A veces, la vida llega y te sacude sin avisar, hace que tus lágrimas corran sin parar y que respirar cueste trabajo. A veces, tienes que hacerlo a puerta cerrada, como si fuera un pecado sentir el corazón hecho pedazos. Y justo cuando no puedes más, cuando crees que terminarás hundido entre tanta depresión, justo ahí te das cuenta de lo fuerte que eres, porque no tienes otra opción. Porque no hay tragedia que sea capaz de acabar con un alma tan buena y estos signos del zodiaco lo saben:

1.- Tauro

Sí, es posible que tu lado necio te ponga constantemente entre la espada y la pared, porque detestas no tener la certeza de que estás haciendo lo correcto, pero cuando te duele el alma es cuando tu parte testaruda te toma desde las entrañas y te recuerda que te has levantado de peores batallas. Darte por vencido no es una opción, puede que el nudo en el estómago te haga dudar y que el llanto a mitad de la noche sea la razón por la que no puedas dormir, pero aún así vas a levantarte con una sonrisa a la mañana siguiente, porque tienes la voluntad que muchos quisieran y porque sabes que el trago amargo va a pasar.

2. Acuario

La vida es buena, te ha enseñado quién sí y quién no. Porque hay quienes sólo se acercan a ti para lastimarte, para criticar tu forma de pensar, para hacerte menos e impedir que logres tus sueños. A veces, no puedes con tanta negatividad y terminas alejado de todos, dándole gusto a la gente mala. Sin embargo, en medio de las cuatro paredes de tu habitación y con la tristeza de la mano, te vuelves a levantar. Y es que tu mentalidad es quien no te suelta, eres demasiado ágil, sabes comprender a profundidad y te das cuenta que hay quienes no son felices y les molesta tu brillo. Ahí es cuando no te queda más que poner límites, cuando tienes que luchar con esa batalla, porque le estás dando el poder de romperte.

3.- Escorpio

Pocos saben lo que en realidad sucede en el corazón de un Escorpio, pocos saben que detrás de esa mirada fuerte y esa personalidad que intimida se esconde un alma tremendamente emocional, que lo único que necesita es un abrazo para continuar. No obstante, cuando se da cuenta que sólo se tiene a sí mismo es cuando entiende que nadie va a vivir por él. Es él quien tiene que limpiarse las lágrimas, es él quien tiene que salir de su zona de confort. Es quien tiene que mostrarse frío y duro para que las personas entiendan que jugar con sus sentimientos no es válido. Es él quien tiene que abrazar su dolor para continuar, no hay más.

4.- Leo

Eres quien siempre se exige, quieres más, quieres complacer, quieres brillar y eso se vuelve una presión constante. Y es que por más que te esfuerzas llega un momento en el que las cosas se derrumban y ahí es cuando sientes que no lo vas a lograr, cuando tu parte negativa te dice que no eres suficiente. Si a eso le agregamos que hay quienes sólo están esperando que intentes rendirte para aplaudirlo, la cosa se pone complicada. Pero en medio de tanta frustración y dolor, es cuando encuentras tu valentía, la capacidad que tienes para superar momentos difíciles. Leo eres resistente, por más olas y olas que te sacudan siempre te levantas. Detrás de tu parte débil hay alguien que sigue avanzando y eso es lo que te hace diferente, lo que te llevará a la cima, no lo olvides.