Amar es así, no avisa, de repente te ves extrañando a esa persona, aparece en tus silencios, en tus carcajadas, cuando te vas de la nada, en las miradas quietas y profundas. Amas con el alma, con los besos, las caricias, los abrazos, con la mente. Hay signos del zodiaco que no conocen eso del amor a ratos, ellos se entregan de verdad. Esos son los amores que te hacen creer en los cuentos de hadas, los que rompen con lo convencional. A los que no les importa el tiempo, ni la distancia, ni ningún otro obstáculo. Su amor rompe con todo, pero eso no significa que sea para siempre. A veces, por más que te esfuerces en que todo sea perfecto, el castillo se desmorona. No todos están listos para algo tan grande, pero no te preocupes, porque hay signos que así como aman, también olvidan. Corazones como los de esta lista. 

1.- Leo 

Olvídalo, Leo no se va a tirar a llorar. No es que no te quiera, es que su orgullo lo cobija, hace que levante la mirada, aunque tenga los ojos hinchados. Su naturaleza no es arrastrarse por nadie, los Leo están acostumbrados a saborear la guerra y un corazón roto no es sinónimo de su final. Puede que tenga momentos en los que ya no puede más, en los que sus lágrimas le gritarán todo el dolor que hay en su alma, pero aún así seguirán avanzando. Porque Leo sabe que su corazón está lleno de cariño, de calidez y que no merece tanta carencia. Si algo le duele, lo enfrenta y busca una solución para sanar las heridas. Lo siento, pero Leo no es de los que se quedan en el sofá viendo como se les va la vida, por alguien que no supo valorar tanto amor. 

2.- Sagitario 

¿Alguien dijo ruptura? Porque Sagitario no tiene idea de lo que es eso. Es un signo tan impredecible que la manera en que enfrenta el fin de una relación siempre es distinta. Pero que quede claro, nunca en el suelo. Por más amor que te entregue un Sagitario, no dejará que pisoteen su dignidad. Siempre hay un lado bueno en medio del caos y lo sabe muy bien. Así que, cuando la tristeza le llega de golpe, se aleja un poco, quiere sumergirse en su espacio, en sus pensamientos, en la manera en la que se dejó llevar por alguien que no valía la pena. A medida que pasan los días va encontrando la claridad y ahí es cuando se siente vivo de nuevo. Un adiós para Sagitario, es sinónimo de una limpia, así que se permite llorar, gritar, enojarse, se la oportunidad de todo, y luego busca la manera de consentirse. Un tiempo en el que pueda salir con amigos, a darse gusto, a despejarse. Ese es Sagitario marchándose. 

3.- Aries 

Si un día tienes la oportunidad de amar a un Aries, te vas a dar cuenta de que no toman el querer a juego. Que su forma de entregarse es genuina, alma con alma. Son los impulsivos, a los que les da igual el montón de reglas que les pidan. Simplemente si algo interfiere en su amor, lo ignoran. Nunca sabes qué tan obstinado puede llegar a ser un Aries hasta que se enamora. Su pareja no tendrá que preocuparse, porque estará con ella en las buenas y en las malas. Es muy leal, pero con la misma intensidad que se entrega, también te dice adiós. Hay quienes lo llaman rencoroso, porque no dura mucho tiempo con el corazón roto. Aries cuando está triste, sigue avanzando, porque sabe que el tiempo no se detiene y las actividades le ayudan a olvidarse de todo. Así es como sus heridas empiezan a cerrarse y cuando menos se da cuenta ya se despidió de ese amor. No es un signo vengativo, simplemente ya no eres parte de su historia. 

4.- Piscis 

Quizás, muchos piensen que cuando Piscis atraviesa una ruptura amorosa se rompe hasta olvidarse de sí mismo. No voy a decir que es fácil, tanta sensibilidad fragmentada es prácticamente un abrazo al dolor. Pero, no subestimes la resiliencia de un Piscis, porque por más herido que esté no se va a dejar caer. Es un signo muy compasivo, pero su autoestima es primero, no va a caer en los chantajes emocionales. Cuando alguien no quiere estar con él, lo entiende. Piscis no te va a rogar, aunque por dentro esté deseando desesperadamente que te quedes. Lo que hace es refugiarse en sus amigos verdaderos, en quienes no lo sueltan. En sus familiares, en salir a dar una vuelta. Nunca dudes de lo aferrado que puede llegar a ser, porque no se rendirá hasta sentir alivio de nuevo. Ya mucha gente lo ha traicionado y sigue de pie. Esta vez no será la excepción. 

5.- Capricornio 

Si hay alguien que sabe cómo seguir adelante después de una ruptura, sin duda, es Capricornio. Un signo al que le cuesta entregarse de forma profunda, siempre pone una traba tras otra, porque le aterra terminar en los brazos erróneos, pero al final sabe que no puede controlarlo todo. Cuando se enamora no hay mentira en su palabra, en la manera en que te besa, en los abrazos inesperados. Sólo aquél que ha tenido la dicha de salir con un Capricornio, sabe que se vuelve un encanto cuando ama, puede llegar a ser el más romántico del mundo, pero sin perder el piso. No obstante, cuando decide arrancarse a alguien del alma, lo hace de una forma muy práctica y metódica. Tiene la inteligencia para canalizar su tristeza en otras cosas. Sí, llora, pero bastan un par de días para que recupere la calma. Ni lo esperes, porque no es de los que vuelve, una vez que terminan, no hay otra opción. 

6.- Cáncer 

Bendita la mano de Cáncer, que tiene tanta dulzura en el alma, que sabe cómo acariciar sus heridas de una forma serena. No se presiona después de decirle adiós a un amor. Cáncer agradece vivir el duelo, es la única forma de sacar por completo a alguien de su corazón. Se toma un par de semanas para despedirse, quiere asegurarse que ya nada quedará de esa persona. Un adiós definitivo en el que sus pensamientos deciden darle vuelta a la página y ya no hay más. Eso quiere decir que al principio no lo verás hecho pedazos, confundido, con ganas de escuchar que todo se trata de una pesadilla. Sin embargo, se volverá a levantar y más saludable que nunca. Si Cáncer por alguna razón se prohíbe el duelo, puede volverse rencor, pero sabe que no vale la pena invertir su energía en alguien así. Así que, lo suelta. Pero por favor no te atrevas a suplicarle amor de nuevo, porque conocerás su lado oscuro. 

7.- Libra 

Sí, Libra siente que le rasgan lo más profundo cuando alguien que ama de verdad, se tiene que marchar de su vida. Intenta mantenerse firme, pero hay una parte en su interior que se rompe, que no está lista para ver por última vez a esa persona. Sin embargo, lo hace, porque tiene un lado orgulloso, temerario, que se lanza ante cualquier situación. Así que, lo podrás ver hecho un mar de lágrimas, pero cuando le dicen que se terminó, lo entiende. Libra, sabe que no te va a dejar de querer de la noche a la mañana, pero eso no quiere decir que no se va a arreglar. No tiene prisa, le dolerá un tiempo, pero sabe que ha salido de peores y sigue con la frente en alto. Puede amarte con todo su ser, pero también te olvida con la misma fuerza. Porque al final es un signo que entiende que es a él mismo a quien tiene que amarse por encima de cualquier cosa y ningún desamor podrá contra eso. 

8.- Virgo 

A Virgo lo puedes romper, lo puedes criticar, le puedes hacer sentir la peor de las emociones, pero la ventaja que tiene es que no se engancha. Su intelecto es demasiado para dejarse llevar por las provocaciones de los demás. No es que sea egocéntrico, es que sabe que hay mucha gente con carencias emocionales descargando toda su basura en el otro. Es simple, Virgo entiende que es un peligro intentar querer, cuando no te quieres a ti mismo. Es por ello, que no ruega, no quiere saber mucho, se centra en lo importante. Si lo terminan es porque ya no es lo mismo y el amor se apagó. Forzar la situación no es su estilo, prefiere decir adiós a tiempo, que quedarse al lado de alguien que no está listo para todo lo que él sí da. Tal vez le cueste trabajo, pero el que sea tan listo no significa que no llore. Virgo, aceptas las emociones, pero no piensas quedarte ahí. Tú objetivo es superarlo y lo cumples, no hay más. El capítulo se cerró y si tienes que comprar un nuevo libro lo harás.