Ya lo dice la canción, los caminos de la vida no son como imaginamos. A veces, llega arrebatada, con ganas de sacudirnos hasta las lágrimas y otras veces nos llena de alegrías, de ganas de respirar profundo y seguir avanzando. No es fácil, pero con el tiempo aprendes a darle amor a las grietas que has ido acumulando. Ahí está la clave, date la oportunidad de aceptar que no eres perfecto, que vas a cometer mil errores, que los miedos te harán temblar y que los sueños te mantendrán con la mirada en el cielo. Hay signos del zodiaco que olvidan el error y recuerdan la lección: 

3.- Sagitario 

Sagitario es quien nos enseña en cada paso que la vida es un instante, que por más que queramos planear y soñar, no siempre se cumple. Porque hay muchos que ya no llegan al mañana y ahí es donde ha aprendido a valorar cada segundo que le presta la vida. Es por ello que prefieren mil veces ser los locos, los que no tienen límites, los que se cansan de tanto reír. Los que abren una ventana enorme de posibilidades. 

Sagitario es quien te inspira, quien te recuerda lo mucho que vales, lo que eres capaz de hacer hoy, lo que tienes a tus pies y no te has dado cuenta. Eres privilegiado, aún con sombras, con fantasmas del pasado, con ese dolor que no se va de tu alma. Aún así sigues de pie, con una sed de amar y de divertirte que no se compara con nada. La vida es eso, una broma ligera y hay que carcajearse mientras se pueda. Deja de engacharte, ya pasó y quédate con la lección. 

2.- Piscis 

Sin duda, Piscis es uno de los signos del zodiaco que olvidan el error y recuerdan la lección. Es mejor una sonrisa forzada, que un alma lastimada. Piscis es ese tipo de persona que ha pasado por lo peor, el que se ha quedado con lágrimas que forman nudos en su garganta. El que terminó en un rincón desgarrado de dolor, el que creyó que no se volvería a levantar y aún con tantas cicatrices siguió adelante. Es la persona que ha estado demasiado rota y aún así decide no llenarse de amargura, sabe muy bien lo que se siente estar en lo más profundo de la tristeza y no quiere que nadie pase por lo mismo. 

Es por ello, que tiene el valor de agregarle sueños a tu vida, de pintar de optimismo. Es quien canta, baila, ríe, pinta, dibuja, es quien se queda con lo bueno. Respeta su dolor y el ajeno mucho más, pero no piensa quedarse en el mismo capítulo. La vida le ha enseñado que los tragos amargos pasan, pero también los dulces, así que hay que aprovechar cada instante porque no sabes cuándo será tu final. 

1.- Libra 

Entre más ríe un Libra, más herido está. Es un signo que ha aprendido que el dolor no es inevitable, pero que sufrir sí. Libra tiene el valor de recoger cada uno de sus pedazos, aunque sienta que ya no pueda más. Libra se pone en el lugar de los demás, tiene el don de abrigar heridas que no le corresponden, pero irónicamente eso le ayuda a sanar.

 Porque entiende que al final todos estamos luchando contra nuestras propias batallas y no tiene caso adoptar el papel de víctima, no es justo para un alma tan noble. Libra puede sentir un vacío en sus entrañas, la respiración a medias y un dolor en el pecho que no le deja avanzar. Pero de todos modos se avienta al ruedo, esperando lo peor y mejor que tiene la vida para ofrecer. Se cansó de culpar al otro, ahora sólo quiere centrarse en lo bueno, aprender la lección y si tiene otra oportunidad mejorar. La vida es demasiado corta como para llorar y si es así, que mejor sea de felicidad.