Hay alguien con quién las cosas no siempre terminan bien. Hay signos a los que no es mejor acercarse si quieres mantener tu paz mental y el drama fuera de tu vida. A veces es mejor no jugar con fuego, cuando sabes que vas a terminar quemándote. No puedes volver a arriesgarte, después de haber sufrido tanto, después de que te hayan hecho sufrir tanto. ¿De qué signo debe alejarse Capricornio? Aquí tienes la respuesta:

Lo último que necesitas en tu vida es a una persona que sea lo más impaciente de este mundo y que no te deje espacio cuando estás a punto de explotar. Lo último que quieres es a alguien que te cuestione todo el rato, que te pida explicaciones cada dos por tres y que te asfixie un promedio de 20 veces al día. Con Aries, esto es más que posible. Ambos, sois huesos muy duros de roer. Montañas muy difíciles de escalar. Aries siempre querrá quedar por encima, llevar la razón y tener el mando de la relación. Y tú, Capri, quieres de todo menos eso.

A tu lado, buscas a alguien que te de estabilidad, que sea coherente y que no tenga un máster en dramas de tercer grado. Aries es un poco dramas, y sí, si quiere te lía una que te deja en vergüenza delante de todo el mundo y eso a ti no te gusta. Lo odias. Lo detestas. Eso de llamar la atención, con escenitas subidas de tono, en plena vía pública es una de tus peores pesadillas. Y lo sabes. Aries, siempre querrá tirar del carro, y eso te pone muy de los nervios. Que sí, que no lo hace con mala intención, pero tú eres más de pensar con la cabeza fría, con astucia y con mucha inteligencia. Lo tuyo no es arriesgar sin tener nada claro.

A ti, te gustan los cálculos, y si tu corazón te dice que NO, es que NO. La vida de Aries puede ser una auténtica maravilla, una aventura en toda regla y todo lo que quieras pero a ti, no te engañan, Capri. Sabes que puede acabar muy mal y como buen signo de tierra que eres, pones solución, tierra de por medio y punto y final. Y si no lo estás haciendo, hazlo.

Tú necesitas seguridad, confianza, fidelidad y amor en MAYUSCULAS. Gente como Virgo te hace muy bien. La complicidad es muy pero que muy alta. Con Tauro, más de lo mismo. Ahora, si buscas a alguien que te lleve la contraria, lánzate a la desobediencia de Acuario o de Escorpio. Ya verás.