Nunca sabes a ciencia cierta lo que se esconde detrás de un:  ‘¿Qué te pasa?’ y un ‘Nada’. Ahí puede existir la sensación de que tu pareja ya no te quiere, que te está reemplazando o que simplemente le gusta alguien más. Los celos no son normales y mucho menos son sinónimo de amor. Estar enamorado es más que exteriorizar nuestros complejos. No obstante, hay signos que no son celosos pero cuidan lo que es suyo. 

Una cosa es caer en la intensidad, perder el control por nuestras inseguridades y otra muy diferente es poner límites. Está bien querer dejar claro que tu relación no es un juego y que buscas algo más que la formalidad, un vínculo a largo plazo en el que el compromiso sea uno de los ingredientes principales. Estos signos no tienen miedo de perder a su pareja, pero detestan convertirse en la burla del resto. 

Aries 

Aries es quien tiene dominio en la mirada, le gusta que las cosas con su pareja sean claras, no tiene tiempo para ver si la otra persona quiere o no el compromiso, quiere que se atrevan desde el primer momento y si no sigue su camino. Además, es un signo impulsivo, cuando se trata de expresar sus sentimientos no conocen los filtros y si aman a alguien pueden parecer posesivos, pero en realidad sólo quieren que la honestidad esté por delante de todo. Aries te respeta y espera lo mismo, no tolera la infidelidad y ante las primeras señales se marcha. 

Tauro 

Tauro es otro signo que no es celoso, pero cuida lo que es suyo. Un signo que puede llegar a ser extremadamente territorial, le gusta que su pareja sea leal, porque desde el primer momento se muestra tal cual. Su alma es muy inquieta, pero siempre con la fidelidad como principal ingrediente. Tauro goza de los planes, la estabilidad y por ello ama poner las cartas sobre la mesa. Puede que su personalidad sea suave, pero si se entera que alguien le está viendo la cara, va a conocer su lado oscuro. Tauro no se ensucia las manos por personas que no valen la pena, pero te saca de su vida. 

Géminis 

Géminis no va por ahí derrochando celos con sus parejas, de hecho es un signo muy seguro y uno de los más resilientes a la hora de terminar una relación. Sin embargo, cuando se trata de confianza lo toman muy en serio. Si va a estar con alguien es porque se sienten seguros y en calma, si no es así prefieren seguir con su soltería, han aprendido amar su soledad y prefieren esperar hasta que llegue la persona indicada. Detesta cuando una tercera persona forma parte de la relación y ni sueñes que se va a quedar callado, no se guarda las cosas, Géminis prefiere la verdad aunque duela, que vivir un cuento que no existe. 

Escorpio 

Desde luego, que Escorpio no podía faltar en la lista, un signo que honra la pasión, le gusta que sus relaciones derrochen intensidad hasta el último momento. Cuando entregan el corazón lo hacen sin miedos, con sueños y con el deseo de que todo salga como lo soñaron. No soportan la infidelidad y mucho menos la hipocresía, si siente la mala vibra de alguien en contra de su relación, simplemente no es bienvenido. Escorpio lucha por lo que ama, le gusta que su pareja esté bien y tener la seguridad de que no terminará en otros brazos. Si esto último sucede olvídate de que te perdone, puede llegar a ser sumamente rencoroso, es firmar la despedida, no te va a querer más en su vida.