Si has nacido el 5 de octubre, eres esa persona que está lista para lo que venga. No es que no te importen los golpes de la vida, es que has aprendido a esquivarlos y soportarlos. Tienes el don de levantar la mirada, de mostrar valentía aunque tengas el corazón hecho pedazos. Eres quien escucha a sus vibraciones, quien puede detectar la maldad en un segundo y ahí es cuando te alejas. No estás dispuesto a relacionarte con gente que sólo te resta. Eres mucho más de lo que piensas, te has vuelto la inspiración para tantos y ni siquiera lo notas, por estar tan ocupado en observar tus defectos. 

Eres Libra, así que ser transparente es una de tus mayores virtudes. La verdad es que estás cansando, en muchos aspectos, de la gente que llega a tu vida con máscaras. Ya no estás dispuesto a tolerar relaciones por conveniencia, ahora prefieres quedarte con unos cuantos, pero que sean leales. Con los años has aprendido a utilizar la astucia, la gente que dice que eres un manipulador, por lo general es la misma que antes te trataba como una marioneta, pero ahora tienes el valor de poner límites y eso les molesta. La gente odia que tengas un sexto sentido, que no puedan burlarse de ti tan fácilmente. Y es que no eras así, son muchas las veces en las que estuviste del otro lado, en las que te sacudieron sin piedad y en las que necesitaste sólo una mano para seguir avanzando, pero nadie se detuvo. Ahí, en medio del llanto, recibiste la mejor lección, al final sólo te tienes a ti y eso es lo que importa. Tu compañía es sagrada y mientras tú estés bien contigo, con lo que haces, con lo crees, con lo que sueñas, ¡qué el mundo ruede! Porque es sinónimo de que todo va a estar bien. 

Los nacidos el 5 de octubre, tienen un lado esotérico, que los invita a descubrir más, a indagar de lo que muchos huyen. Son almas tan puras, que te sanan con un poder de brujos, de los que tienen olor a hierbas antiguas, de los que basta con sentir que están cerca para encontrar un alivio. Son poderosos y lo saben, tanto que les gusta trabajar duro para brillar cada vez más alto. Sin embargo, eso no quiere decir que siempre estén al pie del cañón, tienen sus malas rachas y muchas veces lo único que buscan es un espacio, en donde puedan alejarse de todo y de todos. Ahí es cuando se renuevan, cuando viajan a lo más profundo de sus pensamientos y finalmente eligen lo que quieren para esta vida. Libra es sinónimo de indecisión, así que por favor, cuando tengan estos lapsos no los presiones, porque lo único que vas a lograr es alejarlos. Por lo mismo, son muy selectivos, quieren personas diferentes, que les recuerden que los límites no existen y que han salido de peores. 

Sin duda, tienen su parte negativa, detrás de esa personalidad pacifista y solidaria, también se esconde un ser que muchas veces no entiende ni un poco de razones. Hay veces en las que pueden ser muy agresivos, sobre todo, cuando se sienten acorralados. De verdad, no intentes lastimar a un Libra, porque te dará justo en donde más te duele y no se va a tocar el corazón. Libra no siempre salva, a veces, sólo quita la basura de su camino. 

Tu símbolo astrológico es la balanza, es quien te da sensatez, quien te hace pensar en los pros y en los contra de todo. Es de los signos equilibrados, de los que muchas veces sienten que se ahogan, pero encuentran salida. Tu elemento es el aire, es tu capacidad increíble para adaptarte a lo que sea, incluso si al principio te cuesta mucho trabajo. Pero ahí está tu lado comunicativo, el que siempre encuentra el hilo de los negocios. Tu planeta regente es Venus, es tu parte bella, dulce, la que deja que el amor lo gobierne. Por otro lado, la numerología dice que tus números de la suerte son 7, 9, 11, 17 y 26. 

Si has nacido el 5 de octubre, en el amor eres una pareja bastante tradicional, no te andas con juegos. En verdad si se trata de algo serio lo tomas como tal. Estás harto de los amores que no saben lo que quieren, los que te tratan bonito hoy y al siguiente día no existen. Quieres algo leal, comprensivo, serio. La formalidad para ti es muy importante y por lo mismo te esfuerzas en dejarle claro a tu pareja que estarás con ella en las buenas y en las malas. A veces, puedes perder el piso, te enamoras tan profundamente que te pierdes por un tiempo, pero luego vuelves a la realidad y ahí es cuando descubres el amor genuino, el que no necesita ningún adorno para sentir de verdad. 

Eres como tu color de la suerte, el azul, el que representa a los seres encantadores, a los que no le temen a entregarse de verdad, a los que son capaces de abrazarte y repararte. El color de los tranquilos, de los que te llenan de sabiduría, inspiración y espiritualidad. El color de los que quieren, pueden y merecen.