Si has nacido el 8 de enero tienes una personalidad fuerte, dedicada, productiva y ambiciosa, pero sin embargo no eres tosco ni serio. Tienes imaginación, sensibilidad y eres una persona muy curiosa con un gran carisma. El trato con el dinero a menudo puede traerte éxitos y mucha satisfacción. No es raro que te veas proyectando tu vida llegando a ser una persona muy exitosa e incluso llena de lujos. Y precisamente por esa proyección tienes más facilidad de logro.

Das la impresión de ser una persona extremadamente segura de ti, te gusta la buena vida y aprender de los demás para conseguir tu tan ansiado éxito personal y profesional. Absorbes las experiencias de los demás y así, tratas de no cometer los mismos errores conscientemente. Practicas la escucha activa precisamente para esto. Eres muy inteligente pero detrás de esa fachada de seguridad absoluta y de fe en ti, se esconde una persona que, ocasionalmente, también puede sufrir confusión y dudas internas.

Tienes una voluntad de hierro y asimilas bien todo lo que aprendes pero eso sí, tiene que interesarte mucho, si no, o prestarás interés aunque, incluso así, lo atrapas. Quizás tus intereses sean poco convencionales y tengas un fuerte deseo de expresar tu individualidad a través de tu estilo a la hora de vestir o a la hora de comunicarte…

Aunque aparentemente no eres una persona demasiado “apegada”, en el fondo, a nivel profundo sí que muestras cierta codependencia con algunas personas. Tienes la intuición excesivamente desarrollada para ser un signo de tierra y es bueno que de vez en cuando le hagas un poco más de caso.

Tu necesidad de estar en contacto con los demás con tu carisma te llevará a dedicarte a trabajos del ámbito de los negocios o del entretenimiento. También puedes tener muchísimo éxito atendiendo de alguna manera las necesidades personales individuales de cada uno. Tu necesidad de enseñar en a menudo bastante amplia así que, cualquier tipo de enseñanza o la política, la filosofía e incluso la maestría serían ideales para alguien como tú.

El amor te dará más de una lección de vida. Te atraen las personas exitosas y estimulantes mentalmente. Y cuando te enamoras o te ilusionas incluso con alguien lo das absolutamente todo. Puedes ser muy apasionado y cercano pero también propenso a los cambios de humor y a las actuaciones un tanto radicales. Si te sientes traicionado o herido en algún momento puedes quitarlo todo de un plumazo aunque te duela. Aunque sepas que eso, pueda ser el final.