Ser mejor que ayer… Hay signos que no luchan contra los demás, no quieren ser mejor que nadie, simplemente trabajan duro para mostrar su mejor versión. Saben que donde hay calidad, no hay competencia, su objetivo está en el espejo. En realidad quieren que todos lo logremos, pero se exigen demasiado porque saben que el camino no es fácil. Son los que no bajan la guardia a pesar de la terrible tempestad. Hay signos que saben que su competencia está en el espejo y no en los demás.

Aries  

Aries tiene riesgo en el alma, es quien siempre está listo para ganar, cuando se trata de mostrar sus mejores cualidades, no toma nada a juego. Le gusta analizar la situación de forma detallada antes de dar un paso en falso. Aries se exige a cada segundo, no subestimes la sed que tiene de lograr lo que quiere, porque superará cualquier obstáculo en su camino. Sin embargo, tiene un corazón noble, quiere sobresalir, pero no tiene la intención de humillar a nadie. 

Leo 

Leo es insaciable en todos los sentidos, estamos hablando del signo que nació para brillar, para romper con cualquier prejuicio o miedo, que le impida demostrar lo que realmente vale. Es un signo que goza de la admiración, no le teme a las miradas, deslumbrar es parte de su día a día. Cada amanecer es una nueva oportunidad para ser mejor, ser más eficiente, inteligente, para aprender. Leo no se rinde fácilmente, no importa que le cueste lágrimas y un enorme esfuerzo, hará lo que sea para alcanzar lo que quiere. 

Capricornio 

Capricornio no puede evitarlo, trabaja todo el tiempo, su mente no para y se exigen tanto, que, a veces, exagera. Capri también es uno de los signos que saben que su competencia está en el espejo y no en los demás. Sin embargo, detrás de tanta disciplina y constancia están sus grandes éxitos, esa persona que no baja la guardia y que se ha convertido en la inspiración para muchos. Capricornio no tiene miedo de sacarte de su camino, si sólo llegas a su vida para derrochar energía negativa. Siempre está al pie del cañón, atento a cualquier amenaza para atacar si es necesario. 

Virgo 

Virgo es quien honra la competencia consigo mismo. Tiene un delirio por hacer todo de forma minuciosa, es quien le apuesta a los planes, a seguir las reglas para obtener lo que quiere. Su nivel aumenta todos los días, es quien se levanta cada mañana y se ve frente al espejo para dedicarse una nueva misión. Virgo no quiere humillar al de al lado, sólo quiere trabajar en sus errores para que la próxima vez le salga todo impecable. Es quien desafía y nunca se rinde. 

Tauro 

Tauro es un alma noble y solidaria, pero cuando se trata de exigirse a sí mismo, puede llegar a ser la persona más cruel. Es el signo que se subestima, porque cree que no está haciendo las cosas como se deben, siempre quiere más y no tolera que alguien interfiera en sus planes. Tauro tiene bien establecidas sus metas y marca sus límites para aquellos que sólo quieren verlo caer. Es el signo que puede perder la paciencia cuando las cosas no salen como quiere, pero lo vuelve a intentar. 

Géminis 

Géminis es quien se avienta al ruedo, quien no le teme al qué dirán cuando se trata de seguir sus convicciones. Es quien siempre está en la búsqueda, trabaja duro para conocerse de forma profunda y por lo mismo se toma las cosas a pecho, siempre y cuando, se trate de sí mismo. Es quien no se rinde, lo intenta una y otra vez, si no gana, encuentra la manera de mejorar, pero no da un paso hacia atrás ni siquiera para tomar vuelo. Es determinante y competitivo de corazón.