Bien, intenta recordar todas esas veces en las que lo diste todo por la otra persona. Cuando te olvidaste del tiempo al caer la noche y hundirte en la conversación. Cuando dejaste todo con tal de ir a limpiar sus lágrimas, cuando le recordaste lo bonito que lucía, cuando lo inspiraste…Y así, podríamos irnos escribiendo hasta que la Luna nos acompañe. Lo que quiero que te preguntes es ¿cuántas veces hiciste lo mismo por ti? La mayoría de las veces te pierdes entre la atracción y el amor, pero olvidas el propio. Por ello, ahora estos signos empiezan a sospechar que el amor de su vida son ellos mismos: 

1.- Leo 

Eres la persona que aprendió a creer en sí misma, la que ahora reconoce sin filtros sus debilidades y sus fortalezas. La verdad es que hace mucho que te dejó de importar que la gente piense que eres egocéntrico. Te gusta ser el centro de atención, porque te agradeces por todas las noches de desvelo, porque aunque muchas veces te dio miedo seguiste adelante. Te agradeces por ser un alma generosa, comprometida, la que no se anda con juegos cuando se plantea una meta. Eres un ser encantador y te enamoraste de ti, después de saltar de un corazón roto a otro. Ahora luchas contra tus inseguridades y te aferras a tu amor propio, porque sabes que al final de todo sólo te tienes a ti y por eso decides darte lo mejor. 

2.- Sagitario 

Sagitario es ese ser que se rige bajo sus propias reglas, no le interesa ir por la vida complaciendo expectativas absurdas. Sí, las dificultades son reales, pero prefieres verle el lado bueno, prefieres enamorarte de la vida, con todo y sus tragos amargos. Dicen que te opones al compromiso, yo digo que prefieres tu autonomía. Has pasado tanto tiempo contigo que hasta te gusta tu lado oscuro. No eres perfecto y no te interesa serlo, simplemente decides amarte como nunca, quieres consentirte, escucharte. No tienes prisa en que llegue la persona indicada, porque estás con el amor de tu vida, porque todos los días lo ves frente al espejo y sabes muy bien que no hay mejor compañero de aventuras, que esa alma llena de locura. 

3.- Acuario 

El amor de la vida, Acuario es quien decide no perderse en ello, simplemente se enfoca en amar. Es el signo que se compromete con sus convicciones, que no va a cambiar sus actitudes sólo para que alguien decida caminar a su lado. Si te gusta, adelante, pero no te va a rogar. Acuario ama estar consigo mismo, perderse en un cúmulo de pensamientos, es libre en todos los sentidos. Es quien busca el cambio, pero a su paso, quien detesta las presiones. El alma de mente abierta, el que no se engancha en lo laborioso. Acuario tiene el hoy, se concentra en el presente y no pierde el tiempo en algo que nadie conoce, la vida es así y es más divertida cuando se pone impredecible. Cuando los amores cambian, pero el real se queda en tu interior. 

4.- Piscis 

Piscis también es uno de los signos empiezan a sospechar que el amor de su vida son ellos mismos. Detrás de un alma suave, entregada, dulce, se esconde alguien que no confía. Piscis prefiere mil veces perderse en su mundo, que tener que confrontar todo el tiempo. No tolera lidiar con críticas ni restricciones absurdas. Piscis se abruma de los amores y llega un punto en el que sólo quiere un respiro desesperado. Empieza a sospechar que el amor de su vida es él mismo, porque nadie tiene la empatía para comprender la forma en que percibe el mundo. Piscis está descubriendo que no puede ir por la vida padeciendo el dolor ajeno, que tiene una historia que escribir y que no puede escapar de su destino. Que tenga quien tenga que llegar y que se vaya quien se tenga que ir. Ahora tiene la seguridad de que le da igual, porque al final reconoce que el amor que se tiene está por encima de todo lo demás.