Si has nacido el 7 de noviembre eres una persona muy juerguista, vamos que te gusta todo lo que sea estar bien sin importarte mucho todo lo demás. Si te encuentras cómodo en un lugar, te quedas, lo tienes claro. Incluso cuando ese comportamiento pueda parecer un poco egoísta. Aunque parezca que te apuntas a todo y que eres un culo inquieto, sigues siendo una persona bastante estable. Es decir, sabes separar bastante bien. Tu vida es tu vida, la fiesta es la fiesta, y tus responsabilidades están por encima de todo.

A medida que vas creciendo, vas madurando y desaparecen en ti algunos defectos que cuando eras más joven salían bastante a la luz. Como por ejemplo la agresividad, la desconfianza e incluso los celos… Tienes esa parte de Escorpio que en muchas ocasiones sale a la luz. Sobre todo en tu juventud. Pero es cierto que a medida que creces vas superando todas esas deficiencias y el esfuerzo que ponías en lo que te hace mal lo enfocarás en otras áreas de tu vida.

Si has nacido el 7 de noviembre puedes parecer alguien un poco arisco y frío de primeras. No es raro que la gente que te conoce piense de ti que eres un poco idiota pero en cuanto cruzan unas palabras contigo, toda esa impresión cambia por completo. A ver, con quien no conoces no eres una persona súper agradable pero tampoco eres un tirano.

Puedes dar la impresión también de ser una persona un poco engreída y orgullosa y por eso también, en una primera instancia, puedes caer mal.

No te gusta la debilidad, de hecho, cuando ves que estás siendo demasiado vulnerable contigo mismo te reprendes y te encabronas. Tus sentimientos de amor y de odio son súper intensos y fuertes. Para muchos, puedes ser una persona muy complicada de llevar y tu carácter es un poco peculiar. Pero en realidad, es una especie de fachada. No todo es tan complicado. De hecho, a veces hasta tú mismo te pones este “disfraz” para parecer más duro. Tienes miedo de que tu reputación se vea dañada, de que puedan hacerte daño de alguna manera…

Crees en el destino y sientes que de alguna manera todo pasa por algo pero muchas veces te molesta demasiado que haya cosas que no puedes controlar. Poco a poco lo irás a asumiendo aunque te cueste: no todo se puede controlar. NUNCA.

Eres Escorpio y eso se nota en ese placer que te da descubrir los secretos de personas, esos súper profundos… Si te tratan mal, eres una persona muy vengativa. No lo haces por puro placer (que a veces también) si no como medicina. Es decir, quieres que cada uno tome de su propia medicina y que quien la haga, la pague. Ya sea con algo que te hayan hecho a ti personalmente o incluso que hayas visto en las noticias. No te gusta que la gente que hace mal se salga con la suya y se vaya de rositas.

Puedes ser propensa/o al fatalismo, y quizás siempre te pones en lo peor. A veces es una locura y te lleva a la ansiedad pero por otro lado, nada al final puede ser peor que eso por lo que sueles quitarte un buen peso de encima siempre.

Lo analizarás siempre todo muy a fondo (como buen Escorpio), y te gusta llegar al fondo de cualquier asunto.

En el amor, como eres tan resistente, eres capaz de aguantar mucho. Aunque eso sí, rara es la vez que llegues a ser sumiso de alguien. Podrás perdonar y resistir muchas cosas que no deberías pero eso sí, jamás dejarás de ser quien eres. Lo tienes claro.

2020-11-07T13:05:35+02:00