A veces no quiero ir a trabajar, pero…luego recuerdo que la pobreza me lo exige y se me pasa. ¿Cuántos no se sienten identificados con eso? Las mañanas son pesadas, tanto que necesitas un lapso para sentarte a la orilla de la cama mientras piensas si realmente vale la pena ir de nuevo al trabajo. Y sí, llegas a la conclusión que no tienes otra opción, porque aunque no te gusta tienes gustos de millonario. Digamos que eres de los que no se lleva bien con el horario laboral, pero sí con la nómina. En fin, nadie dijo que la vida sería color de rosa, ¡a darle! Porque quizás seas uno de esos signos que no quieren ir a trabajar porque tienen gustos de millonarios:

1.- Leo 

Leo es así, no está aquí para conformarse con nada, quiere brillar y quiere gozar de lo bueno de la vida. Si eso significa que tiene que esforzarse el doble, pues lo hará, pero por gusto propio, porque quiere sentir la libertad de que puede comprarse lo que quiera en el momento que lo decida. Leo tiene un lado vanidoso que pocos pueden llenar, pero por fortuna no necesita que nadie le baje las estrellas, tiene la gallardía y la disciplina, como para enfocarse en un objetivo hasta cumplirlo. Es claro que es un signo que nació para ser líder, para dar lo mejor y tener lo mejor. Son muchas las veces en las que ha querido abandonar todo y simplemente empezar de cero, pero…recuerda el camino recorrido, todo lo logrado y ahí es cuando se calma. A Leo le da igual si el de al lado está avanzando a pasos agigantados, se preocupa por sí mismo, por ser mejor que ayer y con eso basta. Cuando no tiene ganas de ir a trabajar simplemente recuerda el viaje que ha soñado, el platillo que ama y lo mucho que quiere darle una manita de gato a su hogar. Eso basta y sobra para que siga adelante. 

2.- Virgo 

¿Qué esperabas? Virgo no siempre puede levantarse con toda la energía del mundo y sonreír para ir al trabajo. De hecho, llega un punto en el que ese tipo de personas que presumen de espiritualidad y positivismo exagerado, simplemente lo abruman. Virgo tiene sus malas rachas, en las que no quiere saber nada de nadie y lo que menos le importan son los pendientes del trabajo. No, no siempre es así, la mayoría del tiempo tiene todo bajo control y sobresale por su labor eficiente, pero…¿qué tiene? No pasa nada si de vez en cuando exige una pausa, pero por favor no insultes su inteligencia, porque sus gustos millonarios harán que vuelva con toda la actitud a trabajar. Es un signo vanidoso, sofisticado y no va por ahí pidiéndole nada a nadie. Si Virgo sale a disfrutar a un restaurante exclusivo, viaja o se compra sus caprichos, es por su esfuerzo, odia depender de alguien más. Levantarse todos los días para ganarse la vida, aunque no quiera, es una prueba más de que es capaz de lograr todo lo que se proponga. Nunca subestimes a un Virgo, porque no tienes idea de la resiliencia que hay detrás de su mirada. 

3.- Libra 

Bien, empecemos por dejar claro que Libra es el signo más atractivo, pese a quien le pese. Así que obviamente disfruta de la buena vida y los lujos no son una molestia en sus días. Pero es un signo muy independiente y cuando se enfoca en algo trabaja duro para que se convierta en realidad. Es claro que la vanidad es una de sus fieles compañeras, pero también la estética, a Libra le gusta que las cosas se vean bonitas y estar en un ambiente que le haga sentir tranquilidad. Por ello, tiene claro que la estabilidad económica es importante y que aunque le cueste mucho aceptar un día más, termina saliendo a darle la cara a la vida. Lo que tiene Libra a su favor es el orgullo, puede que muchas veces sienta que ya no puede más, pero hay una parte en su interior que lo motiva, que quiere demostrar que puede con eso y mucho más. La vida es así, complicada y costosa, así que si Libra quiere seguir gozando de sus gustos le tiene que agarrar amor al trabajo. 

4.- Tauro 

Lo siento pero Tauro sabe muy bien que sólo tiene una vida y que no va a perder la oportunidad de tener lo mejor de ella. Es un signo que no se deja conquistar fácilmente con regalos, aunque le gusten, no significa que caerá a tus pies a la primera. La razón es muy simple, sabe que tiene las capacidades necesarias para hacer realidad cada uno de sus sueños. Además, los Tauro son controladores, ellos son los que deciden qué, cuándo, cómo y con quién. Si alguien no está preparado para una persona que sabe lo que quiere y que no piensa conformarse para darle gusto a otros, es mejor que siga su camino. Odia tener que lidiar con la sensación de no querer ir a trabajar por las mañanas, pero ama cuando tiene el poder de consentirse con algún gusto. Tauro ama las cosas lindas, lo que rompe con lo convencional, lo exclusivo, no quiere ser mejor que nadie. Quiere ser mejor que él mismo y ahí es cuando es capaz de ducharse con agua fría para seguir adelante. No dudes de un Tauro porque es exigente, organizado y decidido. Basta que quiera algo para que sea suyo. 

5.- Cáncer 

Lo primero que debe quedar claro es que el hecho de que Cáncer sea un signo dulce, protector y amoroso, no significa que no ame ir de compras y olvidarse de todo. Es un signo que pone por delante el amor, pero no le molesta cuando lo ostentoso se vuelve parte de sus días. Su mundo es más que la sensibilidad, hay momentos que no cambiaría y en los que el dinero se vuelve un gran alivio. Por ejemplo, viajar con su familia, comprarse el coche de sus sueños, decorar el hogar a su antojo, consentirse con un nuevo perfume. A Cáncer le gusta tener esa sensación de poder, en la que no necesita pedirle permiso a nadie y que si se le antoja ir a dar una vuelta lo hace sin miedo al qué dirán. Su paladar es exigente, no siempre se trata de platillos costosos, pero sí tienen que cumplir con sus expectativas o prefiere comer en casa. Cáncer ama tomar decisiones arrebatadas en las que lo único que importa es consentirse después de un mal día y la verdad es que muchas veces se lo agradece a su bolsillo. 

6.- Capricornio 

Capricornio y su relación complicada con el dinero. Puede que a simple vista no parezca que sea de los signos que caen ante la tentación de los lujos, pero la verdad es que sí tienen gustos millonarios. Pero lo disimulan muy bien porque son unos expertos a la hora de ahorrar, son ese tipo de persona que siempre tiene algo de efectivo debajo del colchón para salir de apuros. Eso no significa que estén para solucionarles la vida al otro, ahí es cuando lo etiquetan de egoísta, pero no es así. A Capricornio le ha costado mucho llegar al lugar en donde está y sabe que no es justo que alguien viva por su esfuerzo. Capricornio tiene la habilidad de multiplicar todo el dinero que llega a sus manos, son expertos a la hora de detectar ofertas y tienen un lado humilde que los mantiene alejados de las exageraciones. A veces, tanto trabajo lo hace sentir abrumado y ahí es cuando quisiera faltar un día. Pero es sólo por un momento, la pasión y sus ganas de superarse ganan. Capricornio no se rinde, puede sentirse muy agotado y sin esperanza, pero aún así se levanta. 

7.- Escorpio 

La cosa es simple, Escorpio tiene una debilidad por el dinero, siempre y cuando, lo haya conseguido con el sudor de su frente. Lo que más odia es sentir que depende de alguien, no tolera la idea de ponerse en las manos de otro. Así que, se esfuerza en tener poder, hacer lo que ama, atreverse en todos los sentidos. Escorpio es impredecible, porque no es de los que invierte su capital en extravagancias, quiere tener una vida soñada, pero también ayudar a quien ama, recuerda que es un signo muy emocional. Sin embargo, no es perfecto, son muchas las veces en las que ha sentido ganas de tirar la toalla, pero sigue de pie y asiste al trabajo, aunque la tristeza vuelva más lento su andar. Es intenso en todo, cuando se trata de darse gustos, no presta mucha atención en los ceros que van a disminuir en su cuenta. Sus gustos de millonario le recuerdan que no puede quedarse entre cuatro paredes esperando que los milagros sucedan. Al contrario, Escorpio toma el toro por los cuernos y prueba que el milagro es él, su respirar y la manera en que jamás baja la guardia.