Dicen que tenemos que ser selectivos con nuestras batallas, a veces es mejor tener paz que tener la razón. Sin embargo, hay signos del zodiaco con los que pocos pueden lidiar cuando se trata de discutir. Y es que han aprendido a no callar, a mantener la mirada en alto y defender a capa y espada en lo que creen. Algunos creen que son intimidantes, no es que vayan provocando peleas, pero cuando los buscas los encuentras y, te dan las lecciones de tu vida. Estos son los signos que no se quedan callados cuando se trata de discutir:

1.- Aries 

¿El más peleón de todos? La verdad es que yo no definiría a Aries como alguien conflictivo, es sólo que su energía es imparable. De hecho, son bastante tolerantes, pero llega un punto en el que los hacen enojar a tal grado que se olvidan de todo. Ten en cuenta que estamos hablando de un signo de fuego, así que no siempre pone por delante las emociones y eso puede ser su arma más letal, porque te da justo en donde más te duele y ni siquiera necesita ponerte un sólo dedo encima. 

Aries no se va a quedar callado si lo estás atacando, la defensa viene desde sus entrañas. Es su lado temerario y competitivo el que responde. Lo mejor es que le des su espacio porque si está enojado hará lo que sea por verte suplicar que pare. 

2.- Tauro 

Tauro también es uno de los signos que no se quedan callados cuando se trata de discutir. Un signo de Tierra, al que le cuesta lidiar con la inestabilidad, no se lleva bien con lo impredecible, es por ello que las sorpresas no son algo que los motive. Tauro se enfoca en sus propios objetivos, no se pierde en el qué dirán, es muy práctico y se aleja del drama, pero… si comienzas a atacarlos es posible que te pongan en tu lugar en un abrir y cerrar de ojos. 

Tauro es muy terco, de verdad, si su objetivo es ganar esa discusión, lo hará. Es muy inteligente y sabe cómo no usar la fuerza para hacerte pedazos. No pierdas el tiempo, porque su ingenio te supera en mucho. Tauro prefiere la paz, así que si llegas a interferir su momento zen, simplemente tienes que estar preparado para las consecuencias. Vas a despertar al Toro que lleva dentro. 

3.- Géminis 

La realidad es que es bastante complicado hacer enojar a Géminis. Es un signo muy versátil, se adapta a cualquier círculo de personas y es tolerante. Su mente abierta es lo que los mantiene alejados de los problemas, pero llega un punto en el que ya no puede más, cuando ponen a prueba su carácter fuerte. 

Géminis es emocional, pero también muy temperamental, si lo haces enojar vas a conocer su lado más oscuro y terminarás pidiendo perdón sin darte cuenta. Hay un lado de Géminis que es cruel, que no cede ante súplicas falsas, que no va a parar hasta verte realmente arrepentido. Géminis puede ser muy acelerado e intenso, si está molesto sus palabras se convierten en armas, saben perfectamente cómo hacerte llorar con sólo tocar un punto débil.