Pedir perdón es algo que deberíamos aprender todos desde muy pequeños para no vivir con rencores. Es verdad que a veces nos cuesta mucho reconocer que hemos metido la pata hasta el fondo, pero hay signos a los que les cuesta más que a otros y eso no quiere decir que sean peores personas, simplemente su orgullo no les deja avanzar. Si quieres saber cuales son los signos a los que les cuesta la vida pedir perdón, solo tienes que seguir leyendo para descubrirlo:

TAURO

Tauro es un signo bastante cabezota y es por eso por lo que le cuesta dar su brazo a torcer y no pide perdón con tanta frecuencia como la que nos gustaría. Es una persona súper inteligente y sabe perfectamente cuando hace algo malo, no le importa reconocerlo, pero le cuesta mucho pedir perdón porque siente que se está fallando a sí mismo. El problema que tiene Tauro es que está tan obsesionado con su punto de vista que le cuesta mucho ver las cosas desde otra perspectiva. Puede que algo tenga mucho sentido, pero si él tiene claro lo contrario, no va a cambiar de opinión porque es fiel a sus ideas y principios. En el fondo Tauro se siente fatal cuando alguien lo pasa mal por su culpa, pero su interior le impide abrir su corazón y pedir perdón porque no quiere ser tan blanco como los demás. 

LEO

Leo se considera el protagonista, el héroe, y la estrella de la vida de todos los que le rodean. En la cabeza de Leo no cabe la idea de que él haya sido el malo en algún momento de la vida y es por eso por lo que no pide perdón. Cuando tiene un comportamiento negativo lo justifica de tal manera que le da la vuelta a la tortilla para que parezca que es culpa de la otra persona. Leo tiene un punto manipulador que a veces asusta, pero en el fondo no es mala persona, simplemente le cuesta admitir que dentro de esa idea tan perfecta que tiene de él mismo hay errores. Leo a veces se olvida de que los demás tienen también su papel en este mundo y pasan de absolutamente todo. El orgullo que tiene Leo a veces le nubla la vista y le es imposible ver que ha hecho las cosas mal. 

ESCORPIO

Meterse en una discusión con un Escorpio es como comenzar una discusión con el mismísimo demonio. Hay que ser muy valiente y muy tonto a la vez para discutir con Escorpio, porque él, pocas veces da su brazo a torcer y pide perdón. Escorpio preferiría hacer literalmente cualquier cosa antes que admitir que su comportamiento ha sido nefasto. Es una persona astuta y estratégica que está muy acostumbrada a escaparse de cualquier situación que le ponga entre la espada y la pared. En el fondo sabe que en muchas ocasiones mete la pata, pero no va a pedir perdón por nada del mundo porque eso sería rebajarse demasiado. Escorpio defiende su inocencia por encima de todo, tanto que es capaz de creerse él mismo su propia mentira con tal de no pedir perdón. Así es Escorpio y así hay que quererle. 

ACUARIO

Si Acuario alguna vez te hizo algo malo, diviértete tratando de localizarlo para que te pida perdón porque jamás lo encontrarás. Acuario es de esas personas que prefiere hacer las maletas e irse de la ciudad antes de enfrentarse a sus propios errores. Es una persona súper inteligente, pero eso de tener que enfrentarse a cosas del pasado que ha hecho mal no va nada con él. No pide perdón porque no le gusta admitir que ha hecho las cosas mal, él simplemente espera que el tiempo todo lo cure. Acuario tiene la sensación de que, sí admite que ha hecho las cosas mal, su imagen va a verse ensuciada. En el fondo sabe que debería pedir disculpas por su actitud y porque tampoco le sirve de nada ir con esos aires de superioridad por no querer pedir perdón. Acuario es diferente, así que, si no pide perdón tampoco hay que tenérselo en cuenta porque a cambio hará miles de cosas bonitas por la persona a la que hizo daño.