Si has nacido el 6 de marzo, eres amante de las pequeñas cosas bellas de la vida. Te sientes atraído por todo lo relacionado con la belleza o el arte. Cualquier cosa que deleite cualquiera de tus cinco sentidos a ti te hace feliz. Te sientes atraído por personas, situaciones, lugares, ambientes o arte que deleiten por completo tus cinco sentidos. Puede sonar muy místico, pero tú lo entiendes perfectamente. Eres una persona que disfruta mucho del momento cuando algo te hace sentir bien completamente.

Eres extremadamente sensible, como buen Piscis que eres. Normalmente sueles utilizar tu carisma y tu amabilidad para ayudar mucho a la gente que lo necesitas. Eres capaz de involucrarte muchísimo en las preocupaciones de los demás. Esa sensibilidad también puede ser un poco peligrosa para ti… Las críticas tienden a herirte los sentimientos con facilidad. A lo largo de tu vida, tendrás que aprender poco a poco a transformar las críticas en algo constructivo.

Lo único que pides en tus relaciones es que todo lo que das, te lo devuelvan. Ni más ni menos. Para que una relación dure, necesitas que todo sea recíproco. Y no solo en el amor, sino también en la amistad. Para ti, una relación es un trabajo de dos personas, no solo el tuyo. Por eso, te cuesta mucho encontrar a personas a las que realmente puedas llamar “amigo/a”. Hay muy poca gente que esté a la altura y que sepa devolverte todo lo que tú das.

Tienes una personalidad que todo el mundo admira. Esa manera de ser tan generosa, tan amable con todo el mundo, hace que todos quieran ser como tú. Y si, sin proponértelo eres capaz de ser el centro de atención allí donde vas. Mucha gente habla de ti porque te envidia. Eres alguien que consigue caer bien sin tener que hacer mucho. Como tienes tan buen corazón, hace que la gente vaya a tu vida. Muchos lo harán para aprovecharse de tu amabilidad, otros, en cambio, para darte las gracias.

Tendrás que andarte con ojo porque mucha gente vendrá a tu vida para aprovecharse de tu lado más amable. A lo largo de tu vida tendrás que lidiar con decepciones de personas que creías que estaban a tu lado para darte lo mejor, pero en realidad estaban para quitarte lo mejor de ti. Y no pasará nada. Porque eres una persona soñadora que siempre ve más allá de las cosas.