Si tu número de vida es el 8 eres una persona súper trabajadora. Es más, no es extraño incluso que puedas desarrollar alguna adicción a esto. Eres un buen líder, motivado, firme y con una practicidad inmensa. Tienes un impulso increíble, probablemente el número que más acción posee y de alguna forma sabes que estás aquí para dejar huella. No quieres pasar por al vida sin pena ni gloria. Quieres que tu paso sea reconocido, cambiar el mundo o al menos, una pequeña porción de él.

A veces, quieres encajar en ese formato que tú mismo te has creado y cuando hay problemas o limitaciones, lo pasas realmente mal. Si tú estás haciendo las cosas bien, ¿por qué te pasa lo que te pasa? Pues porque al final, no solo son nuestras acciones las que nos repercuten sino las de los demás.

Te gusta el poder, quizás porque muchas veces sabes que solo desde ahí arriba se pueden cambiar las cosas, lo que no es justo, lo que no está bien y aún así, se hace. Todo cambia desde dentro, eso lo tienes claro. Y por eso mismo, una de tus principales metas es esa: llegar ahí como sea.

Tu habilidad ejecutiva es extraordinaria. No te tiembla el pulso a la hora de dar algunos pasos importantes. Entiendes que en ocasiones hay que sacrificar muchas cosas para conseguir lo que realmente se quiere. A veces, se te tacha de alguien con pocos escrúpulos y sensibilidad aunque tú sabes que por supuesto no es del todo así. Volvemos a lo mismo: nunca todo el mundo estará a favor de lo que hagas, jamás, y eso lo tienes claro. Así que, para alcanzar la cima lo mejor es enfocarse en uno mismo, mantener la mirada en el frente y no dejarse vencer por el resto. Trabajarás para causas en las que crees, y eso al final es algo muy importante.

Tu número simboliza la autosuficiencia, el éxito material… Eres exigente contigo mismo, mucho, también ambicioso y hábil para alcanzar tus logros materiales. Sabes que si puedes creerlo, puedes hacerlo. Y probablemente esa seguridad en ti sea la que al final te lleve a conseguir lo que deseas. Lo visualizas, lo proyectas en tu mente y casi de forma mágica lo logras.

Eres sensible pero es cierto que a veces parecen primar en ti otras emociones.

Tu naturaleza es bastante intrépida en ocasiones. Y siempre (o casi siempre) dices no tener miedo incluso cuando en el fondo lo tienes. A veces puedes ser un poco autoritario y por esto, puedes ganarte algún que otro enemigo. En el fondo, es algo que sabes que puede pasar. Cuando alguien llega a la cima, al final, hay envidias alrededor. Pero más allá de esto, es bueno que cultives un poco la humildad. No es que no dispongas de ella, pero sí es bueno que de vez en cuando los demás puedan llegar a verte como alguien más cercano, más afín…

Tendrás que recordarte a menudo que has visto a este mundo para experimentar satisfacción personal. No finjas que estás satisfecho con lo que haces, DISFRUTA de verdad con lo que haces. La satisfacción es el alivio que se obtienen al saber cuándo es suficiente. Y tendrás que aprender a organizar y administrar estas emociones. Es cierto que sabes que la libertad financiera llega con el dinero o los bienes materiales y en el fondo, lo que más ansías es eso, poder moverte libremente con preocupaciones de ese tipo.

Evidentemente no es solo dinero… A menudo, por mucho dinero que haya, no existe cantidad que pueda darte lo que quieres. Necesitas el amor y la aceptación como el aire que respiras pero sabes que el dinero es una herramienta muy valiosa en este mundo. Tienes que conocer tus propósitos más internos… Porque son muchos.

2020-12-29T16:26:05+02:00