Sí, hay personas que te transmiten calma, su energía es tan pura y deseas pasar todo el tiempo necesario a su lado. Son dulces, pero…no hay que confiarse, porque hasta el alma más tierna puede volverse cruel cuando el fuego se hace presente. Los signos del zodiaco tienen una manera peculiar de envolverte, sus personalidades hablan por sí solas y cuando menos piensas te muestran un rostro perverso. Por ello, hoy vamos clasificarlos del más bondadoso hasta el que puede tomarte de la mano para hundirte en las profundidades del infierno. Signos clasificados del más dulce al más perverso:

1.- Libra 

Libra es el signo que muchos relacionan con problemas, porque dicen que es complicado, porque le cuesta ceder y no se queda callado. Es así, un tanto irreverente, indeciso, pero muy dulce. Cuando menos lo piensas te envuelve, tiene magia en sus palabras, en la manera en que te acaricia, en lo firme que es para llenar de paz. Su corazón es tan grande que es inevitable que las lágrimas no formen parte de su personalidad. Libra puede ser lo que tú quieras, pero en su corazón no hay maldad. Ahí habita la justicia, la igualdad y mucha armonía. Lo que quiere es huir de las discusiones, abrazar a quienes ama, pasar tiempo con los que le causan carcajadas. Libra es así, vive en su propio mundo, en el que la empatía es la que gobierna. ¡Ojalá! Sería el lugar más bonito, en el que nadie saldría a vivir con miedo. 

2.- Piscis 

Claro que Piscis tenía que estar en los primeros lugares, porque lo que más detestan es la guerra. Es el signo que tiene el don de sentirlo todo, el que calla, pero por dentro se rompe cada vez más. A Piscis lo llenan de alegría los éxitos ajenos, el tiempo con la familia, ver películas con quien ama. Ahí está su corazón, en el alivio del alma, en la manera en que se esfuerza por hacer un cambio en todo. Es servicial, puede que no tenga ni un peso en el bolsillo y aún así le dará al que más necesita. No conoce la competencia, ya bastante duro es lidiar con sus propios pensamientos, como para todavía estar pendiente de lo que hace el resto. Es un signo que huye de la mezquindad, necesita conocer a la persona, no piensa creer en dimes y diretes. Su manera de andar es tranquila, encantadora, sólo él sabe lo malo que ha vivido y aún así sigue sonriendo. 

3.- Tauro 

Hay quienes huyen de Tauro porque no conocen su esencia. Son las personas que se han hecho una idea falsa, que se han dejado llevar por habladurías. Porque sí, Tauro es obstinado y vaya que nadie le gana en eso, pero eso no es sinónimo de que sea mala persona, al contrario, es de las luces más bonitas que encontrarás en el camino. Su paciencia es su mejor vestido, le gusta ir poco a poco, conocer al otro de una forma profunda y dejar de lado las críticas. Es una de las almas más generosas, de las que pueden meter las manos al fuego por alguien que aman, sin reparos. No es perfecto, tiene sus altas y bajas, su carácter es de cuidado y cuando alguien lo lastima no te da segundas oportunidades. Sin embargo, no es de los que te va a dejar tirado cuando más lo necesitas, es justamente esa persona que te va a recordar la razón por la que hay que seguir adelante. 

4.- Acuario 

La verdad es que Acuario es el tipo de persona que te deja boquiabierto, porque la mayoría tiene una idea equivocada de la forma en que lleva la vida. Muchos dicen que no tiene sentimientos, que prefiere ir dejando corazones rotos antes de mostrar su lado vulnerable. Sin embargo, una vez que te das la oportunidad de ser su amigo, pareja o compañero, descubres la otra cara de la moneda. La que está llena de amabilidad, la que es capaz de dejar de lado la crueldad para simplemente gozar con las personas que ama. Acuario tal vez no sea el signo más expresivo, pero cuando te demuestra su apoyo lo hace de una forma genuina, simplemente no te suelta y te contagia de su rebeldía. Es quien tolera quedarse estancado, que trabaja tan duro por sus sueños que le da igual quedarse sin esas personas que sólo llegan a sus días para criticar. Es amor, sinceridad, es quien te enseña a amar sin perder tu libertad. 

5.- Sagitario 

Ahora le damos la bienvenida al ranking, al signo más inquieto, el que rara vez se queda de brazos cruzados cuando quiere algo. Sagitario es como una ola del mar, está ahí, calmada y bella, pero en el momento menos pensado se vuelve arrasadora. Es quien no tiene tiempo para la agresión ni la hostilidad en su vida, sus ojos siempre van más allá. Sagitario decide dejar de lado la frustración y simplemente enfocarse en vivir cada instante. No le gusta engancharse, ni guardar rencores innecesarios. Es quien te devuelve la esperanza y al mismo tiempo te calma. Su alma es dulce, desinteresada y con una sed de disfrutar tanto, que te dan ganas de convertirte en su fiel compañero. Es un abrazo profundo, quien no se deja vencer a la primera y que tiene el don de encontrar el lado bueno de todo el que toca su puerta. Mientras no te metas en su vida, no tendrás ningún problema. 

6.- Géminis 

Estamos entrando a la zona de la tentación, a esos signos que respiran maldad de vez en cuando y en lugar de que te den miedo se convierten en una atracción. Géminis, es muy divertido, agradable y le gusta dejarse llevar por sus pensamientos. No se queda quieto, siempre quiere más y ama romper con sus propias expectativas. Superarse se ha vuelto una adicción y aunque no es el signo más cruel del mundo, puede que su esencia oscura te haga llorar. La buena noticia es que no lo hace con la intención de romperte, es decir, puede ser hiriente si recibe lo mismo de la otra persona. La gente se ha encargado de decir que es un rompecorazones, porque no se han detenido a pensar en qué lo motivó a actuar de cierta manera. El punto es que tiene el carácter fuerte, no cede fácilmente y cuando algo le molesta lo dice de frente. Si para la gente eso es perverso, ¡adelante! Digan lo que quieran. 

7.- Cáncer 

Lo que Cáncer tiene de apasionado, dulce y entregado, lo tiene de malvado. No, no estoy exagerando, detrás de esa personalidad aparentemente frágil, se esconde un alma valiente que ya no está dispuesta a tolerar ser el plato de segunda mesa de nadie. Su estado de ánimo es tan cambiante, que ni él mismo sabe cuando es posible que se asomen sus espinas, recuerda que en su interior vive el cangrejo, el que tiene un malhumor que asusta y que no duda ni un momento cuando se trata de defenderse. Créeme, no quieres que un Cáncer te tenga rencor, porque puede rasgar con la misma intensidad que te besa. Cáncer se olvida de la piedad cuando alguien le hace daño. Su objetivo es claro y sus pensamientos se nublan, quiere que sientas al menos la mitad de lo que le provocas. Mejor no lo pongas a prueba. 

8.- Leo

Para fortuna de muchos, Leo la mayoría del tiempo es un alma dulce. Es claro que su brillo no se pone a discusión, se nota la manera en que sobresale y lo mucho que eso lo hace feliz. A Leo no le molesta el reconocimiento, al contrario, lo disfruta y si para muchos eso es indulgente, es su problema, porque sólo está disfrutando lo mucho que le ha costado llegar a la cima. Sin embargo, cuando se esfuerzan en lastimarlo, ahí es cuando su parte inofensiva se marcha. Deja de ser ese gatito dulce que ronronea entre tus piernas, para convertirse en fuego puro. De verdad no quieres ver a un Leo enojado, porque ahí su corazón se vuelve insensible. Es simple, si lo que buscas es pelear, te enseñará la mejor forma de hacerlo. Leo te hace llorar y ni siquiera te lo esperas. Es así, tiene una manera increíble de darte en donde más te duele. 

9.- Virgo 

No tienes ni la menor idea de lo crudo que puede llegar a ser un Virgo. Cuando alguien se vuelve sombra en su vida, no quitará el dedo del renglón hasta darle una lección. Es un signo que tiene una parte obstinada, no te avisa, aparenta inocencia y en medio de la nada puede hacerte daño. Dicen, que es de las mentes más perversas, porque su inteligencia es superior, no pierde el tiempo en sentimentalismos y se va directo a la yugular. Tal vez no te parezca la persona más maliciosa del mundo, pero es quisquilloso. La forma en que te hiere es tan sigilosa, tan pasivo-agresiva, que te termina dañando el doble. Sus insultos no se olvidan, al contrario, te sacuden la autoestima y te hacen preguntarte una y otra vez, qué fue lo que hiciste mal. Por favor, no pierdas el tiempo en buscar argumentos para que te perdone. Eso hubieras pensado antes de romperlo tanto. 

10.- Aries 

Dicen que es loco, perverso, apasionado, dicen que es fuego puro y la verdad es que es algo que Aries no puede negar. Hay una parte de él que goza de la adrenalina, romper con lo ideal y simplemente dejarse llevar. Lo malo es que hasta cuando su mal genio se hace presente se olvida de todo y ahí es cuando las cosas pueden colgar de un hilo. El punto es que si está molesto va en aumento, en especial cuando la otra persona se esmera en despertar sus demonios, sin tener idea del error que está cometiendo. Aries te trata como lo tratas, si empiezas con agresividad te enseña el verdadero significado. Si lo perturbas vas a conocer la arrogancia en toda la extensión de la palabra. Es quien no baja la guardia fácilmente, aunque digan que es vengativo, para él es simple justicia. En esas situaciones requiere una cucharada de calma, dale tiempo y no presiones, porque puede ser peor. 

11.- Capricornio 

El signo que tiene fama de ser frío, el que arranca los sentimientos de una sola toma. Sí, pueden decir muchas cosas de Capricornio, pero sólo él sabe que cuando decide vestirse de hielo, es porque ya antes dio un montón de oportunidades. Es un signo paciente, pero también tiene un carácter fuerte, no es dejado. Curiosamente la gente que lo describe como alguien perverso, es quien estaba acostumbrado a que Capricornio siempre cedía ante sus peticiones, pero…cuando decide poner límites y evitar que lo manipulen, se hacen los ofendidos. ¿Curioso no? Ya no más, a Capricornio ya le da igual si lo pintan como un ser sin corazón, porque en el fondo sabe perfectamente lo que vale y no está dispuesto a hacer algo que no le nace, sólo para darle gusto a otros. Si te molesta, las puertas de su vida están abiertas de par en par, no te detengas. 

12.- Escorpio 

Si la gente va a hablar, que lo haga con ganas, sin miedo a la reacción que un Escorpio pueda tener. Dicen que es el loco, el arrebatado, el que se deja llevar por la sed de la venganza. El signo que abraza a la frialdad y es capaz de sacudir tu vida en un abrir y cerrar de ojos. ¿Suena a que es el alma más mala de todas? Por favor, sólo aquel que se ha tomado el tiempo de entrar al corazón de un Escorpio, sabe perfectamente que no ataca a menos de que lo hieran primero. Han sido tantas las grietas que le ha dejado la vida, que ahora tiene miedo, es desconfiado y por lo mismo pone muchas trabas cuando alguien le quiere hacer daño. El juego es simple, mientras no los molestes, pasarán desapercibidos en tu vida. Pero si inviertes tiempo en verlos llorar y gozar de ello, vas a recibir un ataque por la espalda y sin tantita piedad. No digas que Escorpio es cruel, habla primero de lo que le hiciste.