Ojalá supiéramos el futuro que la vida nos tiene preparado, así soltaríamos más fácil. Nadie nos enseña a decir adiós, incluso cuando las cosas van mal, cuando el amor se apaga y sientes que sólo estás ahí por costumbre, duele, porque al final es una parte de tu historia, ¿y quién suelta algo así de fácil? Sin embargo, hay signos que les cuesta despedir al pasado de su corazón y seguir adelante. 

¿Cómo le hace uno para dejar que la vida siga su curso? No te castigues, deja que las lágrimas corran por tu rostro si es necesario, quédate despierta hasta que eches a fuera todos esos pensamientos que te atormentan, date un tiempo para sanar, porque si te aferras el pasado se convierte en un fantasma, en la sombra que interrumpe tus nuevos pasos y en ese trago amargo que baja por tu garganta. 

Despedir al pasado de su corazón 

Hay signos del zodiaco que son un cúmulo de emociones andando, que les cuesta separar una cosa de la otra. Porque su naturaleza es amar, entregar nobleza y verle el lado bonito a las cosas. Por lo mismo, no se rinden fácilmente cuando aman de verdad, van a luchar de forma imparable para lograr lo que quieren. Les atormentan los puntos finales, no aceptan despedirse del pasado tan fácilmente. 

Pero no te equivoques, el hecho de que estos signos extrañen a alguien, no quiere decir que van a seguir buscándolo, tienen dignidad y hace tiempo aprendieron a no humillarse por nadie. No obstante, en el fondo de su corazón saben que aún no están listos para dejar ir, necesitan más tiempo. Sobre todo, para ellos mismos, para darse la oportunidad de recuperar su amor propio y así volver a empezar. ¿Quiénes son? 

 

Escorpio 

Es curioso, a simple vista Escorpio es la persona que pone a temblar a cualquiera, pues es uno de los signos más directos que vas a encontrar. La determinación es una de sus mejores cualidades y, no van por ahí entregando el corazón a cualquiera. Sin embargo, cuando lo hacen la intensidad se les nota, ellos aman o no lo hacen. Porque les costó trabajar mostrar su lado vulnerable, no quieren soltar. 

 

Virgo 

El punto que puede poner a Virgo entre la espada y la pared, es que son muy analíticos, no toman decisiones a la ligera, necesitan estar seguro de lo que sienten. Digamos que son los perfeccionistas del amor, no les gusta aparentar felicidad pero sí trabajan duro para conseguirla. Cuando las cosas van mal se angustian pero reconocen cuando la relación no da para más. 

 

Leo  

Los Leo nacieron para ser amados, disfrutan de las relaciones afectivas en las que el tacto es uno de los ingredientes principales: besos, abrazos y caricias no pueden faltar en su día. Así que, cuando ven que el vínculo se empieza a enfriar se les nota la tristeza en la mirada. Cuando viven la experiencia de un corazón roto necesitan más tiempo que el resto, no dicen adiós de la noche a la mañana. 

Libra 

Sin duda, Libra es la ironía más bonita del amor, porque mientras tiene la capacidad de superar traumas dolorosos, también le cuesta despedir un amor de su corazón. Son muy de guardar información, así que cuando todo termina los pensamientos la invaden y se centra en todo lo bonito, por eso le cuesta soltar y empezar una vida nueva. De alguna manera, siente que es una traición.