Hay amores que calan en lo más profundo de tu corazón, que por más que quieres sacarlos de tus pensamientos se aferran más. Te los encuentras en canciones, frases, en aromas, en colores. Hay amores que te acompañan hasta el último suspiro aunque ya no estén contigo y no es fácil decir adiós. Sobre todo, para algunos signos, a los que les cuesta dejar ir un amor, porque no quieren soltar una parte de su corazón. 

Dejar ir es despedirte de largas conversaciones, de desveladas, de besos, abrazos, de esos momentos en los que tocaste fondo y ese amor estuvo ahí para levantarte. Son cicatrices que preferimos esconder en un rincón intocable pero cuando menos pensamos vuelven, nos hacen creer que todo puede volver a ser como antes, pero no es así. Cuesta mucho dejar ir un amor, ojalá que algunos capítulos fueran eternos.

Signos a los que les cuesta dejar ir un amor porque no quieren soltar una parte de su corazón

Dicen que el tiempo cura las heridas, pero nadie habla de los fantasmas, de esos que se convierten en tu sombra, que aparecen hasta en tus momentos más felices. Y ahí estás teniendo todo y suspirando mientras echas de menos a tu gran amor. No quieres soltar esa parte de tu historia y estos signos tampoco: 

4.- Escorpio 

Misteriosos, reservados y electrificantes. Escorpio tiene el poder de hacerte sentir el cielo y romperte en el mismo segundo. Es un signo que cuando decide compartir contigo te lo da todo. No entiende de restricciones, se entrega en cuerpo, alma y mucho corazón. No es de los que va por ahí mostrando su lado más sensible, cuando confía planea una vida entera a tu lado y si las cosas no salen bien su mundo se viene abajo. Escorpio es leal, es quien no te suelta, quien te repara, quien estará contigo incluso en tu peor momento, cuando estés de malas y sin querer saber nada de nadie. Escorpio ama con todo su ser y le cuesta olvidar de la misma forma, no puede hacer como que no pasó, le costarán lágrimas, desvelos y más amores, para que por fin pueda sanar. 

3.- Virgo 

Reflexivos, planificadores y muy solidarios. Virgo llega a tu vida como la calma soñada, es la persona que siempre tiene las palabras precisas, que no le gustan los juegos cuando se trata de amor, prefiere la formalidad. Virgo se engancha porque es un signo con una y mil actividades, así que si decide ser parte de tu vida es porque realmente te ama. Es posible que se levante y siga con la rutina, que sonría, pero en el fondo lleva una pena de la que no habla con nadie. A Virgo le cuesta mucho dejar ir porque necesita respuestas, quiere saber a detalle lo que sucedió, en qué falló e incluso puede pensar en alguna solución. Pero cuando se da cuenta que no hay marcha atrás, aún con dolor en el alma le da vuelta a la página. 

2.- Leo 

 Valientes, orgullosos y confiables. Leo es quien tiene el poder para agregarle chispa a tus días, es quien nunca para, que siempre tiene algo nuevo que aportar. Es la persona que todo el mundo saluda cuando sale de algún sitio, se gana a todos con su simpatía y tiene algo de controlador, así que cuando la relación falla le cuesta dejar ir y seguir adelante. Leo necesita sanar de verdad para por fin soltar. Su ego no le permite lidiar con el fracaso y a veces quisiera que sólo se tratara de una pesadilla. Leo es fuerte por fuera pero hay un lado emocional en el que se dobla, en el que ya no puede y no quiere soltar esa parte de su corazón. 

1.- Libra 

Sofisticados, románticos y empáticos. Libra es el signo que simplemente te ayuda a poner los pies sobre la Tierra, la persona que piensa muy bien antes de hablar, la que analiza los dos lados de la moneda. Al principio puede parecer distante pero una vez que se enamora, su pareja se vuelve su prioridad y le cuesta dejar ir de la noche a la mañana. Libra no se rinde así de simple, se esfuerza para recuperar la relación y es posible que cuando esté a solas recuerde a ese gran amor. Porque Libra tiene bondad en su corazón, esperanza y no puede evitar ponerse en los zapatos de los demás. Se aferra, porque es parte de su historia y no quiere soltarla.