Las malas rachas nadie las puede evitar, así es la vida, hoy estás arriba y mañana quizás estés abajo. Lo importante es no rendirse, porque no se trata de que sea fácil, mientras sea posible todo se puede lograr. Hay signos del zodiaco a los que les han tocado tantas sacudidas, en las que creyeron que no lo lograrían, pero se volvieron a levantar. Son fuertes, apasionados, inteligentes. Son los signos que no se rinden y si hay que empezar de cero lo hacen. No importa si pierden todo, porque saben que siempre habrá un nuevo amor, un nuevo empleo, un nuevo amigo, pero vida sólo hay una, y si bajas la guardia lo pierdes todo. Comenzar de nuevo nunca es malo, es una oportunidad para hacer las cosas bien. 

1.- Aries 

Deliberadamente te describes como una persona valiente, amas salir de tu zona de confort. Te gusta sentir el sudor de tu frente cada vez que consigues lo que quieres. Eres así Aries, ese espíritu que siempre encuentra la forma de salir adelante. Para ti no hay barreras, hay ganas y con eso es suficiente para que se vuelva una realidad. Ya estuviste en el hoyo, ya te derrumbaron física, mental, emocionalmente. Ya te quedaste sin nada en la billetera, pero aún así te levantaste. Qué bueno que eres así de cínico, de terco y de atrevido, porque ha sido la única forma en la que no te rindes. Para ti esforzarte es lo mejor, es asegurarte de que vas por buen camino. No sientes apego por nada, si hay que soltar un amor, un amigo, algo material, pues se suelta, porque la vida no se detiene. 

2.- Leo 

Valiente, activo, cambiante, pero muy disciplinado. Así es como funciona el cerebro de un Leo, el signo que no conoce límites cuando se trata de cumplir uno de sus objetivos. Su carácter es muy determinado, eso de darle vueltas al asunto no es lo suyo, prefiere presentarse con la verdad de frente y sin miedo a las consecuencias. Tiene una actitud muy positiva, siempre viendo la posibilidad en todo. Puede que el cambio lo haga ir en contra de sus expectativas, pero al final siempre está listo para la batalla. Lo bueno de Leo es que es muy orgulloso, eso no significa que no llore. Como todos también ha sentido que el mundo se le viene encima, pero en las profundidades de su desesperanza aparece su orgullo diciéndole que siempre puede, que tiene que levantarse para brillar en medio de la oscuridad. Es duro consigo mismo, pero ser así lo ha llevado al éxito. 

3.- Sagitario 

El secreto de Sagitario es romper con sus miedos, sabe que la única forma de darle vida a sus sueños es no hacerle caso a sus inseguridades. Es un signo que tiene como objetivo ser feliz, así que, tiene el don de encontrarle el lado divertido a todo. Le gusta descubrir nuevas formas de romper con la rutina. De toda la lista es el que menos le teme al cambio, al contrario, le parece muy extasiante todo lo nuevo, darle un giro a sus días a la vez le da calma. Porque goza de la experimentación, de esas lecciones que te pueden sacar de tus casillas y al mismo tiempo te muestran un nuevo horizonte. Sagitario, reconoce que no es perfecto, ni pretende serlo, simplemente le parece que el mundo es inmenso como para hacer lo mismo el resto de tus días. Así que, una sacudida más no le afecta, lo inspira. 

4.- Escorpio

Si algo tienes muy claro es que las ausencias sirven para valorar lo que tienes. A veces, es  necesario que la vida te ponga un alto, que te quite todo tipo de comodidad y te regrese a este mundo tal y como llegaste, sin nada. Ese es el Escorpio que nunca desiste de sus sueños, al contrario, se esfuerza en seguir las señales. Si algo le da miedo lo hace, porque sabe que la mayoría de las veces siempre vale la pena. Al final, Escorpio, entiende que la vida es así, que no hay que aferrarse a nada, porque todo fluye y vuelve a poner cada pieza en su lugar. Sin embargo, el hecho de que te quedes sin nada no es malo, ahora tienes las herramientas necesarias para avanzar más rápido. Ya conoces el camino hacia el éxito, a ti nadie te tiene que contar. Sabes qué hacer, cómo, cuándo y en dónde, con eso te basta. 

5.- Libra

Si hay alguien que es capaz de nadar en sus propias lágrimas, ese es Libra. Nunca ha fingido que tiene todo bajo control. Hay momentos en los que la desesperación por lograr todo lo que quiere termina siendo la razón por la que se hunde hasta el fondo. Pero aunque sienta que no pueda más, no se detiene. Libra, es capaz de reconocer sus fallas y trabajar en ellas para no volver a cometerlas. Es así, en la vida triunfa aquél que persevera, el que no desiste, el que se esmera en hacer las cosas mejor. Libra, no se deja caer, se refugia en sus amigos, en libros, en todo lo que le devuelva la inspiración para seguir andando. Le gusta tener la satisfacción de que lo recupera todo, pero también reconoce que todo es frágil, puede romperse, y ahí es cuando va a tener que recoger sus pedazos y volver armarlos. 

6.- Géminis 

Géminis, tú tienes muy claro que para empezar de cero hay que amarrarse los sentimientos y enfrentar el pasado. No es que cargues fantasmas que no te dejan avanzar, es sólo que no vas a negar tus cicatrices, al contrario, regresar a ellas de vez en cuando, es una manera de recordarte que siempre puedes, que no importa lo que digan, mientras creas en ti mismo lo vas a lograr. A ti no te importa lo que diga la gente, porque sabes que ellos no te mantienen, tú eres quien se esfuerza por poner un plato con comida en la mesa. Géminis, eres quien rompe con lo convencional, quien se atreve, quien sueña en grande. Puede que mañana no tengas nada y aunque te va a pesar en el alma, te volverás a levantar. Así eres, valiente desde las entrañas. 

7.- Acuario 

Acuario, tiene muy claro que el otro no es su competencia, no está pendiente de la vida de los demás, porque sabe que es con él mismo con quien tiene que luchar. Todos los días se esfuerza en mejorar su versión, se permite soltar el pasado y dejar que la vida lo ponga en donde debe estar. Esa es la diferencia entre Acuario y el resto, porque no teme, confía, sabe que cada situación es para mejorar y eso es sinónimo de abundancia. Puede no tener nada en los bolsillos, estar pasando una mala racha, pero tiene la fuerza como para sonreír, para calmar el alma y recordar que todo estará bien. Eso hace que se vuelva más brillante que nunca, porque entiende la lección de vivir un tiempo en la oscuridad. Al final, todo lo material sale sobrando, Acuario es mucho más que eso, es quien se sacude y empieza una vida nueva si es necesario.