Es verdad, entre más grande es la herida, más privado es el dolor. Sin embargo, no es algo que puedes evitar, llega sin previo aviso, lo que sí puedes elegir es no sufrir. Uno se cansa de llorar y llorar, de esforzarse en buscar una solución y no conseguir nada. Te ahogas en tu propio silencio y llega un punto en el que sólo quieres estallar. Ahí es cuando comprendes que tu alma está rota, pero hay dos opciones: te hundes o te conviertes en tu mejor versión. Esto fue lo que decidieron los signos que decidieron convertir su dolor en poder:

1.- Leo

Leo se prometió no dejar que sus lágrimas fueran las que trazaran su futuro. Ahora, sabe que hay momentos en los que todo se le sale de las manos. Sin embargo, ya vivió lo peor, se hundió entre tanta agonía y pensó que no lo lograría, al final se levantó. Es fuerte, tanto que se convierte en el pilar de muchos. La vida dio una vuelta enorme y ahora es Leo quien tiene la fortuna de ayudar a lidiar con el dolor a otros. No se rinde, es su personalidad impulsiva y un poco necia, la que lo mantiene al pie del cañón. Todos los días trabaja en su mejor versión. Le da igual si para ti es egoísta, sin embargo, no va a bajar la guardia, porque apenas está logrando lo que quiere. Leo dejar ir, no va a permitir que un fantasma del pasado arruine su presente. 

2.- Sagitario 

Son pocos los que llegan a indagar un poco en la mente de un Sagitario. No tienes ni idea de lo que esconde detrás de tanto silencio. Hay momentos en los que se guarda todo porque está analizando cada detalle, quiere recuperar toda la información posible y preparar su mejor conclusión. Le costó mucho trabajo entender que lo mejor que puede hacer por él mismo es no apegarse a nada. Al final, así es la vida, es temporal, impredecible y uno nunca sabe en dónde puede estar mañana. Sagitario, es un pensador, está lleno de ingenio, de amor, de muchos planes. El hecho de que tenga la valentía de sonreír, no quiere decir que aquello que lo dañó desapareció, hay una parte en sus pensamientos que de vez en cuando vuelve a ese momento. Pero, ya no es lo mismo, ya ese dolor no te controla y ahí es cuando entiendes que te recuperaste para nunca más soltarte. 

3.- Tauro 

En realidad nadie sabe lo mucho que te esfuerzas todos los días para no rendirte. La gente asume que eres el toro del zodiaco, el obstinado que basta que se proponga algo para que lo cumpla. Sin embargo, hay momentos en los que se te cae el alma entera, en los que sientes que por más que tiras de la cuerda no logras llegar al otro lado. Es duro, porque te ha tocado estar solo en tus peores momentos, pero ahí fue donde aprendiste a no necesitar nada de nadie. En medio de tanto dolor te llevaste la mejor de las lecciones y ahora sabes lo que quieres. Sabes que puedes conseguirlo tú solo, no importa qué tan mal te sientas, te levantas y sigues avanzando. Es increíble que la gente se atreva a decir que eres un grosero, sólo porque aprendiste a poner límites y hacer las cosas por ti, no para darle gusto a nadie. Si no pueden con eso, es su problema. 

4.- Géminis 

Ya pasaste por esos momentos en los que te encerraste en tu habitación, en los que cerraste las cortinas para huir de los rayos del sol. Aquellas noches en las que escuchaste una y otra vez esa canción que te hace llorar hasta que te quedas dormido. Fue duro perder así de feo, pero aun con esa sensación de vacío en el pecho lo superaste. Ese día que dijiste que ya no más, todo cambió. Porque entendiste que tu fuerza ahora es el doble que la  de antes. Tu personalidad está llena de nuevos colores y eso te hace más valiente en todo. Géminis, ya no estás para callar, ni tolerar cosas que no te hacen feliz. Ahora, te vas a la primera bandera roja, porque confías en que la vida te tiene algo mejor y no piensas aferrarte para terminar igual que antes. Ya no. 

5.- Escorpio

No es fácil dejar atrás lo malo, verte al espejo y decirte que no mereces tanta toxicidad en tu vida, es algo con lo que pocos pueden lidiar. Sin embargo, lo estás logrando Escorpio, porque genuinamente buscan sanar tu alma, quieres sentir calma. Quedarte en casa mientras miras la nada o lees un buen libro. Fue duro bailar después de tanto dolor, pero al final te diste cuenta de que por más que la crueldad de los demás intente hacerte pedazos tu esencia no se puede oscurecer. Sí, ahora eres más autoritario, analítico, crítico y hasta tienes un lado agresivo, que no todos conocen, sin embargo, que cuando lo despiertan los puede hacer pedazos. Ese eres tú, el que ya no conoce imposibles, pero sí muchas ganas de superarse. El pasado ahí se queda, ahora tienes más cosas que ofrecerle al mundo, que se preparen porque después de la tristeza viene la magia. 

6.- Aries 

Sí, a veces, te ahogas, sientes que no hay una salida y que los de tu alrededor no te entienden. No siempre es tu lado impulsivo el que toma el control, también te derrumbas por completo, pero en silencio. Aries, aquella vez que el dolor te carcomió de pies a cabeza, pensaste que ahí te ibas a quedar, se te fueron las ganas de todo y te hundiste. Sin embargo, en lo más profundo de tu ser sabías que lo ibas a lograr, porque estás acostumbrado a hacer cosas grandes, eres un guerrero y no le temes a lo desconocido. Quizá hay momentos en los que tu equilibrio desaparece, sin embargo, basta un par de días para que lo recuperes. Tu versatilidad te sorprende hasta a ti mismo, nunca subestimes de lo que eres capaz, porque sabes que para ti no hay un muro. Mientras te seas fiel, digas lo que piensas y lo que sientes cada pieza volverá a su lugar.