que la revolución va casi en tu sangre. No soportas las injusticias y no tardarás en llamar la atención a quien sabes que está cometiendo una. En el fondo, aunque tengas momentos de bajón de vez en cuando, eres una de las personas dentro de los Sagi que más crees en ti misma/o. Aunque puedas caer y a menudo también hundirte, eres una persona con una gran facilidad para levantarte.

A menudo, puedes esconder experiencias pasadas que te han hecho mucho daño solo para no parecer débil. Al final, es como si de alguna manera escondieras un poco lo que consideras tu vida privada.

Tienes una intuición extraordinaria para averiguarlo todo pero también es cierto que a menudo, prefieres dar media vuelta y hacer otras cosas antes que tratar de sonsacar lo que ya sabes. Puedes ser vengativo pero los nacidos este día más evolucionados intentan pasar a otra cosa y olvidar cuanto antes.

Cuando sigues lo que tu mente o tu corazón intuye, rara es la vez que te equivocas. Tus corazonadas son fuertes y muy intensas y no puedes quedarte con las ganas de hacer algo.

En general, siempre estás ocupado con algo. Tu mente no para de crear, de probar, de indagar… Pero es cierto que mantienes tus metas y tus anhelos en secreto normalmente. Tu vida es intensa, activa y llena de altibajos emocionales y de aventuras que dan giros de 180 grados. Vamos, que tú no eres de esas personas que pasan por la vida sin pena ni gloria Sagi. En tu vida hay muchísima agitación, experiencias intensas… Demasiadas.

Puede que tengas algunas manías que te hagan parecer un tanto complicado en muchos aspectos.

En el amor y en la vida, sigues teniendo los mismos principios. Eres una persona que sabe lo que quiere y también lo que no quiere y la verdad es que cuando ves algo que no te gusta, no dudas en plantar cara y en dejar claro por dónde no vas a pasar. En el fondo, esa confianza que a veces tienes en ti es la que enamora al resto. Aunque evidentemente también tengas debilidades, como no las sueles mostrar, la gente te ve casi invencible.

Lo cuestionas todo, necesitas saber y siempre te interesarán los misterios de la vida. Los que sean. TODOS. Si te engañan una vez, perderás la confianza inmediatamente, la decepción podrá durar de por vida, aunque sea un secreto que te guardes dentro.