Si has nacido el 7 de agosto, eres el alma que se presenta con la máscara del encanto. Tu energía es magnética, de esa que te roba el aliento y es capaz de levantarte en los peores momentos. Aunque, tienes muy presente que no estás aquí para solucionar la vida de nadie. Tienes un lado generoso y tierno, pero son contadas las personas que llegan a conocer esa parte tan vulnerable. Prefieres mostrarte un tanto rudo, reservado y valiente, porque sabes que hay quienes se acercan a ti sólo para hacerte daño. 

Eres Leo, tu signo grita que tus pasos brillan y lo sabes. La verdad es que no te molesta para nada ser el centro de atención, al contrario, gozas cuando las personas se toman el tiempo de valorar tus logros, porque te han costado noches largas, lágrimas calladas y muchas ganas de tirar la toalla en el momento menos pensado. Sabes que tienes una manera muy dulce de encantar a las personas y ni siquiera tienes que hacer un esfuerzo, se te da de forma natural el conectar e incluso a nivel profundo. Y es que transmites tanta confianza, amor y paciencia que es imposible no querer compartirte todo. Además, eres realista, prefieres que te digan las cosas de frente, aunque te duelan. No toleras la hipocresía ni aquellas personas que sólo se acercan a ti cuando necesitan algo. 

Los nacidos el 7 de agosto, tienen una imaginación que no conoce límites. Son el tipo de personas que te invitan a romper tus miedos, un abrazo a la infancia. Estar con ellos es sinónimo de diversión, de un montón de adrenalina y un toque de riesgo. Pero…eso no quiere decir que se tomen la vida a la ligera, al contrario, son personas muy responsables, es sólo que no soportan la rutina. En cuanto a lo emocional no son los seres más estables del mundo, digamos que no se guardan nada, si están de malas se les nota en el tono de su voz, en sus gestos, en la manera en que poco a poco se van distanciando. Es un signo bastante exigente, así que si no tienes tiempo de lidiar con su estado de ánimo es mejor que mires hacia otro lado. 

Tienes un lado negativo, como todos. Entre los rasgos principales destaca tu lado preocupante, la verdad es que tu mente nunca para, siempre estás buscando la manera de solucionar todo a tu alrededor, es tu parte controladora la que no te deja en paz. Por otro lado, tu mal genio te hace dejar los límites claros, hay cosas que aunque lo intentes no las puedes tomar a juego y eso puede hacerte ver como el malo de la película, pero sabes que hay momentos en los que la diversión debe sacrificarse y después se disfrutan los triunfos. Hay quienes te describen como un ser egoísta, porque no pueden con la idea de que te quieras por encima de todo y la verdad es que son opiniones que no te quitan el sueño. 

Tu símbolo astrológico es el León, ahí está la razón por la que amas ganar en todo. Es tu lado competitivo, el que no se rinde a la primera y que tiene una forma muy especial de liderar todo a su alrededor. Tu elemento es el fuego, es quien representa tu lado feroz, ingenioso, el que siente que tiene que proteger todo y al que no le dan miedo los nuevos comienzos. El Sol es quien te gobierna, esa es la sencilla razón por la que eres un cúmulo de vanidad, orgullo y poderío. No conoces otra forma de ver la vida. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 6, 8, 10, 11 y 25. 

Si has nacido el 7 de agosto, eres un amante que pone por delante el sentido del humor, tus parejas no se pueden quejar porque eres un experto a la hora de provocar carcajadas. Además, te gusta llenarla de detalles, quieres que tu amor se sienta  protegido, amado y respetado. Sencillamente porque no esperas menos. Si hay algo con lo que no te gusta jugar, es con los sentimientos. Una vez que prometes entregarte a una relación, lo haces desde las raíces y con el compromiso por delante. La verdad es que los amores que no llevan a nada, no están entre tus prioridades. Te gusta la estabilidad, la fidelidad y construir proyectos a largo plazo tomados de la mano. 

Tu color de la suerte es el naranja, el color que le hace honor al entusiasmo, a la vitalidad, a la resistencia. Es quien representa tu parte creativa, la que no se rinde y siempre está buscando la manera de brillar. Esa es la razón por la que llenas de energía y motivación a todo aquél que llega a tu vida.