Realmente es un alivio llegar a esa edad en la que lo único que quieres es tener salud, que tus seres queridos estén bien, un techo en donde dormir y un rico plato de comida en la mesa. Con el paso del tiempo empiezas a valorar lo que realmente importa y ahí es cuando muchas personas ya no encajan con tu vibra. Al contrario, se convierten en una especie de sombra que sólo te resta energía. Es por ello, que hay signos del zodiaco que ya no lo van a permitir, ya aprendieron lecciones con grandes heridas y no piensan dar un paso atrás. Son los signos que entendieron que primero es su paz y al carajo lo demás. 

1.- Capricornio 

Por fortuna, Capricornio es uno de los signos más centrados del zodiaco, la verdad es que no dejan que su corazón se deje llevar del todo. No es que no crean en el amor o la amistad, lo hacen, pero siempre cuidando su integridad. Ya que no están dispuestos a lidiar con personas tóxicas. Capri, trabaja muy duro para mantener la estabilidad en su vida y no va a permitir que alguien más venga a interrumpir su tranquilidad. Eso no tiene nada que ver con su carácter, es una persona divertida y atractiva, pero no piensa mostrarle su mejor versión a cualquiera. Si un Capricornio decide poner una barrera contigo y no se abre emocionalmente es porque no confía en ti. Necesita tiempo, quiere hechos, no un montón de palabras que al final se van con el viento. Es uno de los mejores amigos, muy leal, entregado y no te dejará cuando más lo necesites. Es el tipo de persona que se convierte en el pilar de los que ama, sabe cómo limpiar lágrimas ajenas, siempre y cuando, el vínculo sea mutuo. 

2.- Virgo

Virgo no siempre fue tan cerrado cuando se trataba de emociones. Sin embargo, ha tenido que aprender con grandes decepciones que no es bueno confiar en las personas a la primera. A veces, nos encontramos con un montón de máscaras, gente que finge ser alguien que no es y a la primera oportunidad te traicionan. Virgo, está cansado de lidiar con eso, no quiere desgastarse en esperar que alguien cambie. Si la persona no está lista para tener un vínculo sano y honesto, es mejor que siga su camino. No hablo sólo en términos de pareja, también amigos y familiares. Virgo, puede ser muy bueno, brindarte su apoyo, pero si ve que no está construyendo lazos recíprocos no piensa perder el tiempo. No está dispuesto a convertirse en el salvador de nadie. Ya bastante complicado es enfrentar sus propios problemas. Puedes confiar en Virgo, si te promete que estará contigo, así será. Pero no lo lastimes, porque será un adiós definitivo. 

3.- Tauro 

Vaya, que para Tauro es un logro decir que se elige por encima de todo. Por mucho tiempo fue la persona que siempre cedía, la que tenía que luchar con noches de insomnio para buscar una solución, pero se cansó. Esa persona ya no existe, aprendió a poner límites y se dio cuenta de que no es más valioso por lo que haga por los demás, no tiene que intentar darle todo al otro para que lo aprecien. No está interesado en nada que le provoque estrés y ansiedad. Es su honestidad la que lo ha salvado de nuevas malas compañías. Lo que menos quiere es acumular resentimientos, no tiene nada en contra de nadie, sólo quiere centrarse en sí mismo y su felicidad. Si alguien no encaja con eso, simplemente no merece un lugar en su vida. Sí, tal vez se atreven a llamarlo egoísta porque no tienen ni la menor idea de lo mucho que le costó levantar la mirada después de largas noches de llanto. Ahora, sabe que es su prioridad y no piensa darle gusto a nadie. 

4.- Leo 

Lo mejor que le pudo pasar a Leo es darse cuenta de todo el poder que hay en su interior. Le costó entender que sus inseguridades eran su principal enemigo y que había gente que llegaba a sus días para lastimarlo, porque él mismo era quien les abría las puertas. Ya no, ese Leo que creía que todos tienen algo de bondad en el alma desapareció. Ahora, sabe que hay gente cruel, con las peores intenciones, tanto que superan la ficción. Sin embargo, ya tiene la valentía de ponerles un alto, sabe que no tiene que soportar, ni quedarse en un lugar en el que no es feliz. Leo, no piensa seguir cargando con culpas que no le corresponden. Si tiene que dejar un amor, un trabajo, un hogar, lo hace. Ya no quiere tolerar ni vivir con la sensación de que está en un lugar o con alguien que no es feliz. Sus metas son grandes, están llenas de valentía y a muchos les queda grande el saco. Así que, lo mejor que pueden hacer es no estorbar. 

5.- Escorpio 

Escorpio lo entendió todo. Sabe que es un signo pleno, que está lleno de magia, con un alma poderosa y un espíritu libre. Está vivo y mientras tenga la oportunidad de respirar no va a permitir que los problemas de otras personas terminen en sus hombros. Por mucho tiempo fue esa persona que siempre estaba ahí para levantar y nadie lo valoró. Al contrario, se sintieron más confiados en recurrir a Escorpio, sólo cuando les convenía. Hasta que el jarrón se rompió, salió todo lo malo que no lo dejaba avanzar y se dio cuenta de que en esta vida lo más importante es su paz. No está dispuesto a permitir que nadie lo controle. Ya no va a desperdiciar su energía con gente que vale tan poco. Prefiere tomarse el tiempo para analizar lo que le conviene y lo que no.  Entendió que puede amar con todas sus entrañas a una persona, pero eso no es sinónimo de que le haga bien, y a veces, no queda más que soltar. Se eligió a sí mismo, a ponerse en primer lugar y arreglarse internamente antes de volver a entregar sus emociones. Lo siento, quien no lo entienda se puede marchar. 

6.- Libra 

Sí, Libra puede ser emocional, empático, puede ser la persona que lo deja todo con tal de ayudarte. Es su corazón el que habla, el que es capaz de sentir el dolor ajeno y festejar las victorias. Sin embargo, se agota, llega un momento en el que se siente estancado. Es como si todo lo que diera se fuera a la nada, porque no recibe nada a cambio. Y no es que haga las cosas por conveniencia, pero no se vale que sólo acudan a su lado cuando necesitan algo. Es un ser humano como cualquiera, también tiene altas y bajas. De vez en cuando sólo necesita que lo escuchen, que estén ahí para recordarle que todo estará bien. Sin embargo, al darse cuenta de que no hay responsabilidad afectiva no quiere estar ahí. Es desgastante darlo todo por alguien para recibir migajas. Eso no es vida, es una dependencia de la que Libra ya salió y no piensa regresar. Ahora, quiere sentir tranquilidad, ningún tipo de presión y mucho menos sentirse culpable por la inmadurez de alguien más. ¡Adiós! Ese tipo de Libra ya es del pasado.