Hay veces en las que tienes que respirar tan profundo, que eso de «contar hasta diez», no sirve de mucho. Y es que hay personas que tienen el don de despertar tu lado más oscuro, en donde habitan tus ganas de desaparecer a un montón de personas, porque tienen la cualidad de ser insoportables. Estoy hablando muy en serio, no les cuesta ni un poco enojarse y arrasar con todo a su paso. Sin embargo, hay signos del zodiaco que les ponen un alto en seco, con ellos que ni se metan porque van a topar con pared. Estos signos no están para aguantar el mal genio de nadie, ya les basta con el suyo:

1.- Aries 

Si están de mal humor, la tierra es muy grande para que encuentren otro sitio en donde descargar su mala energía. Aries, no está para tolerar malos tratos de nadie, no tiene tiempo de justificar las acciones de alguien que no tiene el valor de hacerse responsable de sus propias emociones. Eres un signo dominante, tienes un lado arrebatado y cuando te enojas no te tocas el corazón, la diferencia es que tú sí tienes las agallas de enfrentar las consecuencias sin miedo a nada. No toleras el drama ajeno, si está en tus manos ayudar a alguien lo haces con mucho gusto, pero si esa persona insiste en jugar el rol de víctima que lo olvide, no perderás el tiempo en eso. Es muy simple, si alguien te provoca a la mala, va a conocer tu lado más duro, el que atemoriza, el que dice verdades que hieren y tal vez ayuden a despertar, pero se van a quedar en el corazón formando una enorme cicatriz. 

2.- Escorpio 

Cuando el mal genio aparece en la vida de un Escorpio, es sinónimo de despertar su orgullo. Créeme no quieres conocer ese lado pasional, misterioso e impredecible, que deja que la furia haga de las suyas. Escorpio, sabe lo que quiere en la vida, pero por supuesto que lidiar  con el temperamento de alguien más no está en sus prioridades. Eso no significa que no sea tolerante, es preciso y nada conformista, eso es suficiente para sacar a personas que no lo benefician en nada. Es un signo que cuando se molesta lo hace desde las entrañas, basta que toquen una de sus sensibilidades para que explote la bomba. Así que, asegúrate de no convertirte en una carga. Quizás te parezca muy exagerado, pero no está para aguantar malos tratos, caras de incomodidad, groserías, y mucho menos críticas que no pidió. Ya bastante complicado es entender el montón de emociones cambiantes a las que se enfrenta su alma, como para todavía indagar en las heridas de alguien que no busca ayuda, sólo quiere descargar su amargura en los demás. Lo siento, pero con Escorpio te equivocas. 

3.- Tauro 

Si hay algo que Tauro no soporta en esta vida, es tener que convivir con esas personas que se excusan diciendo que así son y que no van a cambiar, para descargar todo el rencor que les inunda el corazón. La verdad es que es un signo tan productivo que difícilmente se va a dejar llevar por los chantajes de la otra persona. De hecho, Tauro, es muy tranquilo, tiene el don de encajar fácilmente con la gente y no va haciendo sentir mal a nadie. Esa es la razón por la que cuando siente que ya no puede con el mal genio prefiere alejarse un tiempo para no lastimar. Pero…  hay que aceptar que hay signos que de plano ponen a prueba su paciencia y lo sacan de quicio una y mil veces. En ese caso Tauro no se va a desgastar, le deja claro a la persona que no es bienvenida, que es mejor que vaya y riegue su mala energía a otro lado, porque con él no va a conseguir nada. Recuerda que es el más testarudo, no lo subestimes. 

4.- Leo 

Mucho cuidado con un Leo, porque lo que tiene de trabajador lo tiene de impulsivo. Es mejor que no lo menosprecien cuando el mal genio toca a su puerta, porque en ese momento puede convertirse en la persona más vengativa de este mundo. La buena noticia es que una vez que se le baja el coraje, se le olvida, así que por tu bien, sólo aléjate. Es muy especial, su carácter es el que no conoce de filtros. Leo goza de la transparencia y odia las hipocresías, así que no siente la necesidad de quedar bien con nadie. A quien le guste bueno y a quien no, adelante, hay muchos otros caminos que seguir. Leo, sabe que no es una pera en dulce, pero de ahí a tener que lidiar con el mal carácter de alguien más, ni de broma. Es como si se sintiera amenazado, no está para tolerar a alguien que sólo es sombra y que desafía los límites de su calma . En ese momento lo relaciona con drama y simplemente le dice adiós. Leo, no se reprime, cuando no le caes bien, es no y punto. No está para forzar nada. 

5.- Virgo 

Yo no diría que Virgo tiene un mal genio, digamos que tiene baja tolerancia a las personas que van cometiendo una tontería tras otra. Se cansó de ser el signo que siempre daba segundas oportunidades y entendió que hay gente que aunque nos duela no tiene remedio. En esos casos lo mejor es poner las cartas sobre la mesa, lo que te molesta y lo que no. Virgo, no se guarda nada, si su honestidad provoca que la otra persona se sienta ofendida, es algo que tiene que trabajar interiormente, pero no por eso va a esconder lo que siente. La verdad es que Virgo ya está acostumbrado a caerle mal a la gente. Si hay algo que le enoja es que esté trabajando detalladamente en alguna cosa en particular y que lo molesten para descargar toda la furia contenida. Sí, puede que sea un signo reservado, pero no dejado y de la misma manera que te deja entrar a su vida, te saca de ella con sólo pestañear. Hace que te arrepientas por haberlo molestado. 

6.- Cáncer 

Es fácil exigir, señalar y juzgar, cuando no estás en los zapatos de un Cáncer. La verdad es que su día a día es sinónimo de luchar con el montón de emociones cambiantes que no lo dejan en paz. Además, siempre está pendiente de la vida de los que ama. Cáncer no puede evitar proteger a los suyos, y muchas veces por querer tener todo bajo control, se va al otro extremo, en donde su temperamento grita desesperado que ya no puede más y se convierte en la persona que de la nada se pone de malas. ¿De la nada? Basta con que te sumerjas un poco en su vida, para darte cuenta que está intentando salir victorioso de un montón de guerras de las que no habla con nadie. Es un signo sensible, tranquilo y muy amoroso, pero también honesto y no piensa darle entrada a gente con mal genio que lo único que hará es convertirse en una piedra más en su zapato. Cáncer, lucha contra sus propios demonios, algunos con mucho dolor que se disfrazan de mal humor, ¿por qué toleraría el de alguien más?