Si has nacido el 9 de julio, eres esa alma dulce pero con un carácter impetuoso que puede asustar a varios en su camino. Te caracterizas por ser una persona divertida, jovial, amable y tienes una elocuencia que se roba la atención en cada sitio que pisa. Hay una parte de tu personalidad que te puede llegar a nublar, cuando tu bondad se hace presente y no conoces límites. Eres la persona que esconde sensualidad, pasión y un montón de valentía. No vas por la vida haciendo menos a nadie, al contrario, te gusta ser quien hace la diferencia en todo. De alguna manera te has convertido en el protector de quienes amas. 

Eres Cáncer, la lealtad se te nota en cada poro, al igual que la intuición. Es increíble la manera en que puedes detectar cuando alguien sólo se acerca a ti con la intención de hacerte daño. Y es que también puedes llegar a ser terriblemente desconfiado. Las experiencias del pasado te han demostrado que no todo el que dice amarte de frente, lo hace a tus espaldas. Aunque claro, esa ha sido la razón por la que muchas veces tus inseguridades se encargan de hundir tu autoestima. No obstante, tu lado fascinante es quien siempre te levanta. Tienes tan buen corazón y estás tan listo para dar amor que al final la gente mala desaparece y te quedas con aquellos que sí valen la pena. 

Los nacidos el 9 de julio, pueden ser muy tímidos al principio de una relación, pero con el paso del tiempo te puedes ganar mucho más que su corazón. Son quienes te entregan su confianza, su amor, quienes te demuestran que estarán en las buenas y en las malas, aunque pasen los años. Son sinónimo de melancolía, los que no temen mostrar sus sentimientos, los que tienen la valentía de dejar que sus lágrimas corran y luego se las limpian para seguir adelante. A veces, es posible que el pasado los traicione, cuando los recuerdos se apoderan de su mente y les hacen creer cosas que no son. Sin embargo, son pequeños lapsos, al final siempre siguen adelante. Algo que no soportas son las críticas negativas, no es que no aceptes tus errores, es que sabes que hay quienes sólo quieren verte caer para burlarse de tu situación. 

Desde luego, no todo es miel sobre hojuelas en tu personalidad, tienes tu lado oscuro más que evidenciado y puede hacer que las personas salgan huyendo. Lo primero es tu mal humor, se te nota en cada gesto y la verdad no tienes ninguna intención de ser sutil en esos casos, al contrario, puedes llegar a ser demasiado directo y herir sensibilidades. Los cancerianos son muy crueles cuando algo no les parece, realmente dejan de lado lo emocional y se enfocan en lastimarte. Además, pueden llegar a ser melancólicos, basta que echen un vistazo al pasado para que sus heridas se vuelvan a abrir. Tu lado temperamental pocos lo entienden, hay quienes creen que exageras todo. 

Tu símbolo astrológico es el Cangrejo, es tu parte emocional, la que se atreve, la valiente, a la que no le importa lo que diga la gente. Es el lado que se puede apegar, pero también el liberal, el que tiene el coraje y la motivación para hacer lo que se le antoje. Tu elemento es el agua, es tu parte abundante, la que está lista para el cambio, la que siempre encuentra una salida ante cualquier adversidad. La Luna es quien te gobierna, es tu lado hogareño, familiar y quien siempre está dispuesto a defender a quien ama. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 2, 9, 11, 16 y 25. 

Si has nacido el 9 de julio, en el amor eres la persona sensata, soñadora, la que entrega bondad y empatía, la que no está dispuesta a soltar tan fácilmente, pero entiende cuando el amor se acabó. Eres el amante intuitivo, el que le pone pasión, compromiso y lealtad a cada beso, caricia, cada abrazo. Eres quien llena de detalles que tocan lo más profundo del alma. El tipo de pareja que invierte en estar bien, en sanar, en simplemente amar. Eres quien puede volar tan alto como si no hubiera un mañana, pero también quien decide poner los pies sobre la Tierra. 

Eres como tu color de la suerte, el plateado, el toque de amabilidad, sofisticación, profundidad. Eres quien envuelve, ese ser reservado que te invita a descubrirlo todo.  Eres considerado y has tenido que aprender a ser selectivo, porque sabes que hay quienes sólo quieren hacerte daño.