Si has nacido el 8 de septiembre, eres de los que ha aprendido a la mala a soltar las expectativas del resto y simplemente centrarte en lo que te exige tu corazón. Eres de esas personas que llenan de calma, que inspiran incluso cuando no lo notas. Te ganas la admiración de quienes te rodean porque tus palabras están llenas de sabiduría. Si algo tienes claro es que no eres moneda de oro para caerle bien a todos y la verdad es que desde hace tiempo te dejó de importar. Ahora lo único que haces es centrarte en tu realidad, esforzarte en lo que quieres y simplemente dar vuelta a la página cuando sea necesario. 

Eres Virgo, así que el deseo porque todo sea perfecto es una constante en tu mente. A veces, tus pensamientos no cesan, lo mismo te pierdes en lo que te atormentó en el pasado, que en lo que quieres lograr a futuro, pero muchas veces dejas de lado el presente, se te van como agua entre las manos momentos que pueden hacer la gran diferencia en tu vida. Recuerda que por más que quieras las cosas no siempre van a salir a tu antojo y ahí es cuando tienes que controlarte, porque lo único que termina afectado es tu salud física, mental y emocional. No dejes que tu ego sea el que te gobierne, porque te puede llegar a mentir de una forma brutal, haciéndote creer que necesitas un montón de cosas materiales, pero en el fondo tú sabes que la felicidad no está ahí. Sabes que te mereces cosas buenas, que tu esfuerzo tarde o temprano será recompensado, pero no te desesperes, no quieras devorar el mundo de un día para otro. 

Los nacidos el 8 de septiembre, no se toman nada a la ligera, pero eso no quiere decir que sean unos amargados, al contrario, prefieren analizar todo de forma minuciosa, para así tener tiempo de disfrutar a solas y divertirse. Su actitud ha sido la llave de muchas de las puertas que han abierto, porque pase lo que pase mantienen una sonrisa y ese optimismo que siempre los impulsa a buscar nuevas oportunidades. Los Virgo tienen tantas ganas de superarse, no sólo por sí mismos, también por la gente que aman, que difícilmente alguien va a acabar con tanto brillo. A veces se olvidan de todo y se alejan, sólo necesitas darles un tiempo, están sanando, están buscando la manera de repararse desde el fondo, ten paciencia y volverán a deslumbrar como siempre lo han hecho. Es claro que no eres la persona más romántica del mundo, pero sí la más leal y en el momento que tú le declaras tu amor a alguien, no hay marcha atrás, amas de un modo incondicional. 

Aunque no todo en tu personalidad es perfecto, hay ciertos rasgos que podrían ser muy negativos a la hora de relacionarte con el resto. La mayoría de las veces pones la cautela por delante, pero…también hay momentos en los que la indecisión se hace presente y puedes cometer un error tras otro. Digamos que tu parte calculadora se vuelve un obstáculo constante, porque quieres que salga todo tan bien que terminas postergando y acumulando responsabilidades que después se vuelven un martirio. 

Tu símbolo astrológico es la Virgen, es quien te mantiene observador, con esa timidez, pero también ambición a la hora de luchar por tus sueños. Es también tu lado persistente, el que puede caerse mil veces, pero sigue pintando de color los días grises. Tu elemento es la Tierra, es por ello que tus pasos son firmes, siempre en busca de la estabilidad y sin miedo a lo que pueda pasar, porque has aprendido que cada cicatriz es una lección. Tu planeta regente es Mercurio, es quien le da lucidez a tus palabras, quien te invita a pensar de una forma más precisa, pero también te motiva a viajar, conocer nuevas culturas y ser más empático. Mientras que la numerología dice que tus números de la suerte son el 4, 5, 13, 14 y 27. 

Si has nacido el 8 de septiembre, en lo que respecta al amor eres un amante que se gana la confianza a la primera, porque pones las cartas sobre la mesa. No te gusta iniciar vínculos en donde las inseguridades son una constante, estás acostumbrado a entregarte de una forma tradicional, en la que ambos tienen ganas de construir algo a futuro. De esas relaciones en las que se inspiran, en las que aceptan sus manías y se motivan a trabajar hasta conseguir su mejor versión. Los Virgo tienen claro que si están con alguien, es porque van a recibir la misma atención que dan. Si no es así prefieren mantenerse solos sin importar cuánto tiempo pase, hasta que llegue un alma dispuesta a luchar por algo valioso. 

Tu color de la suerte es el azul marino, el que representa a aquellos que tienen una manera refinada de ver la vida. El tono de las profundidades, de los amantes sinceros, de los que tienen sueños grandes y no le temen a los boletos sin regreso. Los que tienen la gallardía de reconocer sus defectos y trabajar en ellos.