Hay quienes prefieren respirar profundo aunque se estén rompiendo por dentro. Quienes dejan que las lágrimas caigan, quienes no dicen que ya no pueden más y que les duele decir adiós. Quienes se aferran a su dignidad y no permiten que se burlen de ellos. Llámalos orgullosos, pero no van a permitir que los pisotees a su antojo. Son los signos que no te pedirán que te quedes si quieres irte, la puerta está muy grande. Puedes ser la persona que más aman y aún así te pedirán que no sigas estorbando, porque hay otras almas que sí están dispuestas a darlo todo por ti. Lo tienen claro, vete, pero por favor no intentes volver: 

1.- Aries  

Aries es el alma que derrocha energía, la independiente y muy valiente, en realidad no está aquí para engancharse con nadie. Aries decide quedarse con lo bonito de la relación y soltar, siempre y cuando, las cosas hayan terminado bien, si no es así, no esperes que se tomen la molestia de dirigirte la palabra. Cuando las cosas se empiezan a poner complicadas, intenta salvar la relación, tampoco es de los que tiran todo de la noche a la mañana. Pero no pienses que estará rogándote todo el tiempo. Aries se cansa, así que empieza a reemplazar el tiempo que pasaba contigo, se prepara para marcharse y ten por seguro que no cambiará de opinión. Aries lucha por lo que quiere, una pareja que esté dispuesta a seguirle el ritmo, no quiere volverse el niñero de nadie y mucho menos obligar a alguien a quedarse. 

2.- Sagitario 

¿Una ruptura para Sagitario? Es sinónimo de libertad, no pierde el tiempo en engancharse en lo malo. Sagitario es el signo que siempre tiene un millón de ideas en la mente, quiere trabajar duro para cumplir su objetivos y cuando lo sentimental no está funcionando se enfoca en algo más. Si no quieres estar te pedirá honestidad, tal vez quiere saberlo todo, pero una vez que se entere te va a soltar. Sagitario no se lleva bien con el drama, no quiere que las peleas se vuelvan parte de su día a día. Tal vez intente buscar una solución, pero si tus sentimientos son claros no te hará cambiar de opinión. Sagitario puede llorar un par de días, pero te va a soltar y seguir adelante, vibrando más alto que nunca. Sagitario no te ruega, te pide que por favor te hagas a un lado porque hay una fila esperando. 

3.- Acuario 

Acuario y los conflictos no se llevan para nada. Si la relación se vuelve un tormento, no ve la hora de terminar con todo. Lo cierto, es que Acuario no es de tener relaciones todo el tiempo, en realidad honra demasiado su libertad y si algo no le está dando paz prefiere decir adiós. Acuario pierde la motivación cuando el drama se hace presente y puede tomar la decisión en el momento menos pensado. Es Urano quien lo gobierna, así que cuando su mal genio se hace presente no le importa absolutamente nada. Acuario prefiere su estabilidad mental, física y emocional. Además lo influye Saturno, es su parte fría, la que decide  irse por la parte lógica. Si analiza la situación y no ve futuro no pierde el tiempo, da igual si llevan meses o años juntos. No te sorprendas si desaparece de tu vida. 

4.- Piscis 

Sí, Piscis puede ser el amor que lo da todo por ti, el que derrocha romanticismo cada vez que tiene cerca a su pareja. Pero cuando la relación comienza a ponerse caótica pierde el interés, se empieza a desilusionar y deja de ser detallista. Piscis pasa de tener conversaciones profundas, a hablar sólo superficialidades. Es demasiado sensible, soñador y relajado, cuando algo no está bien en su vida se frustra y el mal genio se hace presente. Piscis se aleja poco a poco, hasta que llega un punto en el que ya no puede más. Por más que le duela, por más que llore, no te va a suplicar. Dejará que te marches, pero tienes que estar muy seguro de tu decisión porque Piscis no da segundas oportunidades. Detesta estar en relaciones en las que terminan y vuelven. Es simple, quiere todo o nada, nadie le enseñó a amar con grises.