Si has nacido el 8 de mayo, sabes que el perdón no se le niega a nadie, pero una vez que rompen la confianza ya nada volverá a ser lo mismo. Una de tus virtudes es mostrarte ante el resto sin filtros, no soportas a las personas que van por ahí fingiendo algo que no son. Eres de los que le apuestan a los vínculos verdaderos, prefieres tener pocos amigos, pero tener la seguridad de que le hacen honor a la lealtad. 

Eres Tauro, sabes perdonar, pero prefieres aplicar eso de borrón y cuenta nueva, no te gusta reciclar amistades y mucho menos amores. Una vez que le das vuelta a la página ya no hay marcha atrás. Inclusive después de que te hayan hecho mucho daño, dejas que el karma haga de las suyas y te enfocas en tus planes. Tauro siempre está planeando, es estratégico, le gusta seguir reglas y trabajar duro para lograr duro para lograr todo lo que se propone. Has aprendido a dejar los rencores atrás, no tienes tiempo para justificar los malos actos de las personas. 

Los nacidos el 8 de mayo, tienen un espíritu lleno de bondad, honran todo a su alrededor, porque respetan a la naturaleza por encima de todo. Sin embargo, saben que hay seres con los que no se puede lidiar, por más buena gente que intentes ser, así que se perdonan a sí mismos por permitir que otros les hicieran mal y continúan. Tienen un lado resiliente, esconden el coraje en la mirada, porque nunca se rinden y vaya que sus expectativas son muy altas. No obstante, eso puede llegar hacer que te sientas muy frustrado y con la ansiedad a la vuelta del día, así que de vez en cuando hay que bajarle dos rayitas al exceso. 

Sin duda, las palabras: confianza, adaptación y equilibrio, te definen a la perfección. Una persona tolerante, que no se deja llevar por chismes y prefiere sacar su propia percepción sobre alguien en especial. Esa es la razón por la que te has ganado la admiración y respeto de los que te rodean. Aunque como todos, tienes un lado oscuro, que algunas veces hace que cometas un error tras otro. Pues, no te gusta que ignoren tu sentir, cuando tienes una idea quieres que se escuche alto, no te quedas callado y para argumentos nadie te gana a la hora de discutir. Hay una parte de ti impulsiva, materialista y hasta obsesiva, que puede asustar a cualquiera. 

Es importante que hagas pausas, porque la vida no se trata de una competencia, aunque sea contigo mismo. Date la oportunidad de reconocer tus triunfos, de valorar todo lo que has hecho para llegar al lugar en el que estás. No siempre es necesario ir a prisa y también es importante que trabajes un poco en los comentarios de las personas, no los tomes tan a pecho. Ten en cuenta que hay quienes sólo quieren verte caer y están esperando que cometas cualquier mínimo error. 

Tu símbolo astrológico es el Toro, es quien te ayuda a tener una actitud serena en medio del peligro, prefieres analizar cada detalle antes de tomar cualquier decisión. La mirada fija y la frente en alto es gracias a tu símbolo. No obstante, tu elemento, Tierra, es quien te da la fuerza, la confianza  y la estabilidad, cuando las cosas se ponen complicadas. Desde luego, tu planeta regente, Venus, no se queda atrás, es quien te invita a reconocer que tienes un lado dulce, aunque no se lo demuestres a cualquiera. Eres sensualidad, creatividad y control, tu planeta no te suelta. Mientras que la numerología dice que tus números de la suerte son el 7, 8, 11, 14 y 23. 

Si has nacido el 8 de mayo, eres amor, paciencia, ternura. El tipo de pareja que siempre está ahí para levantarte el ánimo, quién apoya, admira e inspira. Es posible que no demuestres tu cariño de forma muy obvia, prefieres hacerlo con pequeños detalles, con estar en las buenas y en las malas. Te gusta ponerte en el lugar de tu  pareja para comprender antes de juzgar. Eres quien brinda seguridad en toda la extensión de la palabra. Eso sí, cuando se trata de algo formal, te quedas con la persona que te ofrezca algo sano, huyes del drama y el caos.

Eres como el verde, tu color de la suerte, la persona que llega a otras vidas para dar vida. Eres quien regenera, quien da esa sensación de bienestar y armonía. La amabilidad no puede faltar en tu día a día. Eres protector y atento, sorprendes al recordar detalles de pláticas pasadas. Eres la persona que sacude el alma, el corazón, la vida.